Investigadores podrían haber hallado cura del VIH

6 pacientes parecen haber eliminado el virus de su sistema, lo cual comprueba que la esperanza sigue ahí (después de todo).

Científicos españoles están avanzado hacia lo que sería uno de los hallazgos más importantes de nuestro joven siglo: la cura del VIH. Tras ser sometidos a trasplantes de células madre hace 2 años –y bajo ciertas condiciones específicas–, es probable que seis pacientes hayan eliminado el virus de inmunodeficiencia humana de su sangre y tejidos.

Así, los científicos del Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa de Barcelona y del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, encargados de esta investigación especial, podrían haber encontrado por fin la vía hacia la cura del SIDA.

Según la OMS, 37 millones de personas viven con VIH.

Y cada año, cerca de 2,5 millones más son diagnosticadas con VIH.

vih-cura-eliminacion-celulas-madre

Por eso, este hallazgo podría ser trascendental, y más aún para los países en vías de desarrollo y sus habitantes –normalmente, más vulnerables económicamente–. Y es que más de la mitad de quienes padecen VIH no tienen acceso a la terapia antirretroviral, lo que les da una esperanza de vida de poco más de 10 años.

 

¿Por qué encontrar la cura del VIH ha sido tan difícil?

El VIH genera un reservorio viral formado por células infectadas del virus. Éstas permanecen en estado latente y no pueden ser detectadas ni destruidas por el sistema inmune. Por eso los tratamientos antirretrovirales no son capaces de eliminar el virus, sino sólo de contrarrestarlo y evitar que mute en SIDA.

No obstante, el reemplazo completo de células receptoras por células madre –procedentes del cordón umbilical y la médula ósea– parece haber contribuido a la desaparición del VIH en estos primeros seis pacientes. ¿Cómo se llegó hasta aquí?

vih-cura-eliminacion-celulas-madre

 

El paciente de Berlín: primer caso de VIH curado

La hipótesis de que las células madre pueden ayudar a la erradicación del VIH proviene de la mutación CCR5 Delta 32 que contenían las células que el paciente Timothy Brown –el “paciente de Berlín”– utilizó como tratamiento contra la leucemia en 2008. Tras el trasplante, Brown se curó del VIH, pues 11 años después éste no volvió a manifestarse pese a que Brown no volvió a tomar el medicamento antirretroviral.

María Salgado, investigadora de IrsiCaixa, señaló en la investigación publicada por Annals of Internal Medicine lo siguiente:

Nuestra hipótesis era que, además de la mutación CCR5 Delta 32, otros mecanismos asociados con el trasplante influyeron en la erradicación del VIH en Timothy Brown.

Por eso, las células de los donantes para los seis pacientes a cargo de los investigadores españoles no tenían la mutación CCR5 Delta 32. Los científicos querían centrarse en otras posibles causas que puedan hacer que las células madre contribuyan a la eliminación del VIH.

Los análisis mostraron que cinco de los pacientes ya no presentaban el VIH en sangre ni tejidos, mientras que en el sexto los anticuerpos virales habían desaparecido por completo. El único paciente en el que el reservorio continuó siendo detectable fue el que no había recibido células madre procedentes de médula ósea, sino sólo de cordón umbilical. Además, dicho paciente había tardado más meses en reemplazar todas sus células por las del donante.

 

Factores comunes y prueba de fuego

vih-cura-eliminacion-celulas-madre

Esto va dejando claro que hay factores asociados al trasplante que son cruciales para la cura del VIH, y no sólo el factor de la mutación CCR5 Delta 32. Uno de ellos es la procedencia de las células madre –que al parecer deben provenir preferentemente de la médula ósea–, así como el tiempo en que se logre el reemplazo completo.

Sin embargo, la prueba final vendrá cuando paren el tratamiento antirretroviral. Si el virus no reaparece, entonces podría ser oficial que la cura al VIH se haya encontrado parcialmente, y que en poco tiempo esto conduzca a encontrar una cura definitiva.

Por eso, los investigadores realizarán en los próximos meses un ensayo clínico controlado, interrumpiendo el tratamiento antirretroviral de los pacientes para comprobar si el virus ha sido definitivamente eliminado.



Otro paciente con VIH es curado: es el segundo caso de éxito total

Un logro para la salud global que abre nuevos horizontes para el bienestar colectivo.

En octubre de 2018, investigadores del Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa de Barcelona y del Hospital Gregorio Marañón de Madrid creyeron haber encontrado la cura definitiva al virus de inmunodeficiencia humana (VIH), utilizando trasplantes de células madres.

Ahora seguimos a la espera para saber si los seis pacientes que se sometieron al trasplante eliminaron el VIH de su sistema de manera definitiva. Y es que aún se precisa que dejen su tratamiento antirretroviral y que esperen algunos meses para verificar si el virus se vuelve a desarrollar o no. Pero mientras tanto, ya hay buenas noticias…

El segundo paciente con VIH fue curado
mediante un trasplante de células madre.

Fueron investigadores de IciStem, un consorcio de científicos europeos que se han dedicado a estudiar el trasplante de células madre para tratar el VIH, quienes pudieron erradicar por segunda vez el virus en un paciente. A éste se le apodó “el paciente de Londres”, en referencia al primer –y único– caso exitoso de remisión total del VIH. No obstante, pidió permanecer en el anonimato.

 

¿Cómo lo curaron?

Los investigadores reemplazaron las células blancas con la variante resistente al VIH. Las células circulando en la sangre del paciente dejaron de expresar el receptor CCR5. Además, en el laboratorio, los investigadores fueron incapaces de reinfectar estas células con la versión de VIH que contrajo el paciente, según la revista Nature.

El virus desapareció de la sangre del paciente tras el trasplante.

18 meses después de haber detenido su tratamiento antrirretroviral, no ha habido reaparición del VIH en su sistema.

El único caso que se tenía registrado como un éxito total era el del “paciente de Berlín”, Timothy Brown, primera persona en quien se registró –por casualidad– que el trasplante de células madres puede curar el VIH. Y es que Brown fue sometido a dicho trasplante para erradicar su leucemia en 2008, y desde entonces, sin la necesidad de tomar el medicamento antirretroviral, no volvió a presentar síntomas del virus.

cura-vih-segundo-paciente-curado-mundo
Timothy Brown (Foto: Grant Hindsley)

No obstante, el tratamiento casi le cuesta la vida a Brown, quien tuvo que ser inducido a estado de coma para sobrevivir, según el New York Times. La buena noticia es que el “paciente de Londres” no tuvo que someterse a un tratamiento tan invasivo ni intenso, lo que representa un avance más respecto a las condiciones que tuvo que enfrentar el “paciente de Berlín”.

Sin duda, este logro abre nuevos horizontes a la salud global y al bienestar colectivo. Hoy tenemos qué festejar.