PUBLICIDAD

DESTACADOS

Nace al primer bebé koala luego de los devastadores incendios en Australia

En 2020 Australia se convirtió en uno de los peores escenarios sobre desastres naturales que han azotado al mundo. Las temperaturas ascendieron hasta lo más alto en los termómetros causando una vorágine de incendios forestales que arrasaron con todo a su paso. Millones de animales perecieron en el lugar y muchos otros se quedaron sin hogar, agravando la salud poblacional de algunas especies como los koalas. Pero poco a poco estos animales nos muestran la resiliencia y el primer bebé koala luego de los devastadores incendios ha nacido en Australia.

El Australian Reptile Park le dio la bienvenida el primer bebé koala nacido luego de los incendios forestales. Una noticia sorprendente pues la especie está actualmente considerada como ‘amenazada’ por la Lista Roja de Especias Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Y Australia recientemente anunció que podría elevar la categoría a ‘peligro de extinción’ pues de esta manera recibiría financiamiento especial para ayudar a su conservación.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Un nacimiento que trae esperanza 

El bebé koala nació dentro del santuario natural que se encuentra en la costa central de Nueva Gales del Sur. Es el primer ejemplar nacido tras los devastadores incendios forestales que arrasaron con más del 30% de la población de estos marsupiales. El nacimiento es una noticia que debe celebrarse pues abre de nuevo la esperanza de ver renacer a los koalas que en algún momento dominaron los bosques australianos.

El Reptile Park anunció que el bebé koala recibió el nombre de Ash (‘ceniza’ en español), como un homenaje a los animales que perecieron durante los desastres naturales ocurridos durante 2019 y 2020 en Australia. El pequeño marsupial ha estado en la bolsa de su madre durante ya algunos meses, sin embargo, apenas se mostró ante los cuidadores. Igualmente declaró que los koalas rescatados tras los incendios estuvieron recibiendo tratamientos para las heridas sufridas y fueron cuidados hasta que se recuperaron. Más tarde se les liberó de nuevo para reencontrarse con la naturaleza.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Ahora que se sabe que el pequeño Ash está a salvo y en buenas condiciones de salud, se le trasladó junto con su madre y otros tres koalas adultos hacia el Parque Nacional Kanangra Boyd, en el estado de Nueva Gales. Se trata del primer grupo rescatado de las Montañas Azules que finalmente se han liberado tras los terribles acontecimientos.

Los incendios forestales ocurridos en años pasados han dejado una huella profunda en la naturaleza australiana que tardará décadas en recobrarse de tal golpe. Sin embargo, la naturaleza nos ha mostrado en un centenar de ocasiones que, si se le deja libremente es capaz de renacer de las cenizas. Por lo tanto, Australia debe poner énfasis en evitar la expansión de la mancha urbana y cuidar de sus bosques para evitar que los koalas se extingan, tal como lo auguran los expertos quienes aseguran que de no hacerse nada, se extinguirán para 2050.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD