Hay momentos de quiebre que sacuden a la historia. El período turbulento conocido como la Guerra Fría fue uno de ellos, y es el escenario de arranque de El complot mongol. La esperada película de Sebastián del Amo ya está en cines, y llega como una bomba llena de acción y comedia que te divertirá hasta la médula, pero también como una inteligente sátira de la corrupción en México.

Son los años 60 y el presidente John F. Kennedy visitará México. Hay una conspiración internacional para asesinarlo, y poco tiempo para hacer algo al respecto. Resolver el crimen será labor de Filiberto García, un excéntrico matón a sueldo contratado por el gobierno y que ya no concibe su vida más allá de la violencia. El Barrio Chino de la Ciudad de México es el escenario de sus aventuras.

cine-complot-mongol-2

Persecuciones, peleas repentinas de artes marciales, secuestros, intrigas. La trama de El complot mongol entretiene con un humor negro que está muy cerca de la sátira. El resultado es satisfactorio, en gran parte gracias a las actuaciones de Damián Alcázar, Bárbara Mori, Eugenio Derbez y hasta Xavier López Rodríguez, ¡el mismísimo “Chabelo”!

¿Cómo es que una película que gira en torno a un crimen puede ser una comedia? Esta forma de retratar situaciones violentas en el cine no es nueva, y se origina en la literatura. El complot mongol es una adaptación de la novela publicada por Rafael Bernal en 1969, la primera “novela negra” escrita en México.

En la “novela negra” no hay buenos ni malos: la moral se cambia por una visión más cruda y más precisa de la violencia.

Así como no hay héroes ni villanos, tampoco hay límite para retratar las situaciones más absurdas. ¿Cómo es posible que el gobierno de México tenga un asesino bajo contrato? En un mundo ideal esto parecería un chiste, pero no lo es. Detrás de cada broma, El complot mongol muestra también el lado más oscuro de la realidad de México, un país en el que los sucesos más extraños son posibles 

No cabe duda: El complot mongol tiene todo lo que necesitas para pasar un rato increíble en el cine. Habrá amor, habrá acción, habrá misterios que se resolverán de las formas más chuscas y hasta te hará pensar un poco sobre el pasado y el presente de tu país, todo a través de los ojos del irreverente detective Filiberto: ¡Pinche peli buenísima! 

El complot mongol ya está proyectándose en todas las salas Cinépolis.