La excentricidad del CEO de Tesla parece no tener límites. No conforme con haber llegado hasta el espacio con su compañía SpaceX y llenar la atmósfera de la Tierra con constelaciones satelitales, ahora regresa para presentar su Tesla Bot. Un robot humanoide que pretende eliminar “trabajos peligrosos o aburridos”, así lo dijo Elon Musk en una presentación virtual en el Día de la IA de Tesla. Aunque por ahora lo único que pudo presentar fue una persona disfrazada de robot.

Elon Musk
Neuralink

“Tesla es posiblemente la empresa robótica más grande del mundo porque nuestros coches son como robots semi-conscientes sobre ruedas”, dijo Musk durante la presentación. Considera que debe aprovechar toda la inteligencia artificial que poseen sus Tesla, pero ahora transformarla en un robot humanoide. Según él, “tiene sentido” aprovechar todos los sistemas sensoriales y las redes neuronales de inteligencia artificial que por ahora sólo andan sobre ruedas. Y ahora utilizarlas en una forma humanoide que reemplace a las personas en sus trabajos físicos.

Desde luego que por ahora no cuenta con tal tecnología, por lo que tuvo que echar mano de otros recursos didácticos para realizar la presentación del Tesla Bot. Elon Musk estuvo acompañado de una persona incógnita disfrazada de robot humanoide, que con un andar pretendió emular la tecnología. Acorde con el anuncio de Elon, el prototipo de robot estará listo para el próximo año.

“El trabajo físico será una elección” con el robot humanoide de Elon Musk

TSLA como lo llamó, “básicamente va a empezar a lidiar con el trabajo que es aburrido, repetitivo y peligro”. El diseño está pensado para que el Tesla Bot mida 170 centímetros de alto, pese 57 kilogramos y esté construido de cámaras, así como una pantalla en su cabeza. Además, se le montará el ordenador FSD de Tesla en el pecho y será capaz de levantar hasta 68 kilógramos. Con todo este prototipo ensamblado “el trabajo físico será una elección”, afirmó el excéntrico magnate.

Tesla Bot robot humanoide de Elon Musk

La idea de los robots humanoides ha estado presente en el imaginario colectivo desde hace décadas, desde el surgimiento del concepto. Aunque con la idea de simular la vida humana, también viene implícito el temor de sufrir un colapso a manos de la tecnología. Este último concepto se ha plasmado en diversas ocasiones como narrativa de la ciencia ficción, no obstante, con el avance que tenemos hoy en día no está tan alejado de la realidad.

Por ello, antes de ponerse a fabricar humanoides con tal capacidad de fuerza, antes habría que pensar en las normas éticas a las que habría que apegarse. Lo mismo sucede con el avance en la modificación genética que no está del todo regulada y existe gran controversia entre la comunidad científica. La creación de humanoides podría ser una realidad próxima, por lo que hay que pensar en su regulación.