Encuentros entre el aire y el mar: la comunidad huave en la costa oaxaqueña

Las técnicas de pesca tradicionales de la comunidad huave en Oaxaca podrían ayudar a generar planes de gestión holísticos de estas zonas costeras.

* Por: César Sixto

La comunidad huave vive en una región ubicada sobre la vertiente del océano Pacífico, en la parte continental más angosta de México, que es testigo de la gran fuerza del viento y del mar. Esta región pertenece a la Planicie Costera Ístmica-Chiapaneca. Se trata de un pueblo mayormente pesquero que conserva tradiciones y prácticas artesanales y que requiere la atención del gobierno y de la ciudadanía para que emerjan proyectos con beneficio social y ambiental.

El objetivo de este ensayo es hacer un análisis de su cultura y la manera en que aprovechan sus recursos naturales, así como una proyección de lo que podría llegar a ser su potencial como destino, con base en su gran abundancia de aves.

La particularidad de esta zona es la discontinuidad topográfica de la Sierra Madre del Sur que permite que las diferentes presiones barométricas entre los golfos de México y de Tehuantepec originen los vientos “Tehuanos” o “Nortes”, los cuales alcanzan hasta 120 km/h, siempre perpendiculares a la costa y en dirección al mar. Los Nortes moldearon la cultura de todos los pueblos del Istmo, particularmente la de los huaves, o como ellos se autodenominan, mero ikooc, es decir, verdaderos nosotros. Los huaves se han distinguido desde épocas prehispánicas por su alto sentido de pertenencia étnica y un fuerte arraigo a la cultura pesquera (Signorini, 1979).

Aunque la extensión de su territorio ha variado históricamente, las barreras geográficas y las fuertes fronteras lingüísticas han propiciado que los huaves permanezcan aislados en una porción costera extremadamente árida y poco apta para la agricultura y la ganadería. De manera que las cuatro principales comunidades: Santa María del Mar, San Francisco del Mar, San Dionisio del Mar y San Mateo del Mar siguen basando su subsistencia en la pesca artesanal, en las lagunas Superior e Inferior, a través del comercio del camarón, la lisa, la mojarra y la corvina; así como frente a las olas del océano Pacífico utilizando chinchorro y papalote. Distribuyen sus productos en los mercados zapotecas regionales de Salina Cruz, Juchitán y Tehuantepec (Espinoza-Tenorio, 2009).

Fue en la década de los 80 que el camarón ocupó el tercer lugar en la lista de productos con mayor demanda, después del petróleo y el café. A partir de entonces, las técnicas modernas de pesca ganaron un terreno considerable, desplazando por completo las formas de organización tradicional de los distintos grupos de pescadores. Los huaves, apoyados en buena medida por las agencias gubernamentales, desarrollaron nuevas estrategias productivas, que hacia 1968 cristalizaron en la primera cooperativa pesquera de la región. Para 1990, siete organizaciones productivas, distribuidas desde San Mateo hasta San Francisco del Mar, conforman una organización comunal hasta entonces inédita en la región huave: la Unión Regional de Cooperativas Pesqueras, conocida también como “Las siete Huaves”. Con la introducción de nuevas embarcaciones y motores fuera de borda, al igual que de redes más extensas y resistentes, la capacidad de captura se incrementó a niveles semejantes a los de la demanda.

Los huaves viven cotidianamente los efectos de un litoral que se caracteriza actualmente por breves precipitaciones pluviales y largas temporadas de sequía. Entre estos dos extremos, han hecho del agua, en sus distintas manifestaciones, un centro de reflexión en torno del cual giran la economía y la mitología. Mientras otros pueblos indígenas de Mesoamérica han convertido al maíz en un centro de referencia, sobre el que gira gran parte de sus creencias, los huaves han hecho del agua el punto de articulación que conecta a los santos, los vientos y los naguales. La palabra yow (“agua”) no sólo está en la raíz de numerosas condiciones climáticas y eventos rituales, sino también es el centro de las narraciones mitológicas. De ahí que las alteraciones del ciclo pluvial incidan en el ritmo y la intensidad de las actividades económicas, y justifiquen para los huaves la existencia de un ciclo ceremonial cuyo objetivo es suscitar la lluvia. El régimen de las lluvias ha terminado por conformar el tema central de la actividad ceremonial, de tal manera que “las principales actividades rituales se dirigen en forma más o menos explícita a propiciar las precipitaciones que, llenando los estanques y las lagunas, favorecen la reproducción del camarón, pero al mismo tiempo intentan conjurar los peligros” (Millán, 2003). Es bajo este esquema de una relación fuerte entre la cultura y el ambiente como se llega a promover una identidad costera, que la doctora Carmona considera como eje fundamental para promover la creación de políticas sustentables en regiones costeras (IIJUNAM, 2013).   

