Medio ambiente
Sci-innovación
Cosmos
Natura
Beneficios D
Orbe cultural
Ecotech
Noticias
Hazlo fácil

DESTACADOS

El secreto de la larga vida de las abejas reina

Por: Ecoo sfera14 de febrero de 2022

Cuando hablamos de abejas, debemos saber que un fascinante y diminuto ser tiene la importante tarea de mantener el equilibrio de la vida entera. Cuando transportan el polen de las flores en sus pequeñas patas, logran que miles de especies se alimenten.

Un dato sorprendente es que esta imprescindible misión se realiza en un periodo relativamente corto, pues la esperanza de vida de la mayoría de las abejas es de a penas unas cuantas semanas, aunque esto depende de su lugar dentro de la colmena.

En una colonia de abejas vive una sociedad organizada donde se relaciones tres tipos de abejas: las obreras, los zánganos y la abeja reina. El primer grupo, el de las abejas obreras, puede llegar a vivir entre 45 y 50 días. Durante este periodo, pasarán toda su vida moviéndose y recolectando polen y néctar de flores con sus patitas para que toda la colmena se alimente.

En contraste los zánganos, que se encargan de fertilizar a la abeja reina, llegan a vivir hasta 3 meses. Mientras que una abeja reina, la más importante de la colmena, puede vivir entre 3 y 5  años. 

¿Por qué vive tanto la abeja reina?

En cada colmena solo hay una abeja reina. Su papel es crucial ya que además de ser más fuerte, poderosa y resistente que el resto, de ella depende la continuidad de la colmena entera. Es esta abeja la encargada de "heredar" su material genético, poniendo miles de larvas. Además, su cuerpo se puede distinguir a simple vista por tener un abdomen mucho más alargado que el resto.

Esta es la única abeja de la colmena que se alimenta con jalea real, una sustancia elaborada por las abejas obreras a partir del polen que recolectan y transforman a través de su glándula hipofaríngea. Esto es lo que la mantiene viva y saludable a la abeja reina durante tanto tiempo.

Polen el secreto de la vida de las abejas

Toda esta cadena solo es posible gracias al polen, un mágico y fino polvo que contiene las células reproductivas de las flores. De esta sustancia vital depende su supervivencia y el correcto funcionamiento de toda la colmena.

Desde las larvas, que consumen una especie de papilla de polen, hasta las abejas más longevas se alimentan de esta sustancia fundamental que les permite tener una balanceada  dieta basada en vitaminas, proteínas, carbohidratos y agua.

La impecable organización dentro de las colmenas nos recuerda que cada una de las piezas dentro de la naturaleza tiene un papel fundamental.


Recomendados: Enlaces promovidos por Taboola: