El aire puro en la CDMX no es algo común y se acerca mucho a una especie de fantasía. Los ciudadanos están sumidos en un ecosistema urbano con mala calidad del aire que arrebata la posibilidad de una buena salud respiratoria. Sin embargo, no todo es malo, pues hay algunas alternativas para mejorar el aire.

Alrededor de 17,000 mexicanos pierden la vida cada año indirectamente por la mala calidad del aire. Y no es nada nuevo que ahora recibamos notificaciones en nuestro smartphone sobre el riesgo para “grupos sensibles” por la contaminación. Al principio esto no nos parecía importante, pero la mala calidad del aire equivale a fumarnos involuntariamente 40 cigarrillos al día. A pesar, de que se han incrementado los programas de movilidad sustentable, el cambio en nuestro paradigma ambiental exige más que eso.

Ahora el gobierno anunció varias medidas que se pondrán en marcha para tener un mayor control sobre las emisiones no sólo en el uso de los autos, sino en todos los ámbitos que engloba la industria de la movilidad.

Estas disposiciones contemplan una mejor puesta en práctica de una rutina urbana que busca ofrecer mejor transporte y caminos para evitar las contingencias ambientales. No obstante, este es un trabajo colectivo que puede comenzar con los líderes y continuar con nosotros.

 

Medidas para mejorar la calidad del aire: 

  • Reducción de emisiones en la industria en la distribución de gas L.P.
  • Reducción de compuestos orgánicos volátiles en recubrimientos y productos de uso doméstico.
  • Inspección y vigilancia estratégica para el control de emisiones en gasolineras.
  • Distribución de gasolinas menos volátiles en la Megalópolis.
  • Mejores prácticas para el manejo de fuego y la prevención de incendios.
  • Control de emisiones y uso de combustibles limpios en el sector industrial.
  • Reducción de emisiones por mantenimiento urbano.
  • Ordenamiento de la circulación del transporte de carga y detección de vehículos ostensiblemente contaminantes.
  • Normas de emisiones vehiculares.
  • Regulación de emisiones de motocicletas nuevas.
  • Implementación de un nuevo esquema para el otorgamiento de los hologramas de verificación vehicular.
  • Fomento a la movilidad sustentable.
  • Aumento de la capacidad del transporte público sustentable.
  • Desarrollo tecnológico para mejorar la calidad del aire.

Todos debemos exigir al gobierno medidas para proteger el medioambiente, no sólo implementando mejores opciones de movilidad, sino a través del cuidado y la conservación de las áreas verdes urbanas. Este no es un tema en el que se pueda negociar, las autoridades deben garantizar aire puro a la sociedad. Es real que esto es un trabajo de todos, pero debemos comenzar a presionar por cambios reales y justos frente al problema que enfrentamos.

El aire puro es un derecho y la mala calidad del aire no es algo a lo que debemos acostumbrarnos. Respirar bien y evitar enfermedades que nos lleven a la muerte no debe ser una lucha de cada día; por eso, utilizar nuestra voz política para exigir algo básico es primordial.

 

Sigue leyendo: Contaminación del aire en México daña el cerebro de los niños