Investigadores podrían haber hallado cura del VIH

6 pacientes parecen haber eliminado el virus de su sistema, lo cual comprueba que la esperanza sigue ahí (después de todo).

Científicos españoles están avanzado hacia lo que sería uno de los hallazgos más importantes de nuestro joven siglo: la cura del VIH. Tras ser sometidos a trasplantes de células madre hace 2 años –y bajo ciertas condiciones específicas–, es probable que seis pacientes hayan eliminado el virus de inmunodeficiencia humana de su sangre y tejidos.

Así, los científicos del Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa de Barcelona y del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, encargados de esta investigación especial, podrían haber encontrado por fin la vía hacia la cura del SIDA.

Según la OMS, 37 millones de personas viven con VIH.

Y cada año, cerca de 2,5 millones más son diagnosticadas con VIH.

vih-cura-eliminacion-celulas-madre

Por eso, este hallazgo podría ser trascendental, y más aún para los países en vías de desarrollo y sus habitantes –normalmente, más vulnerables económicamente–. Y es que más de la mitad de quienes padecen VIH no tienen acceso a la terapia antirretroviral, lo que les da una esperanza de vida de poco más de 10 años.

 

¿Por qué encontrar la cura del VIH ha sido tan difícil?

El VIH genera un reservorio viral formado por células infectadas del virus. Éstas permanecen en estado latente y no pueden ser detectadas ni destruidas por el sistema inmune. Por eso los tratamientos antirretrovirales no son capaces de eliminar el virus, sino sólo de contrarrestarlo y evitar que mute en SIDA.

No obstante, el reemplazo completo de células receptoras por células madre –procedentes del cordón umbilical y la médula ósea– parece haber contribuido a la desaparición del VIH en estos primeros seis pacientes. ¿Cómo se llegó hasta aquí?

vih-cura-eliminacion-celulas-madre

 

El paciente de Berlín: primer caso de VIH curado

La hipótesis de que las células madre pueden ayudar a la erradicación del VIH proviene de la mutación CCR5 Delta 32 que contenían las células que el paciente Timothy Brown –el “paciente de Berlín”– utilizó como tratamiento contra la leucemia en 2008. Tras el trasplante, Brown se curó del VIH, pues 11 años después éste no volvió a manifestarse pese a que Brown no volvió a tomar el medicamento antirretroviral.

María Salgado, investigadora de IrsiCaixa, señaló en la investigación publicada por Annals of Internal Medicine lo siguiente:

Nuestra hipótesis era que, además de la mutación CCR5 Delta 32, otros mecanismos asociados con el trasplante influyeron en la erradicación del VIH en Timothy Brown.

Por eso, las células de los donantes para los seis pacientes a cargo de los investigadores españoles no tenían la mutación CCR5 Delta 32. Los científicos querían centrarse en otras posibles causas que puedan hacer que las células madre contribuyan a la eliminación del VIH.

Los análisis mostraron que cinco de los pacientes ya no presentaban el VIH en sangre ni tejidos, mientras que en el sexto los anticuerpos virales habían desaparecido por completo. El único paciente en el que el reservorio continuó siendo detectable fue el que no había recibido células madre procedentes de médula ósea, sino sólo de cordón umbilical. Además, dicho paciente había tardado más meses en reemplazar todas sus células por las del donante.

 

Factores comunes y prueba de fuego

vih-cura-eliminacion-celulas-madre

Esto va dejando claro que hay factores asociados al trasplante que son cruciales para la cura del VIH, y no sólo el factor de la mutación CCR5 Delta 32. Uno de ellos es la procedencia de las células madre –que al parecer deben provenir preferentemente de la médula ósea–, así como el tiempo en que se logre el reemplazo completo.

Sin embargo, la prueba final vendrá cuando paren el tratamiento antirretroviral. Si el virus no reaparece, entonces podría ser oficial que la cura al VIH se haya encontrado parcialmente, y que en poco tiempo esto conduzca a encontrar una cura definitiva.

Por eso, los investigadores realizarán en los próximos meses un ensayo clínico controlado, interrumpiendo el tratamiento antirretroviral de los pacientes para comprobar si el virus ha sido definitivamente eliminado.



¿La Ayahuasca estimula el nacimiento de células madre en el cerebro?

Los alcaloides harmina y tetrahidroharmina estimulan el crecimiento y la maduración de las neuronas, promoviendo inclusive el nacimiento de nuevas células madre.

Droga psicodélica o medicina ancestral, la ayahuasca –yagé, purga o daime– es una pócima sagrada y antigua que se obtiene con la mezcla de la liana de la Ayahuasca –Banisteriopsis caapi– y la Chacruna –Psychotria viridis–, una vez que son machacadas y cocidas en agua hirviendo durante 16 horas. En la gran cuenca del Amazonas, la ayahuasca ha sido considerada como la base de la curación a nivel físico y la vida espiritual debido a la reacción de la diemetriltriptamina –DMT– de ambas sustancias en el cerebro. 

