¿Cómo podríamos restaurar el daño hecho al planeta? Los ecosistemas revelan una degradación histórica por la explotación humana y la ciencia sugiere que restaurar la tierra dañada es la solución.

Al mismo tiempo que impulsamos la disminución del consumo, debemos rescatar las zonas que se han dañado. Las poblaciones silvestres en todo el mundo reflejan daños graves que, a pesar del paso del tiempo, pueden sanar. Para esto un grupo de científicos realizó un análisis sobre las acciones que podría llevar a cabo la ciencia para rescatar estos sitios. 

naturaleza-crisis-climatica-biodiversidad

De acuerdo con el estudio científico, la restauración de un tercio de las áreas más degradadas del planeta puede ayudarnos a almacenar toneladas de carbono. Esto ayudaría a compensar las emisiones de gases de efecto invernadero, es decir, este cambio ayudaría a evitar la extinción del 70% de las especies. Asimismo, se identificaron decenas de zonas naturales en todo el mundo, las cuales podrían recibir alguna intervención; desde bosques tropicales hasta tierras altas y humedales costeros podrían ser salvados de la muerte total.

Un esfuerzo científico para salvar los ecosistemas

Lo único que se requiere para salvar estos ecosistemas es destinar el 1% de la financiación dedicada a la crisis climática en la restauración de la naturaleza. Si bien estamos dispuestos a invertir en cambios, también es posible generar una recuperación total.

A estas alturas del debate sabemos que las soluciones basadas en la naturaleza serán las que nos permitan recuperar el equilibrio de la biodiversidad y clima mundial. Considerémoslo como una aportación que traerá grandes beneficios adicionales a la vida.

ciencia-ecosistema-alimentos-agricultura-naturaleza
Tyler Varsell

Además, no habrá riesgos para la agricultura al recuperar estos suelos. “Podemos producir suficientes alimentos para el mundo y restaurar el 55% de nuestras tierras agrícolas actuales, con una intensificación sostenible de la agricultura”, agrega el estudio.

Tres cuartas partes de la Tierra aún cuentan con huella humana. Los espacios intactos de la humanidad son cada vez menos. Por suerte, unos cuantos científicos tienen en sus manos la tarea de restaurar el 15% de los ecosistemas en todo el mundo. Aunque esta es una tarea de la sociedad entera, podemos aceptar que los científicos nos guíen. De igual forma la comunidad internacional deberá comprometerse con el pacto de retribuir a la naturaleza lo que ha otorgado y será mejor hacerlo con rapidez.

Sigue leyendo: WWF: El mundo perdió 68% de su biodiversidad en menos de 50 años