El planeta Tierra es el territorio diverso por excelencia. En el cosmos, hasta ahora, no se han encontrado otros mundos tan activos como este. Entre sus tierras se esconde lugares únicos como la cueva de los cristales o Dallol, el lugar más caliente de la Tierra. En la depresión etíope de Danakil, formado por el cráter Dallol. Este es el respiradero volcánico más bajo de todo el mundo, con una altura de menos 45 metros sobre el nivel del mar.

Las características meteorológicas y geológicas que dieron paso a la extensa planicie Danakil son sumamente intrigantes. Es un terreno salado que emergió gracias a las inundaciones y evaporaciones sucesivas de agua del Mar Rojo. La última de ellas ocurrida hace unos 32 mil años.

crater-dallol-lugar-mas-caliente-tierra

Por si esto no fuera ya de por sí intrigante, en 1926 se suscitaron una serie de erupciones freáticas que dieron paso a Dallol, el volcán más bajo del planeta. Es un paisaje sumamente misterioso y hermoso, cubierto de terrazas de sal y manantiales con tonalidades que van desde el verde agua, hasta amarillos, pasando por los naranjas y marrones. Parece un terreno emergente salido de otro planeta.

Pero esta no es la característica que atrae a cientos de estudiosos al terreno. Las altas temperaturas que oscilan entre los 28 y los 50 grados centígrados, le han valido el nombre del ‘infierno’ en la Tierra. Además, la interacción del magma subterráneo con la sal, han generado un sistema hidrotermal en donde coexisten las temperaturas extremas, hipersalinidad e hiperacidez con altas concentraciones de hierro y carencia de oxígeno.

crater-dallol-lugar-mas-caliente-tierra

Dallol: el lugar más caliente de la Tierra

Las condiciones de vida en un lugar de semejantes características no están aún claras. La obviedad dictaría que es poco probable encontrar vida en Dallol. No obstante, en otras regiones del planeta se han hallado microorganismos capaces de soportar altas temperaturas, radiación o altos niveles de acidez.

dallol-infierno-tierra-crater
Andrea Marchegiani

Si existe vida o no en Dallol es un misterio todavía, una expedición del Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra bajo el proyecto ‘Prometheus’ busca despejar esa incógnita. Los resultados podrían cambiar nuestra percepción sobre la habitabilidad no sólo en la Tierra, sino en otros planetas. Aunque la moneda está en el aire, Juan Manuel García Ruíz, director de Prometheus concluye que:

“Ni nosotros ni otros grupos han hallado, de momento, evidencias concluyentes de que sus aguas alberguen vida, de modo que podríamos hallarnos ante un caso que desmiente el criterio general de que la existencia de agua líquida implica, necesariamente, la de organismos vivos”.

dallol

Sin embargo, esta visión podría cambiar si el proyecto Prometheus logra encontrar vida en Dallol. El siguiente paso sería pensar que, planetas de altas temperaturas como Marte, podrían albergar vida.

Sigue leyendo: Ríos de lava fría y gris: este es el volcán más raro del mundo