Conforme nuestra rutina cambia, también el consumo lo hace, e incluso el consumo de drogas ilegales. Mientras el mundo espera impaciente por una vacuna para el coronavirus, millones de personas lidian con el aislamiento y un método popular de enfrentarlo ha sido a través del consumo de drogas.

Un nuevo informe señala que las tendencias mundiales de consumo de drogas se han disparado a raíz de la pandemia de covid-19. Debido al aislamiento, las personas se mantienen ansiosas y aburridas, resguardadas en interiores.

aislamiento-pandemia-salud-mental-depresion-drogas

Un resultado de la mezcla de estos factores es el consumo de sustancias psicoactivas. La más popular es la cannabis, cuyo uso ha aumentado en Australia, Estados Unidos y Gran Bretaña. De acuerdo con la encuesta realizada en unos 11 países, actualmente la marihuana ha sido una fiel ayuda para tratar la depresión, el estrés y la ansiedad.

Mientras se incrementa el consumo de sustancias para relajarse, el uso de drogas ilegales en fiestas ha disminuido. La abrupta desaparición de clubes nocturnos y reuniones ha dificultado el acceso a sustancias como el éxtasis o la cocaína. Incluso, los seguidores de estas sustancias aseguran que las ganas de tomar éxtasis, ketamina, etc., han desaparecido durante la pandemia. Sin duda el entorno ha definido el consumo, pero el mayor problema es el riesgo de la automedicación y las consecuencias de fumar en medio de una pandemia.

También en Ecoosfera: La rutina de aislamiento de un filósofo que promete sacar lo mejor de ti

 

Los riesgos de las drogas en medio de la pandemia

Durante décadas, el uso incorrecto de estas sustancias ha amenazado la salud pública. No obstante, en una pandemia los riesgos pueden ser aún mayores. Ahora los expertos de la salud deberán tener en el radar al virus y a las drogas.

marihuana-medicinal-cannabis-droga

Pero no confundamos las situaciones. El incremento del consumo de drogas responde a la necesidad de calma. Nada tiene que ver el uso recreativo, e incluso hay muchos países que permiten este tipo de consumo. El verdadero problema está en el acceso a las drogas como una herramienta para controlar la angustia, la ansiedad o el estrés. Es decir, se toman como medicamentos para tratar un problema de salud o estado mental, sin orientación médica. 

Reconozcamos las virtudes de sustancias como la marihuana en su uso natural, pero advirtamos de los riesgos que existen cuando se utiliza para tratar un estado que surge en medio del aislamiento. Busquemos apoyo y orientación, con el fin de determinar qué es lo mejor para ayudar a nuestra mente en estos días difíciles.

 

Sigue leyendo: Cuáles son las drogas más consumidas por jóvenes y por qué