El movimiento de los corales como nunca lo hab√≠as visto (time-lapse ūüé•)

El movimiento de los corales como nunca lo hab√≠as visto (time-lapse ūüé•)

Los corales: la fauna floral y subacuática resalta por los más excéntricos colores y los más delicados movimientos que hacen del mar un jardín hechizante…

Los corales son peque√Īos animales trasl√ļcidos que habitan en el fondo marino. Estas comunidades de organismos se extienden por cientos de kil√≥metros formando espectaculares arrecifes. Son reconocidos por sus colores extremadamente llamativos y su vaporoso movimiento.

Estas estructuras coralinas son en realidad exoesqueletos integrados por zooxantelas ‚ÄĒmicroalgas‚ÄĒ que producen los maravillosos tonos fluorescentes de su cuerpo. Los tent√°culos que se mueven airosamente son sus armas para conseguir alimento. Basta con tener una roca marina disponible para que estos animales, llamados p√≥lipos, se adhieran a ella para comenzar su reproducci√≥n. Una vez que un p√≥lipo se fija a la roca, comienza a dividirse en miles de clones para dar vida a la comunidad.

El movimiento de los corales como nunca lo hab√≠as visto (time-lapse ūüé•)

Daniel Stoupin

Los corales forman uno de los ecosistemas más ricos del planeta, y lo más sorprendente es que les toma siglos crecer hasta convertirse en masivas criaturas del océano. Existen cientos de especies de coral con diferentes formas y colores (además de nombres preciosos): los corales cerebrales (por su parecido a este órgano humano), los corales abanicos (parecen árboles), los látigos, etc. Cada uno tiene características distintas de acuerdo con su tipo y ubicación.

Bajo el título Slow Life, el artista Daniel Stoupin nos muestra la vida de los corales en un time-lapse de 9 meses:

Los organismos más importantes que juegan funciones clave en la biósfera no parecen ser seres emocionantes bajo el enfoque motion. Plantas, fungi, esponjas, corales, plancton y microorganismos hacen la vida en la Tierra y son similares a todos los seres vivientes, son dinámicos, móviles y con propiedades fundamentalmente similares a las nuestras. Crecen, se reproducen, se expanden, se mueven hacia la energía y se alejan de condiciones no favorables. Sin embargo, su velocidad parece no estar en sincronía con nuestra percepción. Nuestros cerebros están conectados para comprender y seguir eventos rápidos y dinámicos, especialmente aquellos con una velocidad similar a la nuestra.

Aquí el time-lapse que captura el fascinante movimiento de los corales:

 

Total
0
Share