Durante los últimos días del año, el espíritu dionisíaco se apodera de la mayoría de nosotros. Inevitablemente nos dejamos llevar por el frenesí de los festejos, y caemos en muchos excesos. Si acaso es verdad que “hasta en el exceso existe moderación”, como dijo Benjamin Disraeli, esto es algo que sólo puede suceder si sabemos mediar entre el exceso y la moderación.

enero-seco-abstenerse-alcohol-beneficios-salud

Eso es lo que propone la iniciativa inglesa Dry January, o “enero seco”, creada por Alcohol Change UK. Se trata de un desafío que nos invita a abstenernos de tomar alcohol durante el primer mes del año.

Siguiendo este reto es posible compensar los efectos negativos que el abuso de bebidas alcohólicas haya podido tener sobre nuestro organismo –y quizá nuestra psique–. Aunque realmente es una propuesta que raya en lo filosófico: en la necesidad de equilibrar la balanza entre el exceso y la moderación.

Según expertos como el doctor Mehta, del Institute for Liver and Digestive Health, el “enero seco” puede ayudar a la pérdida de peso y a bajar la presión arterial alta. Entrevistado por la BBC, Mehta señala estos beneficios para la salud del “enero seco”, que pudo corroborar en un estudio con su equipo de trabajo:

Nuestro estudio nos permitió observar una pérdida de peso de alrededor de 2 kilogramos, una disminución de la presión arterial de alrededor del 5% y una menor incidencia en el riesgo de diabetes de casi el 30%.

Esta iniciativa también tiene otro curioso efecto: hace que muchos de sus participantes –aproximadamente el 50%– consuman menos alcohol durante el año, sobre todo aquellos que beben cantidades peligrosas. Así que algo tan sencillo como no beber durante 30 días bien podría estar salvando a decenas de personas del alcoholismo, una adicción que a veces ni siquiera nos percatamos de que tenemos.

 

Además, el “enero seco” podría hacerte más exitoso…

¿Después de una noche de copas te sientes fatigado? Es normal, ya que el alcohol es un supresor del sueño. Si a ello sumamos los desvelos que conlleva, es normal que el cansancio nos agobie al día siguiente. Esto afecta negativamente nuestras capacidades cognitivas, sobre todo nuestra atención y la toma de decisiones.

Según dijo George F. Koob, asesor en el Instituto Nacional de Abuso de Alcohol y Alcoholismo para CNBC:

La fatiga, la falta de atención y coordinación, así como los cambios de humor y la disminución del estado de alerta, pueden comprometer el rendimiento, dependiendo de la naturaleza del trabajo.

En un estudio realizado por Koob en 2014, 82% de los más de 800 participantes del “enero seco” que entrevistó decían sentirse más satisfechos y con más energía, en comparación con su estado físico y psíquico de años anteriores. Esto les ayudó a rendir mejor en sus trabajos y ser más proactivos.

enero-seco-abstenerse-alcohol-beneficios-salud

¿Qué te parece este reto? Es estimulante, ¿no crees? Y no pierdes nada con intentarlo. De acuerdo con todas las evidencias, sólo tendrás beneficios –e incluso ahorrarás dinero–. Recuerda que puedes sustituir el alcohol con otras bebidas: por ejemplo, deliciosos tés e infusiones, que además tienen muy variados y contundentes beneficios para la salud.

Así que deja ir a Dionisio y retoma los mejores hábitos: tu cuerpo y tu psique te lo agradecerán.

 

* Imágenes 1) bristol.gov; 2) Leaving Las Vegas; 3) Daniel Fishel