Esta zona tiene un enorme potencial como área de conservación considerando que el istmo de Tehuantepec es un centro de endemismo de vertebrados, y ha sido clasificado como un Área de Aves Importantes (IBA, por sus siglas en inglés) por la BirdLife international (BirdLife international, 2014). Esta región es importante para aves acuáticas tanto locales como transitorias, dándoles refugio tanto en la laguna como en el océano. La zona comprende pastizales inundables, manglares y  bosque seco; esto da lugar a una amplia variedad de hábitats. Sin embargo, aún se cuestiona el efecto de los parques eólicos en la diversidad regional de aves, por lo que se requiere constante monitoreo, además de ser necesario el establecimiento de mecanismos de conservación que permitan el mantenimientos de ingresos alternativos a nivel local, así como asegurar la permanencia de la diversidad avifaunal (Rioja-Paradela, 2014). Para desarrollar un sistema que incorpore a los distintos niveles de la sociedad huave podrían aplicarse los principios que define Pérez-Cayeiro  para determinar metas estratégicas para dar inicio a planes de gestión costera como son: el vínculo con los tomadores de decisiones, el vínculo entre la academia y la promoción de la participación ciudadana (Pérez-Cayeiro, 2014).

En esta zona se han realizado estudios que definen las características propias de la comunalidad que muestran el potencial para generar proyectos ecoturísticos. Por lo que cualquier proyecto de desarrollo, como es el caso del turismo alternativo, debe garantizar la participación de los habitantes nativos; el turista puede convivir con los habitantes y éstos participar directamente en la prestación de los servicios turísticos (Velázquez, 2015).

A manera de conclusión hago referencia a Eleonor Ostrom, quien dice que la corrección o creación de instituciones, en esta caso tradicionales, puede dar lugar a procesos de autogestión exitosos, donde se fortalezca el proceso de comunicación entre sus integrantes (Ostrom, 1990).  Así, el conocimiento tradicional, en comunión con el alcance de la ciencia, puede ser de gran utilidad para la generación de planes de gestión en zonas costeras desde un enfoque holístico.

 

Referencias

BirdLife international. (07 de enero de 2018). Endemic Bird Area facts-heet: isthmus of Tehuantepec. Recuperado de: http://www.birdlife.org/.

Espinoza-Tenorio, A. (2009) Necesidad, conocimiento y creatividad: La pesca con papalote en Santa María del Mar, Oaxaca. Ciencia y Mar, XII (38): 47-50

Instituto de Investigaciones Jurídicas [IIJUNAM]. (07 de enero del 2018). Coloquio Protección y Regulación de Costas-Parte 3. [Archivo de video]. Recuperado de: https://www.youtube.com/watch?v=v4qJ–qw7ss&index=6&list=PLeT-Fchj2xe8vxITE-A9tGuNaPAY3iOMf.

Millán, S. (2003). Huaves. D.F., México: CDI-PNU.

Ostrom, L. El gobierno de los bienes comunes. La evolución de las instituciones de acción colectiva. D.F., México: UNAM-CRIM-FCE.

Pérez-Cayeiro. M. L. Gestión Integrada de Áreas Litorales. Análisis de los fundamentos de la disciplina. Madrid, España: Tebar.

Rioja-Paradela, T., Carrillo-Reyes, A., y Espinoza-Medinilla, E. (2014). Effect of temporal lakes on avifaunal composition at the Southeast of Isthmus of Tehuantepec, Oaxaca, Mexico. Revista de Biología Tropical, 62 (4): 1523-1533.

Signorini, I. (1979). Los Huaves de San Mateo del Mar. D.F., México: Instituto Nacional Indigenista. Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.

Velázquez, R. (2015). La sustentabilidad comunitaria en un proyecto de turismo alternativo en San Mateo del Mar, Oaxaca. Revista Iberoamericana de las Ciencias Sociales y Humanísticas, 4 (8): 1-13.

  

* Fotografía 1): El País

México Sostenible
Autor: México Sostenible
Somos una organización de jóvenes comprometidos con la conservación de la riqueza natural y cultural del país. Integramos un equipo interdisciplinario capaz de analizar diferentes temas de la agenda ambiental, con el fin de generar acciones para fortalecer la capacidad de adaptación de las sociedades frente al cambio climático e incentivar su desarrollo sostenible.


