El nuevo etiquetado frontal, que los diputados en México aprobaron, sirve para exigir a las empresas de alimentos empaquetados que informen con mayor claridad y transparencia el contenido nutrimental de sus productos y es, además, el primer paso para detener la expansión de los alimentos procesados en nuestro país. 

En México, el acceso a la comida chatarra, productos procesados y/o muy azucarados, es increíblemente sencillo, y todo gracias a las “tiendas de conveniencia”, que se convirtieron en las distribuidoras número uno de productos chatarra con etiquetados dudosos.

etiquetado-frontal-alimentos-bebidas mexico

El comportamiento comercial a gran escala inició con el TLCAN —ahora T-Mec— . Las grandes comercializadoras estadounidenses tuvieron la oportunidad de inyectar miles de millones de dólares para que la comida chatarra y procesada de las cadenas más reconocidas estuviera a nuestro alcance.

La necesidad por acabar con la distribución de productos procesados y alimentos chatarra que no especifican su contenido, se debe a que México es el país número uno en obesidad infantil —y adulta también—, donde, de acuerdo con datos de la UNICEF, uno de cada 20 niños menores de 5 años, y uno de cada tres, entre los 6 y 19 años, padece sobrepeso u obesidad.

etiquetado-frontal-alimentos-bebidas mexico

Esta epidemia de obesidad está bien anclada en las raíces comerciales y alimentarias de nuestro país, debido a que está comprobado que en México es más barato comer comida chatarra que sana. El estudio realizado por el Overseas Development Institute, evidenció que los precios de los alimentos sanos (frutas y verduras) han ido en aumento en economías emergentes como la de México o la de Brasil.

El aumento de los precios, mezclado con la creciente pobreza y los accesibles bajos precios de la comida chatarra, generan el triángulo perfecto para que las personas decidan saciar el hambre con algo rápido y comercial.

También en Ecoosfera: A México le cuesta más la obesidad que el robo de combustibles: OMS

 

Nuevo etiquetado frontal en alimentos y bebidas frena a la industria de la comida chatarra 

La Cámara de Diputados aprobó con 458 votos a favor el etiquetado frontal, que tiene como objetivo evidenciar el contenido calórico, grasas, azúcares y otros elementos que debemos considerar en beneficio del cuidado de nuestra salud. Además, se advertirá de los posibles daños causados a la salud, tal como se hace en las cajetillas de cigarros, otorgándole al consumidor la responsabilidad. 

La decisión estará en nosotros. De acuerdo con la Secretaría de Salud, 70 de cada 100 personas padecen sobrepeso u obesidad, y el 45% de las muertes en nuestro país están relacionadas con el consumo excesivo de productos con bajo contenido nutricional.

Tendremos frente a nosotros toda la información para tomar la decisión que creamos correcta para nuestra salud, y este será el momento de comenzar a tomar partido sobre nosotros mismos y hacernos cargo de lo que nos toca.

 

Sigue leyendo: Reducir la obesidad para salvar al planeta