PUBLICIDAD

DESTACADOS

Curiosidades sobre el invierno según la ciencia

La imagen que se ha construido alrededor de la idea del invierno suele destacarse por sus grandes paisajes nevosos de un color prístino. Una época del año en donde llegan las celebraciones de fin de año y las luces inundan el camino, no obstante, no se vive igual en todas las regiones del mundo. El invierno es único en distintas zonas geográficas y estas curiosidades que nos proporciona la ciencia, nos ayudan a entender más sobre él.

Curiosidades científicas sobre el invierno

Invierno astronómico y meteorológico son distintos

El invierno astronómico entra anualmente el 21 de diciembre en el hemisferio norte y el 21 de junio en el hemisferio sur. Está marcado por el solsticio de invierno que se suscita gracias al movimiento de la Tierra conocido como la Precesión de los Equinoccios. El planeta está inclinado unos 23.5° sobe la perpendicular marcada por eclíptica y eso propicia que uno de los dos hemisferios esté más cerca del Sol que el otro. En consecuencia, cuando en el norte es invierno, el sur experimenta el verano y viceversa.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Sin embargo, el invierno meteorológico es distinto ya que comienza antes, abarcando el periodo de tres meses desde el inicio de diciembre y se extiende hasta finales de marzo. La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de los EE. UU, dice que se basa en el ciclo de temperatura anual y el calendario. Distinto del astronómico que está basado en los movimientos de la Tierra.

Efectos en la psique

Si hay una constante en la vida terrestre remarcable, esa es la capacidad de experimentar distintos ritmos. Es decir, el ser humano y toda la vida en la tierra, está sujeta a los bucles del planeta. El día y la noche, calor y frío, luz y oscuridad, moldean las características de los seres vivientes. Es por esto que las estaciones del año representan una fuerza destacable en nuestras vidas, pues nos obligan a modificar nuestro comportamiento para adaptarnos a ellas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Así cuando llega el invierno y los días se vuelven más cortos, la falta de luz y el descenso de la temperatura también impactan en la psique humana. Distintas investigaciones han abordado esta cuestión y han descubierto que, a consecuencia de la falta de luz se produce un efecto llamado ‘depresión estacional’ o también llamada ‘tristeza invernal’. Cambios de humor y tristeza inexplicable son los síntomas más descritos por aquellos que la han experimentado. También se describe una mejoría en la medida en que la primavera se reestablece.

El viento cantábile

Durante el invierno los vientos fríos se intensifican y traen consigo una cantábile canción invernal que escuchamos en forma de silbido. Y aunque este se puede producir durante cualquier estación del año, es durante el invierno cuando se produce con mayor frecuencia. Se produce gracias a que los vientos soplan con mayor intensidad y al encontrarse con obstáculos, la zona de paso del viento se estrecha y experimenta una mayor aceleración que es la que produce el peculiar sonido.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La temperatura más baja del planeta

La temperatura más baja que han mostrado los termómetros desde que se iniciaron los registros climatológicos ha sido en la Antártida. El continente más apegado hacia el polo sur se caracteriza por sus crudas condiciones, es por esto que está completamente deshabitado. El 10 de agosto de 2010 la Meseta Antártica Oriental marcó -93.2°C, la temperatura más baja jamás registrada.

Naturaleza fractal 

Con el invierno algunas regiones más apegadas hacia los polos, experimentan la llegada de la nieve que guarda grandes curiosidades. Entonces la fractalidad se apodera de las regiones que ven caer los copos de cristal tan distintivos en invierno. Se forman por sublimación del vapor de agua dentro de las nubes frías, se forman distintos cristales de hielo que caen desde el cielo. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La naturaleza se refleja en estos destellos cristalinos de forma perfecta. Los copos de nieve son la forma invernal de belleza y precisión geométrica más natural que conocemos. A pesar de que no los vemos a simple vista, es una delicia desenterrar sus patrones y descubrir que cada uno es único, no existe un copo igual a otro. Además son de belleza fractal, lo que significa que por más que alejemos su geometría o la alejemos, se verá siempre igual. 

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD