Tras tres mil años de no nacer de manera salvaje, ahora crías de demonios de Tasmania han nacido en estado silvestre en Australia. Es un gran logro en la conservación de la especie que se ha catalogado ya como en peligro de extinción.

El santuario Barrington Tops, a unos 200 kilómetros al norte de la ciudad de Sídney en Australia, anunció sus avances en materia de conservación del demonio de Tasmania. Siete crías de la especie nacieron en el santuario tras diez años de esfuerzos para devolver a los pequeños demonios a su hábitat natural.

demonio de Tasmania Australia

Conservación del demonio de Tasmania

Barrington Tops realiza una labor titánica cuyo objetivo principal es cuidar de los demonios de Tasmania de otras especies de depredadores como zorros, además de otros peligros como los constantes incendios forestales que están acabando con los ecosistemas. Hay que recordar que Australia es un país cuya biodiversidad es una de las más grandes del mundo y la población vive en contacto con la naturaleza. Por esta razón, los pequeños demonios también están en constante peligro por la circulación de autos pese a los cuidados de los conductores.

demonio de Tasmania Australia

Los demonios de Tasmania se extinguieron de manera silvestre en el continente australiano luego de la llegada de los dingos, una especie de perro salvaje. Los demonios terminaron limitados a la isla de Tasmania, donde vivían de manera salvaje. No obstante, otro depredador atacó violentamente a la especie y la redujo hasta números alarmantes que terminaron por catalogar a la especie en peligro de extinción. Una enfermedad contagiosa de cáncer conocida como Enfermedad del Tumor Facial del Diablo ha matado al 90% de la población de demonios de Tasmania, desde que se descubrió el contagio en 1996.

Nacimiento salvaje

El santuario Barrington en conjunto con la ONG australiana Aussie Ark, han trabajado arduamente para regresar al demonio de Tasmania a su hábitat natural. En septiembre pasado introdujeron 11 ejemplares a su estado natural y ahora los esfuerzos han dado sus frutos. Las criaturas se han reproducido con éxito y los conservacionistas han detectado a los pequeños demonios de Tasmania que por ahora sólo alcanzan el tamaño de un cacahuate y viven dentro de la bolsa de sus madres.

reintroducción demonio de Tasmania
Reintroducción del demonio de Tasmania. Aussie Ark

En total han nacido siete crías de demonios de Tasmania, las primeras en nacer en estado salvaje en Australia luego de tres mil años. Y pese al aún diminuto tamaño de las crías, es un logro que hay que celebrar, con grandes esfuerzos y cuidados, es posible que los demonios de Tasmania se recuperen de su estado crítico. Tan sólo quedaban 26 de ellos en toda Australia.

Sigue leyendo: Esta singular abeja australiana que se creía extinta hace 100 años, reapareció