Una habitación, una mesa y el resplandor de la luna: no se necesita mucho más para sumergirnos en un ambiente onírico. Y menos cuando la intención es precisamente mostrar cómo cualquier situación, por más cotidiana o aparentemente mundana que sea, puede ser extraordinaria en todo el sentido de la palabra.

corto-animado-suenos-lucidos-gino-imagino

corto-animado-suenos-lucidos-gino-imagino

En un corto animado de menos de 3 minutos, Mr. Blue Footed Booby, el ecuatoriano Gino Baldeón, conocido como Gino Imagino, realza a la cotidianidad en todas sus posibilidades oníricas, y nos recuerda que los terrenos de la vigilia y el sueño están separados por una frontera tan delgada que de un momento a otro podemos estar sumergidos en un sueño lúcido: un tipo de experiencia que en realidad está al alcance de todo ser humano. En los sueños lúcidos, como muestra este genial trabajo, podemos levitar, jugar con las estrellas o alcanzar la luna con un tenedor y comérnosla.

Eso último es precisamente lo que le pasó a Gino en un sueño, lo cual lo inspiró para hacer este corto animado, que ha estado dentro de la selección oficial de varios festivales del mundo y ha sido reconocido y aplaudido en ellos.

Aquí puedes ver este magnifico trabajo que invita, precisamente, a estimular la psique e intentar controlar nuestros sueños: