A raíz de la declaración de pandemia por el coronavirus, distintos países han tomado medidas severas para evitar el contagio masivo de este virus. Una de las acciones primarias ha sido aplicar el aislamiento o distanciamiento social.

Las personas no pueden abrazarse, saludarse de mano o estar a menos de 1 metro de distancia. Incluso los objetos que comparten deben ser esterilizados. Ciudades enteras han cerrado negocios, parques, centros de convivencia y más lugares con el objetivo de que la sociedad se aísle. Pero, ¿sabemos por qué hacemos esto y en qué nos beneficia?

distanciamiento-sociedad-coronavirus
Getty Images

 

¿Qué es el distanciamiento social?

Esta medida es una limitación de las actividades cotidianas con el objetivo de no aumentar la propagación de la enfermedad. Se lleva a cabo a través de mantener fuera de alcance los entornos de la vida diaria como escuelas, centros comerciales, trabajos, transporte, etcétera.

Pero, más allá de eliminar la visita a los lugares públicos, lo mas importante es crear distancia entre los seres humanos. Las personas deben distanciarse y evitar el contacto directo, lo cual podría afectar el estado de ánimo.

 

Guía para mantener el lado humano durante el distanciamiento social

No es sencillo mantenernos animados mientras estamos encerrados y sin compañía. Incluso nos hace falta que el aire corra por nuestra cara o el sol nos llene la piel de energía. Pero si lo que quieres es mantener este distanciamiento social y a la vez alimentar tu lado humano, puedes hacer lo siguiente:

  • Habla por videollamada con tus amigos y familia.
  • Si tu familia está en cuarentena y no están enfermos, puedes compartir uno que otro abrazo.
  • Si hay un enfermo en la familia, envía notas de ánimo por debajo de su puerta.
  • Comparte actividades como juegos, ver películas o cocinar.
  • Toma el aire desde una ventana o balcón (también puede ser el sol).
  • Come frutas que eleven tu ánimo (fresas, plátano, naranjas, piña).
  • Envía mensajes de apoyo a tus seres queridos.
  • Reflexiona sobre los beneficios de estar contigo mismo, apapáchate un poco.

A pesar de estar físicamente distanciados, hay muchas maneras de expresar lo que sentimos. Si tienes la oportunidad de salir al balcón y desde ahí comunicarte con tus vecinos, hazlo. O, si lo prefieres, puedes utilizar las redes para encontrar el ánimo que te hace falta.

Lo más importante es que pienses que miles de personas viven el distanciamiento social al igual que tú. Gracias a que no eres el único es más sencillo encontrar actividades que mantengan tu mente y cuerpo ocupados.

Tal vez este sea el momento para aprender a convivir en soledad. No siempre es malo tener un momento consigo mismo. Estos espacios de placer en blanco y sin el ruido acelerado de la ciudad son un respiro para el alma y la mente. Aprovéchalo.

ditanciamiento-social-pandemia

 

Sigue leyendo: Despensa de cuarentena: una lista para comer bien con ingredientes básicos