PUBLICIDAD

DESTACADOS

Jardines colgantes de babilonia, el antiguo paraíso

Los jardines colgantes de Babilonia han inspirado curiosidad a los historiadores durante largos siglos, pues aunque se tienen algunos registros de descripciones, no se sabe con certeza si realmente existieron. Este paraíso botánico a orillas del Río Éufrates, forma parte del listado de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, es por esto que ha levantado las más grandes incógnitas durante la historia. Ya fuese mito o no, no cabe duda de que es una idea arquitectónica verdaderamente fascinante.

Origen de los jardines colgantes de Babilonia

Según los registros históricos, esta maravilla se remite al siglo VI a.C., cuando el rey de Babilonia Nabucodonosor II, mandó construir una serie de jardines para demostrar el amor que profesaba por su esposa la princesa Amytis de Meda. Amytis era hija del rey Ciáxeres del imperio medio que provenía de las montañas. Por esta razón, el rey Nabucodonosor II quiso crear una obra arquitectónica que evocara al antiguo hogar de su esposa, que era muy distinto de las grandes llanuras de la ciudad de Babilonia.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Aunque esta no es la única hipótesis sobre el origen de los jardines de Babilona. Existe también una versión que apunta a que la reina asira Semíramis o Shammuramat mandó construirlos en el siglo X a. C. Se dice de ella que fue una valiente reina que conquistó Egipto e India, sin embargo, no soportó la traición de su hijo quien planeó derrocarla del poder y terminó por suicidarse.

Aspecto de los jardines colgantes

No se tiene evidencia contundente del aspecto real de los jardines, únicamente indicios de cómo pudo haber sido su aspecto. Se cree que esta edificación se encontraba sobre una construcción dispuesta en distintos niveles de terrazas. En cada una de ellas, la vegetación sobresalía y colgaba para dar el efecto de estar suspendida en el aire. De ahí que se les denominara como jardines colgantes y que de hecho, se convirtiera en la característica más remarcable de la maravilla arquitectónica.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Los historiadores creen que el riego de dichos jardines suspendidos representó un desafío. Pero se cree que para mantener frondosas las terrazas botánicas, se utilizó una máquina similar a una noria hidráulica que permitía elevar grandes cantidades de agua. Los arqueólogos han encontrado en las ruinas del Palacio del sur, un gran pozo que posee las características para cumplir con esta tarea.

[caption id="attachment_113711" align="aligncenter" width="1024"]

NeoNam Studios[/caption]

Con la posible decadencia del Imperio Neobabilónico, los jardines fueron abandonados progresivamente. Cuando Alejandro Magno como parte de sus expediciones llegó hasta el lugar, en el siglo IV aC., el lugar ya se encontraba en ruinas y completamente abandonado. Y finalmente el rey Evemero en el año 126 a. C., se encargó de derrumbarlos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Una de las Siete Maravillas del Mundo

Pese a que existen historiadores que dudan de la existencia de los jardines de Babilonia, hay otros que argumentan que es difícil creer que no existieron. Ya que existen descripciones de exploradores antiguos que detallan el aspecto arquitectónico del lugar. Por ejemplo, Filón de Bizancio, el escritor griego autor de Las Siete Maravillas del Mundo describió:

"Crecen allí los árboles de hoja ancha y palmeras, flores de toda clase y colores, y, en una palabra, todo lo que es más placentero a la vista y más grato a gozar. Se labra el lugar como se hace en las tierras de labor y los cuidados de los renuevos se realizan más o menos como en tierra firme, pero lo arable está por encima de las cabezas de los que andan por las columnas de abajo".

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

[caption id="attachment_113712" align="aligncenter" width="1024"]

NeoNam Studios[/caption]

Por su parte el geógrafo griego Estrabón, escribió en el siglo I sobre los jardines colgantes de Babilonia:

“Consta de terrazas abovedadas alzadas unas sobre otras, que descansan sobre pilares cúbicos. Éstas son ahuecadas y rellenas con tierra para permitir la plantación de árboles de gran tamaño. Los pilares, las bóvedas, y las terrazas están construidas con ladrillo cocido y asfalto.”

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Por estas razones es que se le consideró en la selección de diversos escritores griegos helenísticos para nombrar a las Siete Maravillas del Mundo Antiguo que también incluyen a la Gran Pirámide de Guiza, el templo de Artemisa de Éfeso, la estatua de Zeus en Olimpia, el Mausoleo de Halicarnaso, el Coloso se Rodas y el Faro de Alejandría.

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD