El planeta está sufriendo uno de los peores escenarios medioambientales en lo que va de varias décadas. Con el incesante calentamiento global que avanza a pasos agigantados, se está produciendo un desajuste en la cadena alimenticia y con ello, se rompe el equilibrio planetario. Uno de los ecosistemas más afectados es sin duda el marino, que ha perdido eslabones importantes para mantener a flote los bosques de algas marinas necesarios para la subsistencia de la Tierra. En un intento por revertir estos daños, un grupo de científicos están criando estrellas de mar girasol en un laboratorio para rehabilitar los bosques de algas.

estrella marina
Neil McCaniel

Estrellas de mar girasol al borde de la extinción 

En un laboratorio frente a las costas de Washington, los científicos intentan devolverle la vida a un importante depredador que perdió la vida tras un desastre ambiental impulsado por el cambio climático. Entre 2013 y 2017, una extraña enfermedad agravada por el calentamiento global, afecto violentamente a millones de estrellas de mar girasol. Aproximadamente 5 mil 750 millones de estrellas de mar girasol murieron como consecuencia, acabando con el 91% de toda la población mundial que se extendía desde México hasta Alaska.

repoblar estrellas de mari girasol
Cornell University

Por esta razón, los expertos intentan reproducir una importante población de estrellas para repoblar los bosques de algas marinas. Estos son de vital importancia para minimizar los efectos del calentamiento global.

Pérdida de un eslabón importante

Las estrellas de mar girasol son un eslabón importante en la cadena alimenticia marina. Es la mayor estrella de mar conocida. Con su diámetro de un metro y sus 24 brazos, cruza el fondo del mar para alimentarse de erizos púrpura. Y como todos los depredadores, se encarga de mantener en equilibrio las poblaciones de otras especies. Así que la muerte de casi toda la población de estrellas desencadenó una reproducción incesante de erizos. Estos a su vez se alimentan de algas marinas, que al verse expuestas sin ningún depredador que las cobije, han disminuido también su presencia.

estrella de mar girasol

Los bosques de algas son un sistema clave para minimizar los efectos del calentamiento global, ya que ayudan a secuestrar carbono de la atmósfera. No obstante, la cobertura de algas marinas ha caído más del 95% desde el 2014. Entre otras causas, los erizos han devorado los bosques de algas a lo largo de toda la costa norte de California. En un tramo que abarca cerca de 320 kilómetros.

Esperanza para el ecosistema

Por ello, científicos de la Universidad de Washington están conscientes de la urgencia de repoblar el Océano Pacífico del depredador más grande conocido de su tipo, para encontrar de nuevo el equilibrio. Su idea es criar estrellas marinas girasol en cautividad ya que el ecosistema por sí solo no puede regenerarse de nuevo.

estrellas de mar girasol
Sue Daly

Jason Hodin, quien es líder del proyecto, compara la situación con el juego de Jenga: “Estamos eliminando miembros clave de la cadena alimentaria con la sobreexplotación pesquera, el cambio climático y otros insultos ecológicos. Si no miras con detenimiento el ecosistema parece robusto. Pero entonces te das cuenta de que no soporta que quites una pieza más, porque eso hace que toda la estructura se venga abajo”.

El proyecto aún se encuentra en desarrollo y aunque quizá tarde años en alcanzar una población importante de estrella de mar girasol, trae esperanza para repoblar esta especie. Además, los expertos están tratando de descifrar con exactitud, las causas que llevar a las estrella marina al borde de la extinción.

Sigue leyendo: Una misteriosa infección afecta a las estrellas marinas de México hasta Alaska