El embarazo no es una fase sencilla para la mujer. Se tiene la idea de que todas nacimos para ello, pero la realidad es que la mayoría de las mujeres atraviesan caminos dolorosos y peligrosos en la búsqueda de quedar embarazadas, por lo que un útero artificial podría convertirse en la mejor opción. 

embarazo-utero-artificial-mujer-beneficios-
Ella Byworth / Metro.co.uk

En este proceso ambos cuerpos importan. Si la mujer ha decidido vivir el proceso de desarrollo y crecimiento de un embrión, lo ideal es que lo viva de la mejor manera. Las estadísticas hoy en día apuntan a que únicamente tres de cada diez embarazos logran llegar a término.

Sin mencionar que es normal que muchas mujeres experimenten la pérdida del primer embarazo. Hasta ahora hay muchos datos que siguen escondiéndose; parece que la maternidad se contempla como una tarea que las mujeres deben cumplir sin importar los riesgos para su salud.

Sigue leyendo: El anticonceptivo masculino ya pasó una prueba médica (y vienen más)

 

Útero artificial por un embarazo saludable y equilibrado 

Es por eso que investigadores del Hospital de Niños del Instituto de Investigación de Filadelfia desarrollaron el método de embarazo por útero artificial. Este estudio es una nueva forma de vivir la maternidad preocupándonos por los cambios, riesgos y, lo más importante, la salud de la mujer.

Los cambios son muchos: el cuerpo, las hormonas, la piel, el cabello, la alimentación, el dolor y el cansancio. La transformación del cuerpo es completa y, por lo tanto, no está de más que se busque una alternativa para garantizar la estabilidad de las mujeres antes y después del embarazo.

El embarazo por ectogénesis o a través de un útero artificial conlleva beneficios terapéuticos para las mujeres. Por ejemplo, las mujeres propensas a riesgos durante el embarazo serán capaces de transferir el feto hacia el útero artificial.

En ese caso, el embarazo podría continuar sin ningún riesgo para ambas partes, al mismo tiempo que se elimina todo el dolor, la sangre y lo que implica parir. Asimismo, el útero artificial significaría un avance en la idea de la maternidad y la reproducción. Esta alternativa colocaría al embarazo como una situación neutra, en la cual las mujeres podrían continuar con sus actividades personales, mientras el embarazo se desarrolla, tal como lo hacen los hombres que se convertirán en padres.

embarazo-utero-artificial-mujer-beneficios-

 

Una nueva alternativa que libera a la mujer

El embarazo no estaría sujeto a la mujer como una obligación social, el bebé crecería de forma externa y ambos padres estarían en una posición equilibrada en cuanto al desarrollo del feto. De igual forma, el útero artificial es una opción de reproducción para los que hasta ahora no pueden tener hijos. Por un lado, la tecnología permite que las familias accedan a lo que tanto han querido, mientras que para otros se convierte en una opción de embarazo saludable.

Sin embargo, el objetivo emancipador de la tecnología sobre la reproducción en manos de las mujeres aún está en duda. Los úteros artificiales suponen una nueva estrategia en la que el trabajo reproductivo se distribuye de forma equitativa entre la pareja.

No obstante, este proceso sólo se limita a los 9 meses de embarazo. Después del parto, las mujeres continuarían con una participación mayoritaria, algo que para algunas es una de las etapas más complejas por la aparición de trastornos como la depresión. Pero esto no quiere decir que los padres no se pueden involucrar después del parto. Ya existen muchas maneras de hacerlo, sólo es cuestión de considerar que también son parte del crecimiento del bebé.

Por ahora, la cuestión del útero artificial se enfrenta a una cuestión más compleja que el simple desarrollo de la tecnología. Es decir, a las sociedades que consideran que estos métodos desafían los valores y el pensamiento tradicional. Con este método la ciencia garantiza la seguridad para muchas mujeres durante el embarazo, y esa debería ser nuestra principal preocupación.

Además de que significa un avance en cuanto a una participación equilibrada durante la gestación de un hijo. Todo depende de nosotros y qué tan abiertos estemos a evolucionar.