10 estados emocionales que no sabías que podías sentir (y nombrar)

¿Sabías que eso que sientes cuando miras a alguien a los ojos tiene nombre?

Ningún idioma es tan rico ni vasto como para poder nombrar todas las emociones que los seres humanos somos capaces de sentir. Porque existe la tristeza, la felicidad o el enojo, pero entre todas ellas hay enormes mediaciones que no son tomadas en cuenta en ninguna lengua.

De hecho, ni siquiera somos conscientes del total de nuestras emociones, precisamente porque muchas no tienen nombre. Aunque recientemente algunos expertos, como Tiffany Watt Smith, investigadora del Centre for the History of the Emotions, se han interesado en esto que parece un vacío entre las emociones y el lenguaje.

En sus investigaciones ha descubierto que hay maneras de llamarle, por ejemplo, a eso que sentimos cuando un visitante deja nuestra casa y experimentamos un extraño vacío. Por lo menos en francés, a eso se le llama L’appel du vide,que podría traducirse como “el vacío después de la partida de los visitantes”.

emociones-extranas-raras-nombres-diccionario
Fotos: Olivia Basile

Como este ejemplo, hay otros. Muchas de las maneras de nombrar ciertas emociones provienen de otros idiomas, como el francés, pero incluso de lenguas originarias, como la de los baining de Nueva Guinea (ellos también pueden nombrar el vacío cuando alguien se va: le llaman Awumbuk).

Pero en lo personal, saber cómo nombrar algunas emociones puede ayudarnos a comprendernos mejor a nosotros mismos y a los demás. Por eso también hay quienes se han dedicado específicamente a nombrar emociones, como John Koenig, creador del Diccionario de dolores oscuros, basado en investigaciones etimológicas, y con el cual este investigador busca poder llenar los vacíos que a veces deja el lenguaje.

Aquí te presentamos otras emociones y sus nombres… ¿las habrás sentido ya?

 

Greng Jai / Ser reticente a aceptar ayuda, por el fastidio que podría causar

emociones-extranas-raras-nombres-diccionario

Del tailandés.

Es decir: puedes realmente necesitar ayuda, pero no pedirla para no molestar a nadie.

 

Opia / Esa ambigüedad cuando vemos a alguien a los ojos

emociones-extranas-raras-nombres-diccionario

Del Diccionario de dolores oscuros.

Es decir: cuando ves a alguien a los ojos y sientes esa vulnerabilidad mezclada con confianza u otros sentimientos ambiguos.

 

Depaysement / Sentirte un extranjero en tierra ajena

emociones-extranas-raras-nombres-diccionario

Del francés.

Es decir: lo que siente cualquier viajero o migrante fuera de su tierra natal.

 

Kenopsia / Percepción extraña de un lugar

emociones-extranas-raras-nombres-diccionario

Del Diccionario de dolores oscuros.

Es decir: experimentar cognitivamente el misterio de un lugar abandonado y en quietud que normalmente está repleto de gente, ruido y movimiento.

 

Kaoukokaipuu / Ansiedad por una tierra distante

emociones-extranas-raras-nombres-diccionario

Del finlandés.

Es decir: el sentimiento de anhelo por un lugar que nunca has visitado; desear profundamente estar en otro lugar. Pasión por viajar.

 

Chrysalism / La amniótica tranquilidad de estar en casa durante una tormenta

emociones-extranas-raras-nombres-diccionario

Del Diccionario de dolores oscuros.

 

Malu / Sentirse extraño entre otros

emociones-extranas-raras-nombres-diccionario

Del indonesio.

Es decir: la repentina experiencia de sentirse inferior y extraño entre gente de mayor estatus. Como el momento cuando ves al dueño de tu empresa y no sabes qué decir.

 

Occhiolism / Estar consciente de la pequeñez de tu perspectiva

emociones-extranas-raras-nombres-diccionario

Del Diccionario de dolores oscuros.

 

Rubatosis / Cuando estás consciente de los latidos de tu corazón

emociones-extranas-raras-nombres-diccionario

Del Diccionario de dolores oscuros.

Es decir: cuando sientes el palpitar de tu corazón aunque no pongas la mano en el pecho, la muñeca o el cuello.



México deja en la calle al 70 % de sus mascotas

México ocupa el 1 er lugar de América Latina en animales en situación de calle.

Tener animales de compañía literalmente nos regala vitalidad, pero también puede ser difícil. Mucho más difícil que tomar la decisión de tenerlos. Por eso –y porque se trata de un ser vivo–, es importante repensar con seriedad, antes de adquirir una mascota, si podremos cuidarla con todas las necesidades que implica. 

Tan sólo este dato tan desolador como gravoso nos hará pensarlo dos veces: en México, el 70 % de las mascotas son abandonadas, de cuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Y no sólo eso: 

México ocupa el 1 er lugar de América Latina en animales en situación de calle.

mascotas-mexico-animales-abandonados-calle

De acuerdo con la organización Adoptare, se trata de un problema común en las grandes capitales de latinoamérica que obliga a dichas ciudades a enfrentar graves retos en torno a los animales en abandono. Alan Rozz, fundador de Adoptare México, explica que, aunque las adopciones de animales han aumentado en los últimos años, todavía se compran cachorros y se regalan como objetos, por lo que el abandono también continúa aumentando.

El censo del INEGI de 2016, la cifra de perros en el país es de aproximadamente 19.5 millones; por su parte, la Asociación Mexicana de Médicos Veterinarios y Especialistas en Pequeñas Especies estima que este número podría ascender a 28 millones.

