Pese a los esfuerzos de conservación que ha realizado Kenia para mantener la subsistencia de los elefantes en su región, estos enfrentan numerosas amenazas que peligran su existencia. La caza furtiva para la obtención del marfil, es uno de los actos más crueles que persigue a estos gigantes grises. Pero no es la única amenaza que deben enfrentar, la creciente demanda de aguacate es otra de ellas.

manada de elefantes

Todo lo que consumimos trae detrás una historia de extracción de recursos naturales y mano de obra invertida. No precisamente porque se trate de alimentos veggie, significa que se cosechan con sustentabilidad. El aguacate ha aumentado su demanda en los últimos años, así que países con climas tropicales enfrentan el aumento de monocultivos de esta semilla.

Una amenaza latente 

Kenia tiene el territorio fértil perfecto para el cultivo de aguacate, no obstante, esto ha llevado a una guerra silenciosa contra el hábitat natural de los elefantes. En el mundo se conocen bastante bien los beneficios y propiedades del aguacate, por ello la demanda ha ido en crescendo hasta tal grado que la expansión de granjas está afectando en gran medida la subsistencia de la vida silvestre.

aguacate kenia elefantes
Granja de aguacates en Kenia. AFP

Los monocultivos de aguacate están invadiendo reservas naturales cerca de Amboseli, uno de los principales parques nacionales en Kenia. En el lugar ya se destinan más de 70 hectáreas a la agricultura y el cultivo de aguacate. Los responsables de las granjas de cultivo aseguran que su práctica no representa una amenaza para la vida silvestre, sin embargo, el argumento no es congruente con la realidad. La población de elefantes en África ha pasado de los 10 millones a principios del siglo XX, a menos de medio millón en 2020.

Según la Asociación de Exportaciones de Productos Frescos de Kenia, el país se ha posicionado como el sexto proveedor de aguacate de Europa. Las exportaciones han aumentado hasta un 33 por ciento hasta octubre de 2020, donde las ganancias alcanzaron los 107 millones de euros.

Conflicto de intereses

En una medida todavía más inesperada, a mediados de 2020 KiliAvo Fresh Ltd, empresa keniana dedicada a la agricultura, recibió el permiso de las autoridades medioambientales del país africano para crear una granja masiva de aguacates en territorios comprados a los pueblos Masáis. Como medida para la protección de los cultivos, la empresa colocó un cerco alrededor de toda el área que impide el paso a la vida silvestre. Medida que preocupa sobremanera a los defensores del medio ambiente.

elefante choca con cerca
Elefante choca contra cerca electrificada en granja de aguacate. AFP

Pero además esta guerra silenciosa trae consigo más conflictos de intereses. Los agricultores se escudan tras el hecho de que la granja ha “rescatado a muchos trabajadores turísticos que se quedaron sin trabajo cuando las empresas de safari cerraron durante la pandemia por coronavirus”.

cerca en granja de aguacates
Cerca que impide paso a elefantes a granja de aguacates en Kenia. AFP

Lamentablemente la sobrepoblación y la disyuntiva entre satisfacer las necesidades alimenticias de la población o salvaguardar a la vida silvestre parecen estar totalmente peleadas. Los expertos en medio ambiente aseguran que los cultivos de aguacate y los elefantes en Kenia, simplemente no pueden coexistir. Si la situación continúa como hasta ahora, los elefantes morirán de hambre para que Europa pueda satisfacer su demanda de esta fruta.

aguacate kenia elefantes
Cultivo de aguacates en Kenia. AFP

La conservacionista keniana, Paula Kahumbu, ha dicho que “la agricultura comercial en Kenia se ha vuelto incluso más peligrosa que la caza furtiva”. Es de suma importancia visibilizar la procedencia de lo que consumimos, ser conscientes de lo que estamos comprando podría representar una salida para disminuir la demanda de alimentos que acechan el bienestar del medio ambiente.

Sigue leyendo: El aguacate es delicioso, pero está arrasando los bosques de Michoacán: ¿qué hacer?