10 cosas que pensar sobre el comercial que encendió el debate sobre la masculinidad tóxica (y que los machos odian)

Un comercial de rasuradoras encendió las redes sociales por enmarcar el debate actual sobre violencias de género de una forma provocadora y emotiva.

Las marcas comerciales son las primeras en ser señaladas en redes sociales cuando sus campañas de publicidad caen en estereotipos machistas. Pero el caso del nuevo anuncio de Gillette, “We Believe: The Best a Man Can Get”, es interesante porque parece aportar nuevas perspectivas al debate público acerca del papel de los hombres en la violencia de género (y a la vez cumple el objetivo de un comercial: promocionar el rostro rasurado de los hombres que aparecen).

Desde su estreno el lunes pasado, el video ha acumulado más de 6.5 millones de vistas en YouTube, y otras tantas en Twitter y Facebook, pero también 400 mil dislikes. Se entiende por qué: el anuncio toca fibras sensibles tanto de quienes critican la atmósfera comercial (señalando la cultura de violación imperante), así como de quienes sienten que ataca la masculinidad, el “orgullo de ser hombres”, o a los hombres en general.

Una conclusión obvia es que el anuncio logró su objetivo: hacer que la gente hable al respecto y que los productos de la marca se posicionen en la mente de los consumidores.

Pero más allá de la estrategia comercial, es interesante destacar algunos momentos del video, así como las airadas reacciones de grupos de hombres ofendidos que incluso amenazan con boicotear a la marca de productos de limpieza masculina (comprando otras marcas, lo que en suma no suena tanto como un boicot).

Aquí van 10 puntos sobre el comercial de Gillette que pueden rescatarse para pensar la masculinidad tóxica

1. ¿Qué ven los hombres al mirarse en el espejo?

El anuncio comienza con una serie de hombres adultos mirándose al espejo mientras se escuchan noticias acerca del movimiento #MeToo, el cual señaló a numerosos acosadores y depredadores sexuales de Hollywood como el productor Harvey Weinstein, el comediante Louis C.K. y el actor Kevin Spacey. Durante esos días, muchos utilizaron el hashtag #NotAllMen (“no todos los hombres”) para deslindarse de tales comportamientos.

2. La publicidad ha cambiado y la visión de la masculinidad también

Un comercial de Gillette de los 90s sirve de telón de fondo para ver a un adolescente que escapa de un grupo de bullies. El rostro rasurado y la mujer fatal que lo acaricia parecen simbolizar que la marca es consciente de que no se puede seguir perpetuando la comunicación que utiliza mujeres como adornos en la publicidad dirigida a los hombres. Los tiempos han cambiado, pero en cuanto a la violencia, lo único que ha cambiado puede ser que ahora estamos listos (o al menos mejor preparados) e informados para hablar de ella.

3. La violencia contra los hombres la ejercen… otros hombres

Después vemos a una madre que trata de consolar a su hijo por mensajes homófobos de ciberacoso. La masculinidad está en crisis, pero no es porque los hombres hablen de sus sentimientos o sean más sensibles, sino porque están matándose unos a otros, u orillándose al suicidio. Un estudio entre adolescentes ingleses mostró que los hombres pasan hasta ocho horas al día bajo amenaza de ciberacoso. Pero en el mismo estudio, un tercio de los hombres (de entre 18 y 24 años) afirmaron haber molestado a otros hombres a causa de su orientación sexual, su apariencia física, o afectado la reputación de otros conscientemente. 

Lee también: La legendaria pasarela de Victoria’s Secret está en extinción (y esto es un triunfo para las mujeres)

4. El género no es el sexo asignado: hombres y mujeres aprendemos del entorno

Luego, vemos a tres adolescentes viendo televisión en cuya pantalla se hace un repaso exprés de distintos estereotipos sociales de hombres y mujeres: las mujeres son jerarquizadas según su juventud y atractivo físico, mientras los hombres despliegan rudeza y agresividad, tanto física como psicológica. El mensaje es que la violencia de género también está motivada por los contenidos que observamos desde pequeños en los medios (sugiriendo que comerciales como este pueden cambiar esas percepciones, lo que solo podremos saber en el futuro). Como si fuera un jurado durante un juicio, una audiencia se ríe de un programa en vivo, lo que muestra cómo la violencia se normaliza y se vuelve “inofensiva”.

