Después de la última edad de hielo, el desierto del Sahara se transformó en un oasis de vida. Lleno de verde vegetación en medio de las dunas y lagos en las cavernas áridas, esta zona experimentó un completo despliegue de naturaleza.

Cerca de nueve millones de kilómetros cuadrador del norte de África se tornaron verdes. Espectaculares animales como hipopótamos, elefantes, antílopes, etc., fueron atraídos por estos hermosos paisajes. Prósperos pastos y grandes arbustos resaltaban el exuberante paraíso del cual actualmente no queda rastro. Ahora, el desierto del Sahara es un terreno hostil.

desierto-sahara-verde-naturaleza-dunas-rotacion

Pocas especies se dejan ver entre sus dunas arenosas. Diminutos insectos y algunos reptiles han encontrado un hogar ideal en él, pero otras enormes especies decidieron partir a lugares menos complejos para sobrevivir. Sin embargo, este evolutivo cambio en la tierra plantea una duda inquietante: ¿acaso el desierto de Sahara podrá resurgir como un oasis verde? Con el tiempo es posible que sí, el Sahara podría ser verde otra vez.

De acuerdo con Kathleen Johnson, profesora asociada de sistemas terrestres en la Universidad de California, la Tierra cambia de rotación orbital cada 23,000 años. Esto significa que cuando el Sahara fue verde, la rotación era distinta.

desierto-sahara-rotacion-tierra-vegetacion

El resultado de esta rotación fue el Período Húmedo Africano, fenómeno que podría repetirse. No obstante, Johnson asegura que es difícil predecir esto, debido a que las emisiones de gases de efecto invernadero han desequilibrado el clima del planeta.

Por esta razón, no está claro si el desierto del Sahara podría volver a ser verde. Es posible que la inclinación de la Tierra hace miles de años causara un oasis. Hoy, a pesar de que desde hace 8,000 años el planeta comenzó a inclinarse, no se sabe con seguridad si esto marcará alguna diferencia para la zona africana.

También en Ecoosfera: Capturan imágenes de nieve en el desierto del Sahara (fotos)

 

¿Cómo afecta la rotación de la Tierra al desierto del Sahara?

El origen de todos los cambios en el planeta radica en su relación con el universo. La rotación de la Tierra cambia por las interacciones gravitacionales con la luna y otros planetas masivos. Esta constante relación de energías y masas produce cambios periódicos en el orbe.

Uno de estos cambios es el “bamboleo”, según explica Peter de Menocal, director del Centro de Clima y Vida del Observatorio Terrestre en Columbia. El bamboleo es el cambio en la inclinación de la Tierra que coloca al hemisferio norte más cerca del sol en el verano cada 23,000 años.

rotacion-tierra-hemisferio-norte-verano-bamboleo

Esta transformación genera los climas adecuados para que el Sahara verde renazca. Pero nada dura para siempre, y el oasis de este desierto desaparece abruptamente. Se dice que la terminación del ciclo verde del desierto del Sahara tomó tan sólo 200 años.

El cambio en la radiación solar fue la causa, y el paisaje cambió de repente. Pero esto no significa que el Sahara verde no volverá nunca. El próximo máximo de insolación de verano en el hemisferio norte, que impulsará el crecimiento de la vegetación en el desierto, podría producirse dentro de unos 10,000 años.

Este lapso es totalmente predecible, lo único que no se sabe con certeza es si el cambio climático afectará este ciclo. Mientras tanto, las generaciones de hoy y los próximos 10,000 años no lo verán con sus propios ojos. Serán los seres humanos del futuro los que presencien (o no) la transformación del desierto del Sahara. A nosotros nos queda tan sólo imaginar un espacio lleno de vida y naturaleza.

 

Sigue leyendo: El poderoso efecto de la nube de polvo del Sahara que recorre el planeta