En lo profundo de la historia de las caries descubrimos que… hace no mucho tiempo un grupo de arqueólogos encontró restos humanos de hace 15,000 años de antigüedad con caries en los dientes. Los restos de la dentadura de estos humanos estaban llenos de agujeros, pero ¿cuál fue y sigue siendo la causa de estas caries?

Seguramente estás pensando que las causas de las caries prehistóricas son totalmente diferentes a las caries de la era moderna. Y es que, si lo pensamos, hace 15,000 años no existían los alimentos azucarados, ni los caramelos crocantes.

No obstante, las caries no dependen al 100% de los dulces, al menos no para nuestros antepasados. Las caries hace miles de años y hoy son causadas por la misma razón: pequeños microbios que viven en nuestra boca.

caries dientes

Toda una colonia de curiosos microbios llega a vivir a tu boca poco después de nacer. A través de cariñosos besos, mamilas, chupones o chupetes y mucho más. Con el paso del tiempo y el crecimiento de los dientes, los microbios encuentran en estos huesos una cómoda forma de vivir.

Las comunidades de bacterias van creciendo conforme nuestra experiencia con los alimentos aumenta. En el caso de los antiguos humanos, la descomposición de sus alimentos producían azúcares simples. Para los humanos actuales, la única razón de las caries es el exceso de azúcar y no precisamente azúcares simples.

¿Qué causa las caries?

El azúcar es el ingrediente preferido de los microbios, ya que los hace desarrollarse grandes y fuertes. Imagínalo de esta forma, una colonia de microbios vive en uno de tus dientes. Después de que tu comes demasiado azúcar durante un período largo, las bacterias obtienen la energía molecular suficiente para crecer y generar al peor enemigo de los dientes.

Al consumir el azúcar, las bacterias producen un ácido al cual, convenientemente, ellas son resistentes. La mala noticia es que los dientes no son resistentes a este ácido y aunque los hermosos huesos dentales tengan una resistente capa de esmalte, esta no es competencia para el ácido.

dientes azucar caries
Gracia Lam

Esta explosión de microbios y ácido conocida como una streptococcus mutans degrada la armadura del diente y con un poco más de tiempo- y poco cuidado- logra disolver los minerales de calcio.

Pero eso no es todo, el verdadero objetivo del ácido es disolver para abrir camino por el diente (o agujeros) y lograr que las bacterias tengan paso libre hacia la dentina; la capa secundaria del diente. Y, si es posible, llegar más allá de la dentina para acceder a los nervios y entonces infectar todo el diente.

Cómo tratar las caries

Para los antepasados era mucho más complejo aliviar las caries. A lo largo de exploraciones se han descubierto artefactos que parecen haber sido utilizados para extraer dientes en mal estado e incluso se cree que utilizaron cera de abeja para tapar los agujeros que quedaban.

En la actualidad las cosas son distintas, no necesitamos arrancarnos dientes de manera dolorosa. Hay distintas formas de evitar las caries en un diente: mejorar la alimentación y evitar un exceso de azúcares o utilizar pastas dentales con flúor. Esta sustancia ayuda a crear defensas en los dientes contra el ácido de las bacterias, así como a estimular el crecimiento de los cristales de esmalte. Sencillo, ¿no?