La naturaleza es una fuente de contemplación eterna, un misterio inagotable en el que el ser humano se sumerge. Estudiar a las plantas y encontrarnos con ellas ha sido un pasatiempo de los textos históricos y este maravilloso herbario (erbario en italiano) del siglo XV es prueba de ello. 

Proveniente del norte de Italia (posiblemente de la región del Véneto), este herbario contiene una gran variedad de ilustraciones en acuarela realizadas a lo largo de varias generaciones. Por eso, el manuscrito es el resultado de un ejercicio colaborativo que revela en cada hoja una forma particular de relacionarse con la naturaleza. 

hierbas-naturales-herbario

 

Herbario, una forma de ver el mundo 

El herbario tiene cerca de 70 pinturas de plantas enormemente estilizadas. Siguiendo la tradición de Pseudo-Apuleius, es posible encontrar una diversidad de elementos fantásticos, característicos de las convenciones medievales. Raíces en forma de dragón, plantas con caras o cuerpos humanos integrados a la naturaleza revelan una mística del pasado que se aleja del imaginario contemporáneo.

También te puede interesar: Guía para encontrar a tu demonio astrológico según tu horóscopo

El acto de observar es un reflejo de los márgenes de la percepción de cada sujeto. Así, si ponemos atención, la reacción de mirar cada ilustración informa sobre la manera en la que nos relacionamos con el mundo. Y lo más mágico de todo es que este ejercicio lo podemos hacer de forma consciente al observar o vincularnos con cualquier tipo de objeto o persona.  

El herbario original se puede ver en el sitio de las Penn Libraries (Sra. LJS 419). Página a página es posible observar la evolución del estilo del manuscrito y valorar la gama de colores que ilustran desde imágenes más realistas hasta otras más fantásticas. Por lo pronto, aquí te dejamos algunas de nuestras favoritas.  

 

Sigue leyendo: Manuscrito Voynich: el texto oculto que nadie ha podido descifrar