Estamos cerca de cumplir 1 año desde la llegada del primer caso de covid-19. Desde el inicio de la pandemia se han explorado distintas hipótesis sobre su origen, pero no se había considerado una teoría cósmica que explicara el nuevo coronavirus. ¿Será que el universo tiene más detalles sobre este complejo virus?

Si miramos desde un panorama general, la teoría cósmica sobre el nuevo coronavirus hace que las demás hipótesis luzcan aburridas. La principal propuesta de esta teoría es que el virus vino del espacio. Tan extraña como alucinante, dicha teoría discute las posibilidades de que el SARS-CoV-2 haya llegado en un meteoro que fue visto atravesando el cielo de la ciudad de Songyuan, China, el 11 de octubre de 2019.

meteoro-secreto-interior-cometa-fragmento-antartida

Seguramente, en este momento estarás pensado que esto es una locura. Sin embargo, los expertos han tomado con seriedad la aparición de este meteoro. Según un informe de investigación liderado por Edward J. Steele, pudo haberse tratado de “un meteorito carbonoso frágil y suelto que transportaba una carga de billones de virus, bacterias, etcétera”.

Aunque el meteoro haya sido avistado a más de 2,000 kilómetros al noroeste de Wuhan, los científicos consideran que pudo haberse fragmentado. Esto supondría que la bola de fuego formó escombros que al chocar con la estratosfera y varios restos, cayeron en Wuhan. Esta teoría no ha sido comprobada con certeza en ningún nivel, pero tiene fundamentos bastante convincentes respaldados por la teoría de la vida o panspermia.

También en Ecoosfera: Así suena el SARS-CoV-2: Científicos traducen a música la estructura del nuevo coronavirus

 

De la teoría cósmica del nuevo coronavirus a la teoría de la panspermia

La teoría de la panspermia se centra, en término generales, en la idea de que la vida llegó a la Tierra desde el espacio. Por esta razón se dice que los seres humanos estamos compuestos de estrellas. De acuerdo con Fred Hoyle, un astrónomo involucrado con grandes teorías del universo, la teoría de la panspermia proviene de la necesidad de explicar la forma en que el polvo interestelar absorbe la luz. ¿Qué tiene que ver esto con el nuevo coronavirus?

Hoyle afirmaba que la absorción de luz era un patrón que implicaba que el polvo cósmico estaba lleno de bacterias. Fue así como llegó a la idea de que la galaxia se encuentra llena de microorganismos presentes en meteoros, cometas, nubes de polvo, etcétera.

covid-19-origen-espacio-pandemia-salud

A partir de esta hipótesis Hoyle escribió el libro Enfermedades del espacio, en el cual sugería que en el espacio había bacterias inertes que al tener contacto con una superficie específica podían recuperar la vida. Sin embargo, la teoría de la panspermia fue algo que muchos expertos rechazaron. Aunque fue una visión creativa y con un sentido bien plantado en las raíces de la evolución universal, no terminó de convencer.

 

Aterrizando en la realidad

Aunque muchos prefieran entender el nuevo coronavirus a partir de una teoría cósmica, otros simplemente creen que eso está fuera de toda lógica. Debido a que el SARS-CoV-2 es tan parecido al primer virus del SARS, los científicos aseguran que tuvo su origen en la Tierra, e incluso consideran que es peligroso plantear la idea de que provenga del espacio.

En definitiva, las teorías pueden continuar, pero debemos tener cuidado y garantizar que las teorías contengan detalles creíbles. Hasta ahora, el origen del nuevo coronavirus no se ha asociado a ninguna teoría cósmica, sino a la devastadora realidad de la depredación de la naturaleza.

universo-bacterias-panspermia-coronavirus-meteoro-origen

 

Sigue leyendo: Humanizar al nuevo coronavirus: un fenómeno intrigante