La medicina más eficaz que recetan los médicos en Escocia: un poco de naturaleza

En Escocia, recetar naturaleza se ha vuelto una medida oficial para sanar pacientes.

Cuando nos enfermamos, no dudamos en asistir al médico. Escuchamos con atención sus palabras y, si queremos curarnos rápido, seguimos religiosamente sus recomendaciones. Vamos a la farmacia y compramos todo tipo de pastillas, ungüentos y, en casos extremos, algunas inyecciones. Pero ahora, en Escocia, los doctores pueden recetar una medicina singular y alternativa a sus pacientes: un poco de naturaleza.

Escocia medicos recetan naturaleza-beneficios-salud-medicina-ecoterapia

Desde octubre es oficial: los doctores en Escocia están autorizados para recetar viajes a entornos naturales, así como caminatas constantes en parques o bosques urbanos y actividades cotidianas que involucren a la naturaleza, como puede serlo el bello arte de la observación de pájaros. Se trata de una medida inédita en el Reino Unido –y probablemente en toda Europa–, con la cual se busca reducir algunos males que se están volviendo lamentablemente comunes. Por ejemplo, la presión arterial alta, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes.

 

La ecoterapia: el remedio que muchos necesitamos

Muchos problemas de salud pública están siendo causados por malos hábitos, producto de dinámicas laborales extensivas, del estrés rutinario, del ruido y los ambientes insalubres de las ciudades. Una solución lógica es contraponer a todo esto lo contrario: mayor disfrute, menos rutinas estresantes, menos ruido y aire más limpio. Cosas que sólo podemos encontrar, justamente, en la naturaleza. Además:

Estar 90 minutos al día en áreas boscosas reduce la depresión, y pasar 1 día en la naturaleza de manera recurrente mejora el sistema inmunológico, activando proteínas anticáncer.

 

Baño de bosque, inspiración japonesa

Recetar entornos naturales es algo que ya se ha hecho en Japón. Ahí, esta práctica se conoce como shinrin-yoku, “baño de bosque”, y tiene la intención de hacer que el bosque entre a nuestro organismo, limpiándolo y curándolo. Son las propias empresas las que lo están promoviendo, como una forma de reanimar a sus empleados –sujetos a trabajos sumamente demandantes–.

naturaleza-beneficios-salud-medicina-ecoterapia
Pascal B.

Diversos estudios hechos en Japón han demostrado que la hormona cortisol, causante del estrés, desciende un 12,4% en quienes se dan baños de bosque más seguido, y que la posibilidad de sufrir un infarto se reduce más del 5%. Incluso ayuda a tener una mejor digestión, gracias al contacto con bacterias y aceites esenciales presentes en los bosques.

Otros estudios han comprobado que interactuar con la naturaleza reduce nuestra sed de inmediatez: nos hace poder ir más allá de los placeres inmediatos y nos ayuda a proyectar un mejor futuro.

 

La originalidad de la propuesta escocesa

Escocia medicos recetan naturaleza-beneficios-salud-medicina-ecoterapia

Si un doctor escocés te recetara un poco de naturaleza y no pudieras salir de la ciudad, te daría algunas recomendaciones que poco a poco abonarían a tu salud. Te mostramos algunas para que las pongas en práctica:

  • Dar paseos con tu perro. Una excusa para salir… además, ¡las mascotas promueven una mejor salud y una menor ansiedad!
  • Enterrar tu cara en el pasto o masajear tus manos en la tierra. Si no quieres ensuciarte, puedes simplemente mirar dos hojas de pasto distintas durante un rato
  • Preparar un comida en tu patio o en el parque
  • Acostarte a ver el cielo
  • Alimentar pájaros en el jardín o palomas en el parque
  • Hacer una manga de viento o un rehilete para contemplar el viento de vez en cuando. Esto, además, te proporcionará una excusa para hacer manualidades, lo que constituye una forma de meditación en movimiento

 

Así como éstos, hay muchos otros hábitos que podemos adquirir para tener a la naturaleza más cerca de nosotros en lo cotidiano, mejorando así nuestra salud física y mental y promoviendo la felicidad. No necesitamos que un doctor nos lo recete, ni tampoco salir de la ciudad.

No obstante, festejamos que en Escocia la naturaleza ya sea un remedio oficial, y esperamos que sirva de ejemplo al mundo, pues es una forma de expandir la conciencia contemporánea.



Quienes viven rodeados de bosque usan menos medicinas (y estas son las razones)

Una buena razón para optar por habitar sitios más orgánicos.

