Al fondo del mar, donde la luz todavía alcanza algunas superficies, reposan miles de criaturas misteriosas y hermosas: los corales. Estos zooides que conforman arrecifes sufren las consecuencias de la depredación humana. Por eso, el proyecto de Coral Morphologic se ha dado a la tarea de protegerlos. El punto donde se encuentran la ciencia y el arte ha servido como metodología para demostrar que, en realidad, los corales con resilientes y la relación entre los humanos y la naturaleza sigue siendo un horizonte poco explorado. Habría que navegar esas aguas y no mirar atrás.  

 

¿Dónde y cómo nació Coral Morphologic?

En 2007 el biólogo marino Colin Foord y el músico J. D. McKay fundaron Coral Morphologic en Miami, una plataforma multifacética para desarrollar la simbiosis entre humanos y corales. Hay que modificar nuestros marcos interpretativos para que puedan nacer otros tipos de vínculos, y este proyecto hace justo eso. A través de la música que escriben (a partir de los sonidos que emiten los corales) y las elegantes imágenes que desdoblan el tiempo, podemos ver a los corales con otros ojos, pero sobre todo, sentirlos.  

También te puede interesar: “Tangerine Reef”, el álbum audiovisual de Animal Collective y Coral Morphologic

Coral Morphologic es creador de innovadores medios submarinos que narran los arrecifes de coral que están en peligro en el planeta. La metodología única del proyecto enamora a la cultura popular con la belleza del coral. Cada proyecto es una semilla que germina en el momento en el que es vista e inspira a las próximas generaciones a restaurar los arrecifes.

 

Intenciones que sostienen el proyecto

La obra de arte de Coral Morphologic tiene la misión científica de documentar la acuicultura y proteger el coral de Miami (y del mundo). Los integrantes de este proyecto tienen la hipótesis de que los corales del muelle de Miami podrían tener claves fundamentales para comprender cómo los organismos de los arrecifes se adaptarán a la influencia humana en el siglo XXI. Junto con investigadores de NOAA y la Universidad de Miami, buscan entender cómo estos ‘corales urbanos’, inusualmente resistentes, pueden prosperar viviendo a lo largo del borde sumergido de la carretera que conecta Miami con Miami Beach, donde la huella de la intervención humana es más que evidente. 

El pilar principal del trabajo del proyecto depende de la Cámara Coral City, una cámara submarina que transmite un ecosistema de arrecifes urbanos a lo largo de PortMiami. Al proporcionar al público acceso remoto a la vida acuática de Miami, Coral Morphologic tiene como objetivo generar conciencia ambiental y orgullo cívico, derivado de la notable biodiversidad marina de la ciudad. Se trata de desplazar la identidad y anclarla sobre un planteamiento más sostenible, donde los humanos convivan simbióticamente con los corales. 

 

Sigue leyendo: El movimiento de los corales como nunca lo habías visto (time-lapse 🎥)