En los últimos años han intentado demostrar a través de investigaciones científicas los múltiples beneficios de la ayahuasca. Como la del Dr. Jordi Riba de San Pau Hospital, en Barcelona, quien presentó su estudio en Interdisciplinary Conference on Psychedelics Research 2016, acerca de las propiedades neurogenéticas de la ayahuasca. El estudio se llevó a cabo en asociación con Beckley/San Pau Research Programme y el Spanish National Research Council. 

Los investigadores, José Morales-García, María Isabel Rodriguez-Franco, Ana Pérez-Castillo and Mario de la Fuente Revenga, encontraron que los alcaloides harmina y tetrahidroharmina estimulan el crecimiento y la maduración de las neuronas, promoviendo inclusive el nacimiento de nuevas células madre. Esto revoluciona la preconcepción de cómo funciona el cerebro adulto. 

ayahuasca, celulas madre, beneficios ayahuasca

Se llegó a creer durante años que el cerebro adulto no podía producir nuevas neuronas; hasta que a finales de 1990 se encontraron evidencias que empezaron a retar estas preconcepciones y se le llamó neurogénesis. El nacimiento de nuevas neuronas ocurre en dos regiones del cerebro: en los ventrículos y en el hipocampo; las cuales fungen un pivote en las funciones cognitivos como el aprendizaje y la memoria. Como es natural, la función del hipocampo comienza a declinar con el paso de la edad, produciendo inclusive trastornos neurodegenerativos como Alzheimer, Huntington o demencia senil. 

Con este bagaje, los investigadores demostraron que con un poco de harmina y tetrahidroharmina se eleva la probabilidad del nacimiento de nuevas células madre aún durante la edad adulta. Esto provocó que usaran nuevas aplicaciones, como VIVO, para encontrar nuevos tratamientos para las enfermedades neurodegenerativas y los trastornos psiquiátricos asociados con una enfermedad física o un trauma psicológico. 

A continuación te compartimos las ilustraciones que demuestran la neurogénesis gracias de la harmina y tetrahidroharmina: 

Ayahuasca i

Ayahuasca ii

Ayahuasca iii

 

 



Este anillo vaginal podría detener la epidemia de VIH-SIDA

El anillo de silicona, el cual se coloca en la vagina como si fuera un preservativo femenino, libera pequeñas dosis de antirretovirales.

Similar a un anillo vaginal anticonceptivo, el nuevo anillo vaginal preventivo contra el VIH/SIDA emitirá una dosis constante y pequeña de antirretrovirales que evitarán el contagio del virus de inmunodeficiencia humana –VIH–. El desarrollo de este dispositivo forma parte de la incidencia en contra de la epidemia mundial de este virus que está atacando principalmente a mujeres de África Subsahariana, en donde casi el 70 por ciento del total mundial de nuevas infecciones se registra en esta región. 

Sin importar condición social, económica o sexual, el VIH es un virus que se contrae a través del contacto sexual con una persona portadora; de la transfusión de sangre o el compartir agujas con un portador; durante el periodo del embarazo, el parto y la lactancia entre madre e hijo. Esto quiere decir que el VIH no se transmite por contacto casual –como un abrazo– ni por mosquitos ni por actividades físicas como el deporte ni por tocar cosas que hayan sido tocadas con anterioridad por un portador del virus. 

Pese a que no hay cura total para el VIH, es posible controlar al virus ayudando a disminuir su transmisión a través de fármacos antirretrovíricos eficaces. En especial a regular una serie de síntomas, tales como: 

  • Fiebre y dolor muscular
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta
  • Sudoración nocturna
  • Úlceras bucales, incluso infección por hongos (candidiasis)
  • Ganglios linfáticos inflamados
  • Diarrea

De esta forma, el anillo de silicona, el cual se coloca en la vagina como si fuera un preservativo femenino, libera pequeñas dosis de antirretovirales. Se trata de un punto de apoyo en la prevención de transmisión de ITS –Infecciones de Transmisión Sexual–, en la que mujeres son capaces de proteger su salud de manera segura y privada; principalmente en casos de abuso sexual –aún si es por parte de la pareja–. 

De acuerdo con la Asociación Internacional para los Microbicidas –IPM–, que se presentó en la conferencia Women Deliver, el anillo pretende ser usado como un refuerzo, mas no como un sustituto de los preservativos como método de protección contra las ITS. Por lo que, en caso lanzar el proyecto, se necesita acompañarse con una campaña de promoción y sensibilización al respecto. 

Si bien aún no están listas para su comercialización, apenas en el mes de julio se darán a conocer los resultados del estudio de efectividad. Esto será con la idea de que las mujeres que puedan adquirirlo, se sientan capaces de asumir control de su propia salud sexual, en vez de someterse a prácticas que ponen en riesgo a su salud. 

Para más información, dale click aquí