Firma la petición para que la crueldad en los rastros sea delito en Jalisco

Este pequeño cambio puede aliviar el sufrimiento de 200 millones de animales cada año. Detengamos la crueldad en los rastros.

Los rastros en México son lugar de un indecible sufrimiento animal. Muchas organizaciones independientes han investigado y comprobado esto. No obstante, y pese a que la obligación de procurar el bienestar animal está presente en la Ley Federal de Sanidad, aún no se ha logrado que la crueldad se considere un delito grave.

Si hasta ahora no se ha conseguido modificar el Código Penal Federal en lo que concierne a la crueldad en los rastros, podríamos por lo menos empezar por algunos estados. Tal es la propuesta que presentó el diputado Salvador Caro Cabrera para Jalisco, y a la cual puedes contribuir firmando esta petición.

Durante el periodo 2016-2018, investigadores de Igualdad Animal se infiltraron en rastros municipales y privados del estado de Jalisco y revelaron que, en ellos, a los animales se les mata cuando están aún conscientes, lo cual resulta en una muerte agónica y repleta de sufrimiento.

Firma aquí la petición.

Jalisco es uno de los estados en donde se matan más animales en México y, por lo tanto, donde más animales se ven afectados por actos de crueldad derivados del incumplimiento de la normativa federal. Salvador Caro presentó una nueva iniciativa para que estos actos de violencia sean considerados un delito grave, con un castigo de hasta 4 años de prisión.

De aprobarse esta iniciativa, más de 200 millones de animales por año que hoy se encuentran desamparados quedarán legalmente protegidos en esta entidad. La organización convoca a todas y todos los jaliscienses a firmar la petición que han lanzado para lograr este necesario cambio a la legislación.

Te invitamos a firmar la petición. Porque no cabe duda de que para evolucionar como sociedad, necesitamos aliviar el sufrimiento animal. Se trata de un auténtico imperativo ético y moral que no puede esperar más.

 

* Imagen: Igualdad Animal



Este podría ser el plástico del futuro (es 100% reciclable)

Una opción más para transitar a un futuro sustentable, cortesía de científicos de Berkeley.

Cuando el químico Leo Baekeland desarrolló el primer plástico sintético, allá por 1909, no estaba pensando en que fuese reciclable. Sólo tenía la intención de que pudiera ser utilizado en masa para así revolucionar un montón de incipientes industrias, sin reflexionar sobre las consecuencias que podía acarrear la interrupción del ciclo natural de la vida, donde nada se crea ni se destruye, sino que se transforma. Cosa que, por cierto, no hace el plástico.

Por supuesto, el plástico sí es reciclable. Pero reciclarlo es un gran problema, debido a que sus componentes químicos son demasiados y a que está lleno de aditivos. Además existen muchos tipos de plástico, lo que hace del reciclaje un auténtico juego de azar donde nunca se sabe cuál será el resultado final, pues un resultado homogéneo requeriría de que se reciclaran sólo los mismos tipos de plástico.

Es así que encontrarle un uso al plástico reciclado es muy difícil.

plastico-100-reciclable-reutilizable-berkeley

La opción es, por ello, dejar de usar plástico: volver a los tiempos de nuestros padres, cuando usaban y reutilizaban envases de vidrio y había otras dinámicas de producción y consumo. Pero actualmente somos tan dependientes de este material que desintoxicarnos colectivamente de él tomará más tiempo del que quisiéramos.

Necesitamos otras alternativas

Por eso, científicos de Berkeley han desarrollado un plástico que tiene todas las características del plástico sintético –como ser ligero y moldeable–, pero que es 100% reciclable.

Estas son grandes noticias, ya que lo aparatoso del proceso de reciclaje  del plástico es lo que ha hecho tan difícil encontrar formas de reutilizarlo. Algunos han hecho avances utilizándolo, por ejemplo, para pavimentar caminos. Pero, ¿cómo hacer este proceso algo menos complicado? Y más aún: ¿cómo hacer que todos podamos reciclar plástico sabiendo que sí servirá de algo?

Plástico prístino

Los científicos de Berkeley, cuyo estudio fue publicado en Nature Chemistry, experimentaron con el plástico a nivel químico, haciéndolo susceptible a romperse a nivel molecular. Esto lo hace recuperar su forma original al ser reciclado, lo que facilita su reutilización. Así que estamos ante una especie de plástico prístino, resiliente, que puede cumplir el ciclo natural de la vida y que podríamos usar sin remordimiento.

