Oficialmente, la 26ª Cumbre del Clima de la ONU (COP26) comienza. A partir del 31 de octubre hasta el viernes 12 de noviembre, representantes de gobiernos, ONG, empresas, científicos y indígenas y otros grupos se reunirán en Glasgow, Escocia, para determinar una acción climática global decisiva.

¿Qué es la Cumbre del Clima de la ONU?

La Cumbre del Clima de la ONU es una conferencia que busca generar cambios urgentes y necesarios para contener la crisis climática en el mundo. Comúnmente, esta reunión se realiza poco después de que científicos hagan público el informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC). Esta será la edición número 26 de la Cumbre, después de que las conversaciones sobre el clima comenzaran en 1995 en Berlín.

COP26 cumbre clima
COP26

¿De qué sirve la COP26?

Aunque la humanidad esté atravesando una de las crisis climáticas más graves, hasta ahora, este es el único foro a nivel global donde representantes se unen para discutir acciones políticas a favor del clima internacional. Su importancia es clave para elegir los siguientes pasos en el enfrentamiento de las problemáticas climáticas. La COP26 formará parte de un acto decisivo, ya que la crisis climática durante 2020 y 2021 se hizo más presente que nunca.  

Las naciones tendrán como límite el inicio de la COP26 para presentar los planes que pretenden reducir las emisiones, todo con el objetivo de que la temperatura global permanezca debajo del 1,5°C.

generacion Z protesta contra crisis climática

Cuál es el objetivo de la Cumbre 

El objetivo principal de la Cumbre del Clima (COP26) es detener la crisis climática, enfrentarla. Pero ¿cuántas décadas nos ha tomado llegar a cumplir el mismo objetivo? Por tres décadas, para ser exactos, se ha platicado sobre el mismo tema: ¿cómo abordar el cambio climático?

Millones de propuestas han llegado desde tiempos antiguos y es que la crisis climática no es una situación que se dio el día de hoy. Y es que, desde una perspectiva general, parece que no hemos comprendido el problema principal.

No es que debamos definir cómo enfrentar al clima, sino que hay una necesidad urgente de rediseñar la forma en que consumimos los recursos del planeta y esto es mucho más complejo que simplemente dejar de usar plástico.

Como humanidad nos hemos dedicado muy poco a invertir en cambios reales. Se ha hablado mucho, discutido mucho y propuesto mucho más, pero se ha logrado muy poco. Ciertamente hay un despertar de la humanidad, vemos jóvenes exigiendo mayor acción, grupos preocupados por hacer cambios determinantes, pero por parte de gobiernos y empresas falta mucho más.

Sin duda la COP26 inicia con un escenario complejo. Los gobiernos tienen mucho que demostrar y el resto de nosotros mucho que conocer y emprender el verdadero cambio.