Ya lo hemos dicho antes: el exceso de turismo está arruinando todo, y más aún en las playas del mundo. En costas como las del sureste mexicano, tanto la masificación del turismo como la gentrificación –que no sólo sucede en las grandes ciudades– han promovido una acelerada urbanización que está poniendo en vilo la biodiversidad de dichos ecosistemas.

Y el documental The Dark Side of Tulum lo demuestra contundentemente.

The Dark Side of Tulum es un documental independiente que abre con preciosas imágenes del paraíso yucateco por excelencia: Tulum. Esta tierra, que fue habitada por los mayas, cuenta con el río subterráneo más largo del mundo: una auténtica reliquia comparable al monte Everest o al Amazonas.

dark-side-tulum-documental-playas-contminadas-urbanizacion-costas-2

Pero después de este vistazo, que sin duda estimula nuestras ganas de visitar Tulum, siguen tres episodios que retratan la descomposición que este ecosistema ha sufrido a partir del acelerado crecimiento poblacional en este paraíso. 

Las consecuencias son francamente catastróficas, y están deteriorando ese gran organismo que son las playas yucatecas. Este documental deja claro que, de fallar uno solo de los elementos de este ecosistema –como los majestuosos manglares–, todo colapsará. Y eso está muy cerca de suceder.

Saber más sobre esta situación ya es una forma de hacer algo,
así como compartir información al respecto.

Por eso aquí te dejamos este documental, que en sólo 30 minutos te dará un panorama completo sobre la problemática que no sólo acontece en Tulum, sino también en otras playas, como Holbox, en Quintana Roo.

Este documental no te dejará indiferente y, con suerte, te hará más consciente de que no todo lo que se pinta de verde es sustentable o ecológico. Por eso, en lo que concierne a nuestros viajes, siempre debemos asegurarnos de que tengan el menor impacto posible. De ahí la importancia de colaborar con verdaderos proyectos ecoturísticos que promuevan la justicia social, la economía local y el cuidado de los entornos naturales.