La publicidad ha transitado por rumbos y facetas interesantes. Y ha mostrado que, bien dirigida, puede ser todo menos molesta.

Un gran ejemplo de lo anterior está en el último trabajo hecho por el director Ridley Scott. Se trata de un cortometraje titulado The Journey, cuya filmación le fue encargada al director por Turkish Airlines para festejar el 85 aniversario de la aerolínea.

El teaser de The Journey fue presentado
en los segmentos publicitarios del Super Bowl.

El objetivo de este corto era mostrar la elegancia que caracteriza a Turkish Airlines, así como la impecabilidad de sus aviones –aunque el único plano de un avión dura menos de 3 segundos–. Pero lo cierto es que todo ello pasa a segundo plano gracias a la narrativa intrigante y al ritmo vertiginoso de este trabajo de Scott.

Según dijo en el behind the scenes, el incansable director quedó muy satisfecho con su cortometraje, así como con la oportunidad de conocer Estambul, la ciudad donde se desarrolla esta breve pero agitada historia que seguro disfrutarás, y que va más allá de cualquier publicidad que hayas visto.

Y es que, curiosamente, es tan difícil distinguir en este caso a la publicidad del arte, que el teaser que se mostró durante el Super Bowl causó confusión en los televidentes, quienes por redes sociales dijeron que no entendían sobre qué era el comercial –o, dicho en otras palabras, qué se les quería vender–. Una razón más para echarle un vistazo a este peculiar trabajo de Ridley Scott, que simboliza, además, un cambio radical en los enfoques publicitarios que podría ser para bien.