Distintos procesos dieron pie a la masificación del ser humano en el mundo. Pero, ¿exactamente cómo llegamos a ser más de 7,000 millones para el año 2000?

En el año 1 d. C., apenas 1 millón de personas poblaban el planeta. Las mayores concentraciones demográficas se hallaban en China y lo que hoy es Europa, en el Imperio romano. La cantidad de personas se mantuvo más o menos estable durante siglos, sobre todo si lo comparamos con la actualidad, ya que tan sólo de 1800 al año 2000 la Tierra pasó de tener 1,000 millones de habitantes a más de 6,000 millones.

Ni las guerras ni las pestes pudieron parar este crecimiento de la masa humana, y el rápido avance industrial, tecnológico y científico dio pie a que para la Revolución Industrial ya éramos más de 1,000 millones, y para el siglo XXI dicha cifra se sextuplicó.

Una sintética infografía animada del Museo Americano de Historia Natural nos muestra cómo ocurrió este exponencial crecimiento poblacional. Este vistazo al pasado no sólo es fascinante, sino que nos da pistas para pensar nuestro futuro.