Esta es la fórmula secreta para aumentar tu energía, según Nikola Tesla

Gana más energía, desperdicia menos, gasta de manera eficiente. Aprende 3 lecciones de la gran mente de Nikola Tesla.

Somos energía con información. Cualquier forma de existencia en el universo es energía. La energía es la base para cualquier forma de vida.

Pero, ¿cuál es la fuente de nuestra energía? ¿Cómo podemos obtener más ? ¿Cómo podemos elevar nuestra conciencia y aumentar nuestra inteligencia?

Nikola Tesla, inventor un tanto provocador y carismático, reflexionó en su libro The Problem of Increasing Human Energy sobre cuál es la principal y más fundamental fuente de energía humana y cómo aumentar nuestra energía para evolucionar como especie.

Tesla resumió sus aprendizajes en tres pasos:

energia-humana-colectiva-segun-nikola-tesla hal-gatewood-405338-unsplash
Hal Gatewood/Unsplash

Incrementar la masa humana

Consume alimentos que estén más cerca del sol, evita extensiones innecesarias del cuerpo que usen más energía, evita los hábitos que te hagan perder energía y las adicciones dañinas que sirven únicamente para tu ego. Cada persona que practica estos consejos agrega un ‘vagón’ con mayor velocidad al ‘tren humano’ que todos movemos.

 

Reducir la fuerza que está retardando a la masa humana

Usa tus talentos para guiar tus defectos. Encuentra la paz y elimina las fuerzas de fricción -dentro y alrededor de ti – con la razón. La ignorancia, la estupidez y la imbecilidad son algunas de las fuerzas puramente friccionales desprovistas de cualquier tendencia directiva.

Por otro lado, la locura, las tendencias autodestructivas, el fanatismo religioso y similares, son todas fuerzas de un carácter negativo, actuando en direcciones definidas. Gira todas las fuerzas negativas en la dirección correcta y reduce todas las fuerzas de fricción.

energia-humana-colectiva-segun-nikola-tesla

Aumentar la fuerza que acelera la masa humana

Invierte más energía, pero enfócala hacia la dirección más eficiente posible.

Imagina lo que podemos lograr si todos enfocamos nuestros esfuerzos hacia la creación de formas más sostenibles de generación de energía, limpiando la tierra, reduciendo el hambre, encontrando soluciones para viajes interestelares, educando.

Al enfocar tu fuerza motriz y esfuerzo en un objetivo y hacia la dirección correcta de movimiento, se acelerará la velocidad con la que te acercas a aquél. Con el tiempo, gastarás menos esfuerzo y lograrás más.

 

En resumen: las 3 lecciones de Nikola Tesla

energia-humana-colectiva-segun-nikola-tesla zoltan-tasi-681246-unsplash

Obtener tu energía de las fuentes correctas significa que puedes obtener más con menor esfuerzo; reducir los factores de retraso significa que tienes menos fricción que desperdicia tu energía; enfocar tu fuerza motriz hacia la dirección del movimiento humano colectivo significa que usas la energía de los demás para aumentar la tuya.

Gana más energía, desperdicia menos, enfoca tu energía y la próxima vez necesitarás menos para lograr más.



¿Un avión solar? Te mostramos el primer vuelo del Solar Impulse 2 (VIDEO)

El segundo prototipo de este tipo de avión es una verdadera promesa para los medios de transporte masivos y para la energía limpia.

El avión despegó ayer en Suiza y recorrió los cielos por dos horas antes de regresar al aeropuerto de Payerne. Es una versión más grande del avión que atravesó Estados Unidos el año pasado. En su primer vuelo, el Solar Impulse 2 alcanzó una alatura de 1,800 metros. El piloto, Markus Scherdel, llevó a cabo una serie de maniobras para poner el avión a prueba. El vuelo fue completamente exitoso.

_75241475_75241474

 Antes de obtener una certificación oficial, el avión deberá pasar muchas otras pruebas.

En una entrevista con la BBC, Piccard explicó: “Un avión de este tipo es único. Y por primera vez en toda la historio, tenemos un avión que vuela de día y noche sin ningún combustible, demostrando el increíble potencial de las tecnologías limpias –todas las tecnologías que el mundo puede utilizar para reducir nuestra dependencia de combustibles fósiles para ser más limpios y resolver muchos de los problemas de la contaminación”._75241479_75241478

La parte superior de las alas del avión está cubierta de paneles solares, estos impuslando cuatro motores eléctricos que alcanzan una velocidad de 140km por hora.

