Si hay un aspecto que caracteriza a la vida en la Tierra eso es que estamos colmados de ritmos. Nos regimos por el constante vaivén de los ciclos que culminan y comienzan de nuevo en un bucle sempiterno. Desde el ciclo más pequeño que es el día y la noche, hasta el bamboleo de Chandler que tarda más de 25 mil años en completar un ciclo. Tenemos otro periodo que también nos rige al que llamamos año, este pasa por distintas transiciones gracias a la velocidad a la que se mueve el planeta y otras características como eje de inclinación. En todo el año, existe día que se  diferencia de los demás por tener la mayor oscuridad ya que es el más corto de todos, y el de 2021 está próximo a llegar.

¿Cuándo será el día más corto del año 2021?

El día más corto del año 2021 en el hemisferio norte, se producirá el 21 de diciembre durante el solsticio de invierno. En esta fecha tendremos la menor cantidad de luz solar, que sólo brillará por unas 9 horas y 17 minutos en el centro de América. En consecuencia, el resto de horas serán gobernadas por la oscuridad de la noche más larga de todo el año.

día más corto del año

En el caso del hemisferio sur, este ya tuvo su día más corto que se produjo el 21 de junio durante la entrada del invierno para aquella región. Pero por el contrario, tendrán la mayor cantidad de luz durante diciembre que marca la llega del invierno.

¿Por qué hay un día más corto del año?

Para entender lo que sucede dentro de nuestra burbuja biológica, antes hay que mirar más allá de lo evidente. Es decir, si se quiere comprender el origen de los fenómenos que se ven proyectados en el planeta, antes hay que ampliar el panorama hacia cómo se coloca la Tierra en el Sistema Solar. De esta manera, encontraremos pistas que nos guíen hacia una explicación contundente.

Sabemos que a largo de un año las condiciones climatológicas cambian acorde a la geolocalización, pero también a las estaciones del año. Primavera, verano, otoño e invierno, nos rigen con sus cualidades y si es usted un amante observador de su entorno, se habrá percatado de que la duración de los días no es igual en todo momento. Mientras que los días de primavera y verano suelen ser más luminosos y duraderos, los de otoño e invierno se distinguen por su oscuridad.

puesta de sol del solsticio de invierno

Precisamente en la entrada del invierno se produce el día más corto de todo el año, la luz solar sólo dura unas pocas horas y luego la noche más larga cae sobre el horizonte. Esto se debe al movimiento de la Tierra que se encarga de regalarnos las estaciones del año, llamado Precesión de los Equinoccios.

Precesión de los Equinoccios 

La Tierra no gira completamente perpendicular al plano imaginario horizontal del Sistema Solar, llamado Eclíptica. Sino que tiene un ángulo de inclinación de 23.5°. En consecuencia, la luz solar no llega igual a toda la superficie terrestre del lado diurno de la Tierra. Hay veces que el hemisferio norte está más cercano al Sol y recibe mayor calor y luz. Pero también hay veces que el hemisferio sur está inclinado hacia el Astro Mayor y los rayos inciden más en esa región.

Gracias a este fenómeno es que tenemos equinoccios y solsticios que marcan la entrada de las estaciones. Pero también es la explicación de por qué cuando en el hemisferio norte entra el invierno, el hemisferio sur por el contrario, recibe el verano. Y justamente es durante el solsticio de invierno cuando se produce el día más corto de todo el año. En diciembre para el hemisferio norte y en junio para el hemisferio sur.