Si eres de los curiosos de la naturaleza, quizá en algún momento te has planteado la idea de espiar a los animales cuando nadie los observa. ¿Será que tienen una vida secreta donde desempeñan curiosas actitudes? ¿Cómo se desenvuelven en su medio? ¿Cómo disfrutan la vida? Las mismas preguntas se planteó Dick van Duijn, un fotógrafo de la vida salvaje que tuvo la suerte de encontrarse en el lugar y momento indicados como para captar encantadoras fotos de una ardilla oliendo el dulce aroma de una flor.

ardilla oliendo flor

La escena resulta tan sorprendente y tierna a la vez que parece más bien planeada o salida de una película, pero nada de eso. Simplemente Duijn tuvo mucha suerte y sacó sus dotes con la cámara para apuntar en el segundo correcto. Además, un poco de fortuna lo acompañó ese día ya que no fue la única toma asombrosa que logró con su lente.

También en Ecoosfera: Encantadoras fotos de una abeja influencer y activista por su especie (📸)

Dick van Duijn viajó junto a un amigo hasta los parajes de Viena, ahí se encontraron con la mágica escena. Justo antes del atardecer divisaron a lo lejos las adorables actividades que las ardillas terrestres desempeñan en un día cualquiera. Las condiciones resultaron perfectas, la luz cálida del atardecer aunada a las excelentes modelos posando con ternura en su medio natural.

ardilla oliendo flor
Dick van Duijn

Desde hace ocho años el fotógrafo se dedica a esta bella profesión de tiempo completo. Aunque antes de descubrir que capturar las historias de la naturaleza es en realidad lo que le llena, afino su puntería con todo tipo de escenas. Deportes, eventos especiales y hasta retratos, forman parte de su colección y experiencia. Aunque ciertamente descubrió en la exploración de la vida salvaje esa chispa de autenticidad.

Y ha valido la pena, gracias a ello ha podido capturar estas encantadoras fotos de la pequeña ardilla oliendo el dulce aroma de una flor de manera despreocupada. Dentro de la serie fotográfica en los parajes de Viena también se puede apreciar a los pequeños roedores jugando cerca de un lago mientras comen sus nueces.

ardilla oliendo flor
Dick van Duijn

La manera más auténtica de conocer el comportamiento de la vida salvaje, es cuando los animales no se sienten amenazados frente a la presencia humana. Por ello, Dick utilizó una especie de camuflaje formado por pieles para ocultarse entre la maleza y así logró acercarse tanto a las ardillas como para descubrir lo que hacen durante el cálido atardecer de un día cualquiera.

ardilla oliendo flor
Dick van Duijn
ardilla
Dick van Duijn
naturaleza
Dick van Duijn
lago
Dick van Duijn
lago
Dick van Duijn
ardilla en el lago
Dick van Duijn
ardillas en el lago
Dick van Duijn

Sigue leyendo: Las tiernas fotos de tres osos bailando en medio del bosque