El primer avión Solar Impulse rompió una serie de récords, entre ellos el vuelo más largo impulsado por energía solar, con una duración de 26 horas. Sin embargo, completar un vuelo alrededor del mundo será mucho más complicado: estiman que tomará hasta 5 días, y ya que solo un piloto cabe en la cabina de mando, los dos pilotos que emprenderán el viaje tendrán que tomarse turnos descansando y manejando el avión.

Si bien hay detalles que mejorar, el Solar Impulse se perfila como una de las más grandes promesas para un futuro verde.

 



Experimento consigue alentadores resultados en fusión nuclear, una de las fuentes de energía más limpias

La fusión nuclear que ocurre naturalmente en el Sol, generando su energía sin residuos tóxicos, podría ser pronto una realidad en nuestro planeta, luego de que investigadores del laboratorio Livermore consiguieran estos importantes resultados.

Por muchos años, casi desde que se inició la carrera nuclear a mediados del siglo XX, las grandes potencias del mundo y también otros países, han destinado recursos para la investigación y la obtención de la fusión nuclear, un fenómeno que ocurre naturalmente en el Sol y el cual ofrece energía tanto en enormes cantidades como de una forma increíblemente limpia.

El miércoles pasado científicos del Lawrence Livermore National Laboratory (una institución financiada por el gobierno de Estados Unidos, con sede en California) anunciaron que su investigación en torno a este asunto se encuentra en un punto en el que lograron reproducir las condiciones del núcleo del Sol, con lo cual la fusión nuclear podría también conseguirse en un medio controlado, inicialmente en un laboratorio pero pronto en un reactor nuclear.

El indicador inobjetable del éxito del experimento ocurre cuando la energía obtenida de la fusión nuclear es mayor que la energía empleada para propiciarla. En el caso de las pruebas realizadas en el Laboratorio Livermore, los científicos utilizaron 192 lásers para comprimir una cantidad de combustible mínima con más potencia y más rapidez que en el Sol y hasta 35 veces (más o menos como reducir un balón de basquetbol al tamaño de un guisante); este procedimiento se llevó a cabo en una cápsula de oro con una pequeña esfera de 2mm de ancho; el combustible, a su vez, está revestido de una capa de plástico del grosor de un cabello humano.

Cuando el láser penetra la cápsula, las paredes de esta emiten rayos X. Esta combinación eleva la temperatura del revestimiento que rodea el combustible, provocando que este implote con una fuerza tremenda. Entonces, en medio de esta vorágine de energía, el tritio (una mezcla de isótopos de hidrógeno) y el deuterio que se encuentran en la estructura del combustible, se fusionan.

De acuerdo con los resultados publicados en Nature, este experimento no liberó más energía de la que se ha empleado en total, pero sí más que la energía que llegó hasta el combustible, por lo cual puede considerarse parcialmente exitoso. En cantidades precisas, mientras que los lásers liberaron en total cerca de 2 megajoules de energía (más o menos la misma que dos paquetes estándar de dinamita, según compara Ian Sample en The Guardian), la reacción de fusión del combustible generó 17 kilojoules. Sin embargo, volvemos a resaltar que de esos 2 MJ solo una pequeña proporción golpeó la esfera de combustible.

La fusión nuclear se considera una de las fuentes de energía más limpias: para conseguirla bastaría tomar un forma común del hidrógeno como la que se encuentra en el agua de mar y, por otro lado, los residuos de la reacción son mínimos y mucho menos inestables y volátiles que los que producen los reactores de fisión, además de que no son radioactivos ni gases asociados con el efecto invernadero.

La diferencia entre uno y otro proceso es que la fusión junta átomos para generar energía y la fisión los separa. Asimismo, la fusión se ambiciona tanto porque un vez que sucede, la reacción nuclear continúa por sí misma fusionando átomos y con esto generando partículas y calor, un mecanismo que se conoce como “calentamiento alfa”.

Hasta ahora, y después de muchos años, este experimento es uno de los más promisorios al respecto, pero al parecer todavía restan un par de décadas, o quizá más, para que el foco de nuestro hogar funcione con energía eléctrica obtenida de la fusión nuclear.