También en Ecoosfera: Aliviar el sufrimiento animal es nuestro imperativo ético y moral

perros-depresion-anisedad-depresivas-mejores-razas-terapias

Adopta, no compres

Numerosas investigaciones han comprobado los beneficios mentales, emocionales (e inclusive físicos) que las mascotas pueden detonar en nosotros. Los perros, especialmente, figuran en las terapias contra la depresión y la ansiedad, así como en la sanación rápida de las enfermedades, precisamente por demostrarnos esa fidelidad natural digna de su especie. 

Con tanta dicha que los canes son capaces de ofrecer, resulta difícil entender cómo es que existen tantos de ellos en situación de calle. Se piensa que la razón principal es que no se ha logrado cultivar una cultura de la esterilidad. Sin embargo, la cría de perros de raza sigue siendo un negocio y aún nos queda mucho por hacer en cuanto a la educación colectiva que demanda tener un perro en casa.

Por ello, siempre es importante adoptar en vez de comprar. Darle la oportunidad a un ser vivo que está dispuesto a darlo todo por quien se atreva a cuidar de él.  

En la Ciudad de México, muchos albergues, asociaciones y ONG se dedican a rescatar a estos animales en espera de un dueño. En este link puedes revisar algunos.

perro-olfato-emociones-vinculo-afectivo-perros-huelen-miedo

Existe una arraigada (y muy obsoleta) idea de que los animales no pueden sentir. O que al no poderse comunicar mediante un lenguaje de palabras no tienen conciencia de sus sentimientos, por ejemplo del dolor. Actualmente son muchos los estudios científicos que han desmentido este mito infundado,  y que pretenden informar a la sociedad para que, de una vez por todas, entendamos que se trata de una vida, de la que nos hacemos cargo.



Un diccionario para nombrar las emociones que no puedes describir

Esa extraña emoción que has sentido tiene un nombre.

Las palabras moldean nuestra visión del mundo, pero hasta el lenguaje tiene límites. Si te has quedado con una idea “en la punta de la lengua”, sabes que no existen suficientes términos para nombrar el inmenso rango de las emociones. Sentir es una experiencia múltiple que no se agota; es por eso que poetas y escritores dedican su vida a dibujar las emociones con palabras.

Percibimos los cambios en nuestro cuerpo cuando nos alegramos o lloramos, pero sentir también puede ser contradictorio: ¿cómo expresar que sientes tristeza y alivio a la vez? A veces las palabras ordinarias no bastan y hay que salir de lo cotidiano, acceder incluso a otras lenguas.

A continuación te presentamos un magnífico Diccionario de tristezas oscuras, una increíble serie web que define palabras recién inventadas para emociones extrañamente poderosas. Escrito, editado y narrado por John Koenig, el manual experimenta nombrando cada uno de esos sentimientos que, al no tener nombre, dejamos en el olvido. Pero existen, y todos los hemos experimentado: 

  1. Sonder: El descubrimiento de que cada persona que encuentras en la calle tiene una vida tan vívida y compleja como la tuya.

  2. Opia: La intensidad ambigua de ver a alguien a los ojos y sentirte al mismo tiempo invadido y vulnerable.

  3. Monachopsis: La sutil pero persistente sensación de estar fuera de lugar.

  4. Énouement: La experiencia agridulce de arribar al futuro, ver cómo terminan las cosas y no poder decirle a tu yo del pasado.
  5. Vellicor: La sensación de nostalgia que provoca una biblioteca antigua.

  6. Rubatosis: El ansia de estar consciente de tus propios latidos.

  7. Kenopsia: Lo misterioso de un lugar que antes estaba atiborrado de gente pero ahora está vacío.

  8. Mauerbauertraurigkeit: La urgencia inexplicable de alejar a las personas, incluso las más cercanas a ti.

  9. Jouska: Una conversación hipotética que repites de manera obsesiva en tu mente.  

  10. Crisalismo: La calma de estar en un lugar seguro mientras afuera cae una tormenta.

    diccionario-emociones-palabras-insolitas-palabras-raras-1

  11. Vemödalen: La frustración de haber tomado una gran fotografía sabiendo que ya existen miles de fotografías idénticas.

  12. Anécdoque: Una conversación en la que todos hablan pero nadie escucha realmente.

  13. Elipsismo: La pesadumbre de no saber cómo se desenvolverá la historia

  14. Kuebiko: El agotamiento después de cometer actos de violencia sin sentido.

  15. Laquesismo: El deseo de que te acontezca una catástrofe (de sobrevivir a un accidente de avión o perder todas tus posesiones en un fuego).

  16. Exulansis: La tendencia a no hablar de una experiencia propia porque sabes que la gente no puede identificarse con ella.

  17. Adronitis: Sentirte frustrado por lo mucho que toma conocer verdaderamente a alguien.

  18. Rückkehrunruhe: El sentimiento de llegar a casa después de un viaje introspectivo, sólo para sentir que lo olvidas poco a poco.

  19. Nodus Tollens: La conciencia de que la historia de tu propia vida ya no tiene ningún sentido para ti.

  20. Onismo: La desesperación de estar atrapado en un solo cuerpo, que sólo puede habitar un lugar y un momento en el tiempo a la vez.

  21. Liberosis: El deseo de que las cosas te importen menos.

  22. Altschmerz: El cansancio de enfrentar los mismos problemas de siempre, los mismos defectos y faltas que has estado cargando durante años.

  23. Occhiolism: La conciencia de lo limitada que es tu propia perspectiva.