¿Consumo o ecología? La respuesta final sigue un poco al aire, pero la necesidad de elegir está latente. Todos los días nos enfrentamos a una decisión importante: dejar de producir tantos desechos. El acelerado consumo plástico parece ir frenándose poco a poco a medida que los compradores exigen una evolución hacia prácticas más sostenibles. Por ello, hasta las empresas que más controversia han causado, ya sea por la procedencia de sus alimentos o por la cantidad de desechos que generan, han tenido que ir adaptándose. Y aunque McDonald’s ha sido de aquellas que ha demorado más en presentar iniciativas respecto a la reducción de desechos derivados del plástico, finalmente anunció que buscará incluir juguetes ecológicos en su llamada ‘Cajita Feliz’.

Aunque una transición de semejantes dimensiones llevará su tiempo y la cadena más grande de comida rápida estima que alcanzará el objetivo para finales de 2025. En este lapso de tiempo buscará reducir drásticamente el uso de plástico virgen derivado de combustibles fósiles. Mismo que se utiliza actualmente para realizar los más de mil millones de juguetes infantiles que se incluyen en la ‘Cajita Feliz’ y que se venden alrededor de todo el mundo.

juguetes de plástico de McDonald's

Un mar de juguetes que terminan como desechos plásticos 

Actualmente nos enfrentamos a las grandes cantidades de desechos plásticos que generamos como humanidad. Los juguetes no escapan a este rubro, sobre todo tomando en cuenta que están hechos a base de combustibles fósiles. Un juguete de plástico sólido tarda en promedio 1000 años en degradarse. No es difícil imaginar que todos aquellos juguetes fabricados por McDonald’s desde que comenzó con su estrategia de venta de la ‘Cajita Feliz’ en 1979, continúan en nuestro entorno. Quizá algunos cumpliendo su función todavía, pero no podemos negar el rápido reemplazo al que son sometidos por otros productos. Por ende, la mayoría de ellos terminan en la basura, es decir, contaminan el ambiente.

En ese sentido, la exigencia de los consumidores de adoptar medidas más sostenibles y amigables con el medio ambiente está rindiendo sus frutos. McDonald’s dejará de producir juguetes de plástico para intercambiarlos por juguetes ecológicos hechos a base de cartón y serán armables por los propios niños. Aunque no ha descartado el uso de plástico del todo, también anunció que fabricarán más juguetes con plásticos, aunque esta vez reciclados.

McDonald's juguetes de plástico

McDonald’s buscará reducir el uso de plástico en sus juguetes

Según la cadena de comida rápida, estos cambios permitirán reducir en un 90% el uso de plástico virgen, en comparación con el año 2018. Algunos países como Irlanda, Francia e Inglaterra, ya están recibiendo juguetes ecológicos en sus compras. Y esta medida poco a poco se extenderá a los más de 100 países donde opera la cadena. Se espera que, para finales de 2025, finalmente se logre reducir el uso de plásticos vírgenes en la fabricación de juguetes de la empresa.

Contrario a lo que se piensa sobre los grandes monopolios, no son ellos quienes ostentan el poder total, sino que se encuentran sometidos al consumidor. Comprender la responsabilidad que conlleva el declinarnos por tal o cual producto, es sinónimo de entender que el consumo con conciencia realmente puede incidir en el rumbo de la industria mundial. Requerimos imperantemente un cambio en la visión de cómo nos relacionamos con el planeta y con nuestras prácticas podemos ayudar a moldear el futuro, uno donde se cuide del planeta.