El abstracto más grande para el ser humano es hallar la entrada a la quinta dimensión que nos de respuestas sobre nuestro lugar en la historia cosmológica del Universo. Es un tema que ha sido explorado abundantemente en ciencia ficción por muchos libros, series y películas. Y no debe ser casualidad, la eterna búsqueda de sentido es intrínseca al ser humano. La idea de encontrar una dimensión desconocida es una quimera entre lo científico y lo filosófico, que nos invita a perdernos en el rompecabezas abstracto sobre las preguntas ¿quiénes somos? Y ¿qué hacemos aquí?

entrada quinta dimensión

Un grupo de científicos de la Universidad de Granada (España) y la Universidad Johannes Gutenberg (Alemania), han encontrado lo que podría ser la entrada a la quinta dimensión. En realidad, se ha tratado de una serendipia, ya que originalmente los expertos se encontraban investigando la materia oscura y gracias a esto, hallaron una partícula que podría actuar como un portal hacia la quinta dimensión.

La cuarta dimensión: Tiempo-espacio

Durante años, desde la década de 1920 y en un intento por unificar las fuerzas de gravedad y el electromagnetismo, Theodor Kaluza y Oskar Klein especularon sobre la existencia de una dimensión extra a las perceptibles desde nuestros ojos.

También en Ecoosfera: ¿Qué es la teoría de cuerdas y qué nos dice sobre la ciencia?

Desde nuestra perspectiva, la realidad se construye sobre tres dimensiones espaciales (arriba-abajo, izquierda-derecha, enfrente-atrás). No obstante, Kaluza y Klein adicionaron a la teoría una nueva dimensión que da como resultado la cuarta dimensión: tiempo-espacio.

simulación de quinta dimensión

Pero los científicos nunca tienen suficiente y especulan que podría existir una dimensión extra, aunque sumamente diminuta que sería para nada perceptible ante nuestros ojos. Casi ochenta años después, nuestra comprensión sobre la realidad dio otro giro inesperado. A finales de la década de 1990 los estudiosos del tema llegaron a la conclusión de que una dimensión agregada, es decir, una quinta dimensión, podría resolver algunas de las cuestiones más enredadas de la física de partículas.

Sin embargo, las investigaciones no arrojaron luz sobre la entrada a una quinta dimensión. Hasta ahora que investigadores de Alemania y España encontraron una posible salida al laberinto.

simulacion entrada quinta dimension

El gran misterio de la quinta dimensión 

La investigación publicada en The European Physical Journal C, va más allá del Modelo Estándar de la física de partículas. Descubrieron una teoría que predice la existencia de una partícula desconocida que sería la entrada a la quinta dimensión, muy parecida al Bosón de Higgs. La partícula hipotética en cuestión resolvería sorprendentemente la pregunta sobre la abundante materia oscura en el Universo. La existencia de la partícula requiere necesariamente la mediación de una nueva fuerza entre las partículas elementales (el universo visible) y la intrigante materia oscura (el universo oscuro), lo que da luz sobre algunas incógnitas abiertas.

materia oscura

“Dicha partícula podría jugar un papel fundamental en la generación de masas de todas las partículas sensibles a esta dimensión extra, y ser a la vez la única ventana relevante a un posible sector oscuro responsable de la existencia de materia oscura, lo que resolvería de un sólo golpe dos de los mayores problemas de estas teorías, a priori desconectados”, explica Adrián Carmona, coautor de la investigación.

estrella

Pese a lo alentador de la nueva teoría, hay todavía un camino largo por recorrer. Al igual que el descubrimiento del Bosón de Higgs, la nueva partícula hipotética tendría que buscarse para comprobar su existencia. El problema central es que la masa de la partícula es tan pesada que ni siquiera el Colisionador de Hadrones del CERN es capaz de producirla. Para comprobar la entrada a la quinta dimensión, habrá que esperar a la nueva generación de colisionadores.

Referencias: 
Carmona, A., Castellano Ruiz, J. & Neubert, M. (2021)A warped scalar portal to fermionic dark matter. EUR. Phys. J. C 81, 58. DOI.

Sigue leyendo: La quinta dimensión; una nueva teoría sobre el fin del universo