A partir del avance del blanqueamiento de los arrecifes de coral, la ciencia estudia formas de salvar estos magníficos ecosistemas. Explorando las posibilidades parece que la naturaleza nos dio la respuesta: música para atraer peces y repoblar los corales dañados.

Un equipo de científicos analizó la posibilidad de reproducir sonidos subacuáticos para atraer la vida. Exactamente en la Gran Barrera de Coral en Australia, los científicos comenzaron a reproducir sonidos habituales que se encontrarían en un arrecife saludable y activo.

Al reproducir la música marina, los peces comenzaron a aparecer. El Dr. Stephen Simpson, investigador de la Universidad de Exeter en Reino Unido, asegura que los arrecifes de coral son lugares notablemente ruidosos: el crujir de los camarones y los gritos y gruñidos de los peces se combinan para formar un paisaje sonoro biológico deslumbrante”.

Esta mezcla de diversidad marina es lo que atrae principalmente a los peces jóvenes. Una vez que nacen e inician su etapa larvaria en el océano abierto, están sedientos de encontrar un nuevo hogar y qué mejor que un arrecife que parece estar repleto de vida.

También en Ecoosfera: Los arrecifes de coral podrían desaparecer si no se actúa contra el calentamiento global

¿Cómo funciona el rescate de los corales dañados?

Para comprobar el desarrollo de la vida en un arrecife a partir de los sonidos subacuáticos, los científicos llevaron a cabo el experimento al norte de la Gran Barrera de Coral. Esa área que a finales de 2017 había experimentado un severo blanqueamiento masivo perdió cerca del 60% de la vida.

Los corales dañados de esa zona recibieron uno de los tratamientos experimentales con música en un altavoz simulado. La reproducción de la música marina se hizo durante 40 días consecutivos, sólo durante la noche (ya que los peces suelen asentarse en esta etapa del día).

arrecifes-coral-ecosistema-marino-agua-vida-crisis-climatica

Al final del experimento se descubrió que el sonido había atraído a una suma de peces considerable. Además, el ritmo de aparición de vida fue más rápido. Además, la biodiversidad aumentó en un 50%.

“Después de 40 días, había el doble de peces damisela juvenil en arrecifes enriquecidos acústicamente que en ambas categorías de arrecifes no manipulados acústicamente.”- estudio

¿Qué produce la llegada de nuevos peces?

Si bien como tal la presencia de los peces por sí sola no restaura la salud de los corales dañados, si garantizar el nacimiento de una nueva posibilidad de desarrollo. Esto quiere decir que los peces facilitan el “efecto de bola de nieve”, lo cual se refiere a que, si algunos peces marcan el inicio del asentamiento, otros vendrán a repoblar la zona.

De alguna forma el efecto de sonido marino al principio (el cual es falso) contribuye a atraer a algunos animales. Conforme los animales vayan llegando al arrecife, después el sonido será natural.

arrecifes-coral-sindrome-blanco-especies-oceanos

Contribuir a la recuperación de los ecosistemas marinos es primordial para mantener el clima en equilibrio, la diversidad y muchos más elementos de la naturaleza. Y, la realidad es que el ambiente necesita de nuestra ayuda para recuperarse. La humanidad dañó y continúa dañando masivamente los ecosistemas y estos experimentos nos demuestran el grave daño ¿tú qué estás haciendo por los corales?

Sigue leyendo: Síndrome blando: la enfermedad que devasta la sublime diversidad del caribe mexicano