Por supuesto, de popularizarse esta forma de plástico se requeriría de mejorar la infraestructura de reciclaje ahí donde deba ser mejorada. Pero también es importante pensar que es sólo una solución entre otras, y que las alternativas al plástico no implican sólo sustituir este material o hacerlo reciclable, sino un cambio completo de mentalidad. ¿Es realmente necesario que seamos tan consumistas? ¿Estamos condenados a ser dependientes de envases y productos de un solo uso? Estas son las cuestiones fundamentales a las que ningún avance científico va a dar solución, sino sólo nuestra evolución a una sociedad más consciente.

*Imágenes: 1) American Fire Glass; 2) Equa



Rastros sin crueldad: una reforma en México pretende poner fin al sufrimiento de los animales de granja

En México una reforma podría comenzar a castigar como delito grave a aquellos que maltraten y asesinen violentamente a animales de rastro.

La crueldad que media a la producción de la carne es un problema mundial, y es una de las principales razones detrás del vegetarianismo de cientos de personas. Los abusos que cometen los trabajadores en los rastros y criaderos, así como la nula importancia que le dan los dueños de las empresas al sufrimiento animal, ha sido una cuestión denunciada por muchas organizaciones independientes y ONG’s, como Mercy for Animals e Igualdad Animal en México.

Ello ha servido para concientizar sobre el sufrimiento espantoso —y totalmente innecesario— que pasan vacas, cerdos, pollos y demás animales en los rastros, trayendo como resultado que se presione a los gobiernos para que implementen medidas eficaces contra la crueldad en estos sitios.

ley de rastros sin crueldad mexico iniciativa diputados proteccion animales

Es ahora el caso de México, en donde la Cámara de Diputados aprobó el pasado 7 de noviembre el proyecto para modificar la Ley Federal de Sanidad Animal y el Código Penal Federal, una iniciativa que comenzó como proyecto de ley en marzo pasado. La implementación de esta reforma tipificaría como delito grave la crueldad en los rastros; en este sentido, las personas que cometan actos atroces contra estos animales de granja podrían ser encarceladas entre 6 meses y 2 años, y pagar multas administrativas de hasta 50 mil salarios mínimos. 

Además, la ley será una herramienta para plantear el uso de la ciencia y la tecnología para suprimir todo sufrimiento y hacer que el abastecimiento de carne a los mercados no tenga como trasfondo el infierno por el que pasan actualmente los animales en los rastros. Esto es fundamental pues México es un país que produce muchísima carne, sobre todo para exportarla a países como Estados Unidos, Corea y Rusia.

ley de rastros sin crueldad mexico iniciativa diputados proteccion animales carne

Para cumplir con las necesidades del mercado existen en México dos tipos de rastros: los municipales, que son inspeccionados por la Secretaría de Salud, y los de inspección federal (TIFF), que son coordinados por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación  (SAGARPA). Estos últimos son los que más respetan las normas, tanto en el ciclo de engorda del ganado —donde se cuida que éste se encuentre libre de componentes dañinos para la salud como el clembuterol—,  hasta el proceso de sacrificio, corte y deshuese.

Lamentablemente, los rastros TIFF equivalen al 40%, mientras que los rastros municipales, mismos que no cumplen normas básicas de supervisión e higiene, son el 60% restante. Pero además de ser malo para la salud de los consumidores, las prácticas en estos rastros ocasionan que se amplifique el sufrimiento animal.

Así lo documentó el equipo de investigación del portal Igualdad Animal, quienes en 2016 accedieron a 21 rastros municipales en los estados de Jalisco, Nuevo León, Aguascalientes, San Luis Potosí, Colima, Zacatecas y Nayarit, descubriendo prácticas terribles durante el sacrificio del ganado. Documentaron cómo en esos lugares se mata a los animales con golpes de mazo, degollados sin aturdimiento previo e incluso con base en repetidas puñaladas, todo ello para ahorrar dinero en este proceso al no gastar en tecnología que impida este sufrimiento absurdo.

A raíz de ello, Mercy for Animal lanzó una petición que alcanzó 340 mil firmas, misma que fue uno de los detonantes para que el Senado y la Cámara de Diputados pusieran a discusión la reforma a la Ley Federal de Sanidad Animal, misma que consiste en obligar a los propietarios de animales domésticos o silvestres en cautiverio a procurar el máximo bienestar en materia de alojamiento, trato, seguridad y cuidado a los mismos.

Ahora que la sociedad mexicana logró empujar a que esto sucediera, la ultima palabra está en manos de los legisladores, para hacerlo posible. Y de llevarse acabo esta reforma, toca dar seguimiento para que no solo sea inviolable, sino que los organismos gubernamentales se encarguen de que sea efectiva en la práctica. Sólo así, podrá comenzar una lucha contra el sufrimiento desmedido de los 7 millones de animales que se sacrifican al año en el país.