La naturaleza es sabiduría en sí misma. Porque puede ser la mejor gurú –y ayudarnos a lidiar con nuestras periódicas crisis existenciales–, mientras que también es la curandera por excelencia, que puede prevenir y curar nuestros males. Es así que con tan sólo tenerla cerca puede potenciar nuestra salud física, mental y emocional.

Aunque gran parte de la sociedad ha olvidado esto, debido quizá a esa brecha que las ciudades han abierto entre nosotros y la naturaleza, lo cierto es que está más que comprobado que podríamos no necesitar mucho más que rodearnos de árboles para mantener la salud.

Incluso podríamos olvidarnos de usar medicinas. 

O por lo menos, reducir nuestra dependencia a ellas…

En una nueva investigación publicada en Science Direct se comprobó que, por lo menos en Estados Unidos, quienes viven cerca o rodeados de bosques usan menos medicinas, lo cual quiere decir que, adicionalmente, ahorran mucho dinero. Tal cosa se deduce de que en los condados con más naturaleza el gobierno gasta menos en seguridad social, incluso aunque en la población de los condados rodeados de bosques exista igual cantidad de personas mayores que en los condados urbanos.

Esto fue comprobado gracias al uso de información sobre gastos de salud local y al cálculo con distintas variables que incluían nivel de ingresos, tipo de población y clasificación de cada condado según su tipo de vegetación.

Aún no sabemos exactamente por qué la naturaleza tiene esta capacidad para curarnos. Pero lo que sí sabemos es que las ciudades se han vuelto entornos muy tóxicos, por lo cual parece que nuestra opción más certera, si queremos una buena salud, es proveer a nuestro organismo de medicina orgánica, tal como ya lo hacen en Japón con los baños de bosque, o en Escocia, donde los doctores pueden recetar a sus pacientes un poco de naturaleza.

Otras pistas podrían estar en la sabiduría más antigua, como el tao, según el cual los árboles tienen una contundente virtud sanadora. Quizá sea una cuestión más de espiritualidad, un ingrediente que sin duda le hace mucha falta a la salud global.

¿Tú qué opinas?

 

* Imagen principal: Shootfactor



¿Por qué vivir cerca de un bosque te ayuda a procesar mejor el estrés y la ansiedad? 🌲🌲

Existe una “asociación positiva” entre la salud de la amígdala y vivir en un radio cercano a los bosques. La amígdala es el centro que procesa las emociones, al igual que la ansiedad y el miedo.

Los bosques no solamente son vitales para la salud del medioambiente; según una nueva investigación del Instituto Max Planck para el Desarrollo Humano de Berlín, la cercanía de los bosques con las ciudades tiene muchos beneficios, y no solamente para el medioambiente.

Concretamente, la población que vive en áreas limítrofes entre la ciudad y el bosque parece tener mayor facilidad para lidiar con el estrés.

areas-verdes-parques-bosques

Los investigadores llegaron a esta conclusión luego de analizar información de 341 participantes en un estudio sobre envejecimiento a largo plazo. Los voluntarios tenían entre 61 y 82 años. Una de las variables estudiadas fue la cantidad de áreas boscosas en un radio de 1 kilómetro alrededor de la vivienda de los participantes.

Una de las conclusiones fue que “existe una asociación positiva entre la cercanía de los bosques y la integridad de la amígdala”, una zona del cerebro donde se procesan las emociones y donde experimentamos el miedo y la ansiedad.

Tal vez también te interese: ¿Qué son los shinrin-yoku o “baños de bosque”, y cómo benefician a la diversidad microbiótica?

Para desgracia de los pobladores de las ciudades, la asociación positiva no fue la misma cuando los participantes viven cerca de parques o zonas lacustres dentro de las ciudades.

Los investigadores no sugieren un nexo causal; es decir, mudarte cerca del bosque no mejorará automáticamente la salud de tu amígdala. Posteriores estudios confirmarán cuál es la relación entre el bosque y la salud neuronal. Queda por determinar si la gente con amígdalas más sanas elige la cercanía del bosque, lo cual es difícil de saber.

Sin embargo, un cuerpo creciente de investigaciones ya nos advierten de otros posibles beneficios de reducir el estrés al vivir cerca del bosque, como disminuir las condiciones en que aparecen ciertos tipos de cáncer, y asimismo, caminar durante 90 minutos puede reducir la actividad cerebral asociada a las enfermedades mentales.