En las tierras altas del Perú existen más de ocho mil sitios de relaves mineros que contaminan los ríos y las fuentes de agua dulce con drenaje ácido de roca y metales. Muchas comunidades que viven de la agricultura, han tenido que abandonar la zona a causa de la contaminación de agua. Pero esta comunidad indígena de Perú, decidió darle una solución al problema y logró sanar su río naturalmente con ayuda de la aportación científica.

comunidad indígena limpia río Perú

Conflicto con al industria minera

En la alta montaña de Perú, conviven al menos 7 mil comunidades que comparten el territorio con concesiones mineras industriales. Como consecuencia, existen conflictos sociales por esta causa, pero sobre todo ambientales, ya que algunas comunidades han tenido que abandonar su territorio. La tierra y el agua se han visto afectadas por los 8,791 depósitos de relaves viejos dispersos a pequeña escala. Estos relaves producen drenaje ácido de minas (AMD) que filtra metales al agua, afectando la agricultura la salud de las comunidades.

comunidad indígena limpia río perú

Pero en la Cordillera Blanca, en la región de Ancash, una comunidad con la ayuda de aportaciones científicas, lograron sanar naturalmente su río. Miembros activos de la comunidad indígena, se capacitaron en aspectos clave de la calidad del agua, recopilaron información y la discutieron con su comunidad. Así, llegaron a la solución de crear un sistema de biorremediación que utiliza técnicas simples para sedimentar el agua y capturar metales con la ayuda de humedales artificiales.

Un sistema de biorremediación 

Se construyó el sistema que consta de tres celdas de sedimentación, es decir, espacios donde el agua reposa para sedimentar las partículas más grandes de rocas de contaminación. Luego el agua fluye hacia humedales artificiales creados con plantas nativas capaces de absorber los metales del agua. También se cultivaron bacterias reductoras de sulfato que la universidad local proporcionó a la comunidad para lograr una buena filtración del agua.

humedales

Así, con los conocimientos ancestrales y la activa participación de la comunidad indígena de Perú, lograron sanar su río. Lograron reducir el nivel de metales en el agua hasta rangos aprobados para su uso en la agricultura. La solución es la primera de su tipo utilizada en pequeñas comunidades rurales que beneficia a una comunidad entera que ahora ya no debe abandonar sus tierras.

Sigue leyendo: Árbol por árbol, comunidades indígenas reforestan los Andes