En tiempos de pandemia debemos repensar nuestras acciones. La razón de esto es que no somos los únicos que buscamos sobrellevar estos tiempos difíciles y es primordial pensar en los efectos de las elecciones que tomamos, por ejemplo: hay que saber la diferencia entre hacer compras de pánico y consumir solidariamente.

compras de panico-alimentos -coronavirus

No se trata sólo de comprar y tener suficiente comida en la alacena o en el refrigerador. La pandemia global atrae una crisis en otros ámbitos. Por ejemplo, nos hemos dado cuenta de que los sistemas de salud pública necesitan un poco más de recursos y atención o de que hay grupos vulnerables que requieren respaldo ante estas situaciones.

Asimismo, la comida y los insumos son una cadena que puede no ser suficiente para abastecer a cada persona en todo el mundo. Habrá algunos que aprovechen sus recursos para adquirir más alimentos y otros para quienes sea más difícil tener acceso a cosas básicas.

Para entender mejor esta situación, te vamos a explicar las diferencias entre consumir solidariamente y hacer compras de pánico, cortesía de la organización Fondo de Semillas. Paso a paso te llevaremos por una cadena de acción que repercute en otros sectores y estamos seguros de que después de saber esto, tomarás la mejor decisión en beneficio de la comunidad.

 

Efectos de hacer compras de pánico:

  • Acaparas productos (no hay suficiente para todos).
  • Generas desabasto y aumento de costo en productos básicos.
  • Sobrecargas la demanda y se desequilibra el mercado.
  • Gastas de más tus ingresos.

 

Efectos de consumir solidariamente:

  • Contribuyes a una justa distribución de los productos (hay para todos).
  • Permites que los precios sigan normales y todos tengan la oportunidad de adquirirlos.
  • Apoyas la economía local comprando en mercados locales y negocios pequeños.
  • No hay desabasto de productos básicos.
  • Gastas con mayor inteligencia y ahorras recursos.

comida-alimentos-coronavirus-mercado-local

Comprar y consumir solidariamente es la mejor opción para enfrentar una crisis. A través de este sistema apoyas a otros sectores de comerciantes pequeños que pueden estar en riesgo de enfrentar un problema económico grave.

Consume local, apoya los mercados, genera ingresos para los productos pequeños y no gastes todo tu dinero realizando compras innecesarias. Ser responsables y más inteligentes al enfrentar una pandemia nos permite estar un paso adelante y no caer por completo en la crisis. Fomenta estas acciones y comparte una economía solidaria.

 

Sigue leyendo: ¿Cómo dejar de desperdiciar tanta comida? 5 claves