El estudiante Aarón Misael Ortiz de la O diseñó Biomaker, una impresora capaz de crear huesos biodegradables para el tratamiento de fracturas o lesiones graves. Este prototipo permitiría tratar las fracturas a bajo costo y con mayor facilidad.

huesos

La impresora funciona a partir de los archivos digitales recuperados de una tomografía de huesos. Posteriormente, la máquina crea un modelo 3D que se implanta en la zona dañada. De esta forma se pueden reemplazar o restaurar los tejidos que requieren células nuevas para crear huesos biodegradables nuevos.

La ventaja de este invento es que las estructuras pueden ser absorbidas por el organismo. Esto quiere decir que la medicina tiene la posibilidad de sustituir los aparatos metálicos o cerámicos para tratar una lesión o enfermedad.

Los huesos biodegradables están fabricados con ácido poliático y polímero hecho de cebada, trigo, maíz o leche. Por lo tanto, se vuelven parte de un tratamiento menos invasivo para el organismo. El siguiente paso para Ortiz es mejorar la impresora y lanzar al mercado las estructuras.

Con este nuevo desarrollo, los materiales que permanecen en el cuerpo de muchas personas tras haber sufrido fracturas podrán ser reemplazados de forma natural. Si nuestro organismo es capaz de aceptar los huesos biodegradables que el estudiante creó, estaremos frente a un nuevo panorama en la medicina.

 

Sigue leyendo: Esto ocurre en tu cuerpo cada 60 segundos