No hace falta que gastes demasiado para conseguir los aceites esenciales que deseas. De hecho, lo único que necesitas es un manual para hacerlos en casa y saber para qué sirve cada aroma. Los aceites esenciales han estado en el mundo por siglos, pero hoy en día han tomado mayor popularidad entre aquellos que buscan el bienestar a través de productos natural.

aceites-esenciales-caseros-proceso-propiedades

Los aceites esenciales son líquidos destilados de plantas, semillas, flores, frutas, tallos, raíces, troncos y hojas. Una tanda de aceite esencial puro puede tomar cientos de kilos de flores y hojas para su preparación. Mientras que hay otros que se combinan con otras sustancias.

Es importante consultar a un terapista cuando quieras hacer uso de las propiedades de la aromaterapia. Al igual que cualquier medicina, los aceites cumplen un propósito particular y algunos pueden causar efectos dañinos si no se utilizan de manera responsable.

Cómo hacer tu propio aceite esencial desde casa:

Primero debes elegir la planta para hacer la extracción, te puedes guiar por el aroma que te guste o por sus propiedades. Para hacer el aceite te enseñaremos el método de maceración.

Necesitas:

  • Bote de cristal hermético
  • Aceite base (oliva extra virgen, almendras o jojoba)
  • Tu planta o hierba

Proceso:

Ya que elegiste tu planta, deja secar la parte que te interesa para extraer el aceite. Mientras más agua elimines, el aceite será más puro. Después, coloca la planta seca y el aceite base dentro del tarro de cristal (por cada 100 gramos de planta obtienes 1 litro de macerado).

Al llenar el tarro de cristal de aceite asegúrate de que la plantas esté bien cubierta por el líquido, ciérralo muy bien y aléjalo del calor o luz directa por seis semanas. Aquí es donde la paciencia será fundamental, ya que los mejores resultados de un aceite esencial se obtienen casi después de mes y medio.

Una vez que el mes y medio haya terminado filtra el aceite, para eso puedes usar una tela fina. Envásalo, decóralo y listo. Tu aceite esencial está listo para usarse.

aceites-esenciales-beneficios-hojas-secas

Propiedades de los aceites esenciales

Como sabemos que no será sencillo elegir tu planta, te recomendamos que consultes los beneficios de cada aceite para que los tomes en cuenta antes de preparar tu mezcla ancestral.

Lavanda: ayuda para los ataques de pánico y calma el sistema nervioso. Colócalo sobre el cuello o pecho para relajarte antes de dormir.

Hierbabuena: despierta los sentidos, aumenta los niveles de oxígeno en la sangre, ayuda a la concentración, la memoria y calma los dolores de estómago.

Limón: como tratamiento alternativo para callos, da brillo a la piel, ayuda al sistema inmune y es bueno para la limpieza antibacterial.

Sándalo: para tranquilizar los nervios intensos y promover la concentración.

Bergamota: excelente aliado para mejorar las malas condiciones dérmicas.

Rosa: ideal para mejorar el humor, ayuda a la piel y sirve como relajante antes de dormir.

Romero: ayuda con los dolores musculares y a reducir la fatiga mental.

Sigue leyendo: 5 recetas de jabones ecológicos que puedes hacer en casa