Cuando se cae en la costumbre de la rutina diaria uno pierde la capacidad de voltear a ver los pequeños detalles que nos llenan de vida y no sólo en el sentido poético. Si lo piensas un poco, el planeta trabaja 24/7 sin descanso para mantener con vida a sus huéspedes y parte de ese trabajo se lleva a cabo dentro del ciclo del agua. Las nubes forman parte de ese intrincado ciclo sempiterno que nos brinda el agua para subsistir. Uno podría mirar al cielo y observar figuras de algodón que parecen cambiar constantemente de forma, pero la realidad es que las nubes están hechas de vapor de agua. Así que si alguna vez te has preguntado cuánto pesa una nube, la aparente ligereza de estas se desvanece, estamos hablando de pesos realmente grandes.

nube densa

¿Cuánto pesa una nube?

Pensemos en un cúmulo de nubes, que son las nubes con mayor aspecto algodonoso y bordes recortados. Estas se extienden por al menos 1 kilómetro de largo, pero como suelen tener una forma cúbica, entonces podríamos decir que también tienen 1 kilómetro de alto. Con estas medidas es posible calcular el volumen del cúmulo que asciende a unos mil millones de metros cúbicos. Y trasladando ese pensamiento al vapor de agua, los meteorólogos calculan que alberga a al menos mil toneladas de agua flotando. Entonces ya no parecen tan ligeras.

cuánto pesa una nube

Pero cuando se habla de nubes no todas son iguales, las hay desde las más pequeñas hasta aquellas capaces de ocasionar una gran tormenta. Tal es el caso de los cumulonimbos, las nubes más gruesas que en una noche tormentosa pueden descargar hasta 4 mil toneladas de agua por segundo sobre la superficie terrestre. En ese caso el peso se vuelve exponencialmente más elevado, algunas alcanzan hasta los mil millones de toneladas de peso.

Claro que el cálculo es variable y depende de las dimensiones de las nubes, así que el peso de estas varía en gran medida. No obstante, estas observaciones nos sirven para darnos una idea de cuánto pesa una nube y descubrir que no son tan ligeras como aparentan.