Uno de los legados más oscuros de la humanidad ha sido la extinción de otras formas de vida en los lugares donde nos hemos asentado. Hasta la aparición y migración de los primeros homínidos hace unos 80,000 años, los seres vivos del planeta se habían adaptado a las condiciones de sus ecosistemas. Pero estas condiciones comenzaron a cambiar hace unos 40,000 años, cuando nuestros ancestros del Paleolítico comenzaron a cazar y vivir en grandes grupos.

Según un nuevo estudio publicado en la revista Science, la extinción de otros grandes mamíferos ha sido uno de los sellos característicos de la inclusión de nuestra especie en los ecosistemas. Y es que poco antes de nuestra aparición, la Tierra estaba habitada por enormes mamíferos como el mamut, el rinoceronte lanudo y el tigre dientes de sable; una de las causas probables de la extinción de megafauna al final del Pleistoceno podría ser la acción de los homínidos en los ecosistemas.

extincion-humana-vacas-biodiversidad

 

Cuando los humanos no estén, las vacas heredarán la Tierra

A pesar de que en nuestra (relativamente corta) historia como especie hemos aprendido a domesticar y a vivir junto a otras especies de mamíferos, como los animales de granja, los perros y los gatos, la actual crisis climática nos obliga a considerar qué otra especie podría sobrevivir y prosperar en el planeta cuando nos hayamos ido.

Para los científicos, el candidato más probable es la vaca. Analizando los patrones de pérdida de biodiversidad y su relación con la masa corporal de las especies (que tiende a disminuir con el tiempo), “el mamífero más grande sobre la Tierra en algunos cientos de años podría ser la vaca doméstica (Bos taurus)”.

Según el estudio mencionado, la última vez que se presentó una situación similar a nivel planetario fue hacia el final de la era cretácica, hace unos 66 millones de años. En otras palabras, desde entonces no se habían extinguido tantas especies en el planeta. Algunos estiman que entre 24 y 100 especies desaparecen cada día. Algunas estimaciones matemáticas colocan el horizonte de extinción tan pronto como el año 2100.

Sigue leyendo: El planeta perdió el 60% de sus animales salvajes en menos de 50 años: WWF

Sin embargo, con una población de 1.5 mil millones de individuos, las vacas superan en número a todas las otras poblaciones de grandes mamíferos terrestres, incluidos perros y gatos. Hoy en día, “la biomasa de los >4.5 mil millones de animales domésticos en la Tierra excede las estimaciones de mamíferos salvajes al final del Pleistoceno”.

Por desgracia, tras la extinción humana, nunca sabremos si las vacas aprenderán a cuidar de este hermoso planeta mejor que nosotros.