Tu guía para una vida sostenible y medio ambiente

El renacimiento de la bicicleta en el continente americano

El renacimiento de la bicicleta en el continente americano

Cada vez más países se unen a la cultura urbana del uso de la bicicleta como principal medio de transporte, ¿cómo se vive en tu ciudad?

Entre 1977 y 2009, el número total de gente rodando por todo el mundo en bicicleta se triplicó año con año. A partir de entonces, cada vez más personas viajarían a su trabajo en este magnífico y eco amigable medio de transporte.

Por ello, distintas ciudades en el mundo han optado por crear grandes infraestructuras que les permitan a los usuarios tener nuevas y mejores alternativas para transportarse. Por ejemplo, Chicago ha determinado construir 30 kilómetros de circuito durante el 2012, queriendo colocarse en el primer lugar de las ciudades de Estados Unidos con mejor infraestructura para los ciclistas; actualmente ocupa el quinto. La cultura de las bicicletas está creciendo, y ciudades como San Francisco y Nueva York se han unido a esta nueva ola.

Este crecimiento se ha producido gracias a la creación de políticas públicas y a una gran inversión del presupuesto público. En Portland, desde 1990, el número de usuarios se ha multiplicado seis veces. Para Chicago, el proyecto no solo se centra en una infraestructura, sino una especie de anzulo turístico para que los amantes de los paseos en bicicleta tengan una opción real y segura para transitar por las calles.

John Pucher y Ralph Buehler, autores del libro Ciudad ciclista, explican que las edades de los usuarios de este transporte oscilan entre los 25 y 64 años de edad, aunque la tasa se ha reducido ligeramente en mujeres y niños por los inconvenientes que trae consigo la inseguridad. Sin embargo, el uso de bicicleta cada vez es más seguro. De acuerdo con los autores, entre 1977 y 2009, las muertes por accidentes relacionados con este medio de transporte se redujo un 65%, del 5.1% hasta el 1.8%.

Por otra parte, Chicago, además de su ambicioso proyecto de la ampliación de la red urbana, planea implementar un nuevo sistema de bicicletas compartidas, que derivó del cierre de varias avenidas para que la gente pudiese transitar sin ningún riesgo de atropellamiento.

En el continente americano, poco a poco se abre camino a la adopción de esta nueva cultura que, por otro lado, trata que los usuarios utilicen con menos frecuencia el automóvil. Los beneficios son muchos, los costos pocos y la diversión infinita, ¿estás listo para tomar tu bicicleta y comenzar a rodar por las calles de tu ciudad?

Total
0
Share