5. El medio social alienta las conductas tóxicas

Un hombre que interrumpe a su colega en una reunión ejecutiva, un grupo de padres que observa pelear a dos niños sin intervenir, y una serie de presentadores de noticias hablando sobre casos de violencia sexual parece sugerir que esas “inofensivas” violencias tienen consecuencias en el mundo real. La misma audiencia que vimos riendo sobre chistes machistas se muestra incrédula e indignada frente a la violencia (la doble moral de los espectadores). Esto también sugiere que el mensaje del comercial va dirigido a un público que hace las veces de juez (y tal vez por eso los machos “políticamente incorrectos” se sienten tan juzgados, al grado de buscar “defender” la frágil masculinidad atacando a otrxs).

 

6. ¿Cuál es el papel de los hombres para combatir la violencia de género?

El actor y exjugador de futbol americano Terry Crews fue durante muchos años la imagen del macho supremo de la marca de desodorantes Old Spice. Luego, durante los meses del #MeToo, habló públicamente durante la firma de la Ley de los Sobrevivientes de Violencia Sexual sobre cómo él mismo fue atacado sexualmente por otros hombres durante su carrera. La violencia sexual, dijo, no es un asunto de deseo ni de “urgencias biológicas”, sino de dejar claro el poder de unos sobre otros. El comercial de Gillette incluye el segmento de su mensaje en el cual dice la frase “Necesitamos hacer responsables a los hombres”, lo que funciona como un slogan subyacente.

ted-crews-masculinidad-toxica
Ted Crews conmocionó al mundo cuando dio testimonio de haber sido víctima de violencia sexual, a pesar de ser un ícono masculino.

7. Social Justice Warriors

Desde hace años, el término “social justice warriors” (luchadores de la justicia social, o “SJW”) se utiliza peyorativamente en Internet para burlarse de quienes señalan distintos tipos de violencia. Tal vez este segmento del anuncio (alrededor del minuto 1:00) sea el que más enciende a los machos de Internet, porque parece decirles “lo que deben hacer”: no mostrar a las mujeres como objetos sexuales y tratarlas con decencia, romper los pactos patriarcales no fomentando el acoso callejero, intervenir en situaciones de desigualdad y, en general, tratar de ser un buen ejemplo para los niños.

8. La masculinidad tóxica se aprende (y no hay producto que puedas comprar para evitarla, salvo tal vez, un libro)

El anuncio parece dirigirse sobre todo a padres o a hombres que buscan ser padres en el futuro. Esto significa que los gestos asociados a la masculinidad, como rasurarse o encender el carbón para una parrillada, a menudo se asocian a la relación entre padres e hijos (varones). El anuncio funciona, para bien y para mal, apelando a la memoria infantil e infantilizada de los machos, ya sea llamándolos a cambiar radicalmente sus conductas, o reviviendo heridas asociadas a la paternidad. En el fondo (aunque eso tal vez sería tema de un artículo muy distinto) lo que molesta a los machos sobre este tipo de temas es que ven atacada la idea de masculinidad que les fue enseñada desde pequeños; de ahí la virulencia de sus ataques. Esta idea de masculinidad, además, es defendida tanto por hombres como mujeres en las redes.

 

9. El espejo como símbolo de las pantallas

Otro mensaje sutil del comercial es que lo que vemos en las pantallas de nuestros teléfonos celulares es equivalente a lo que vemos en el espejo: rostros de personas, con historias y problemas, con oportunidades de cambiar y con renuencia para hacerlo. Las violencias (incluso las domésticas) no siempre están escondidas: muchas veces están a la vista de todos.

Pero cada hombre, al final del día (o al inicio, como cuando es hora de afeitarse), debe hacerse responsable de sus actos y verse a sí mismo en el espejo, de manera metafórica. El problema de fondo es que las desigualdades sistémicas que oprimen a muchos hombres y mujeres no se terminarán con simples actos de buena voluntad: son tendencias de la sociedad que se sostienen en dinámicas económicas, como las que hacen que en México, en promedio, un hombre gane 12% más que una mujer por realizar el mismo trabajo. Afortunadamente, hay leyes como las de Islandia que comienzan a modificar, al menos en parte, estas dinámicas. 

10. Los hombres necesitan su propio movimiento

Algo muy destacable del anuncio de Gillette es que, pese a los comentarios de los machos ofendidos, en realidad no utiliza terminología de la teoría feminista. Los responsables de publicidad de la marca deben estar al tanto de que los consumidores de hoy están muy al tanto del discurso que las marcas aportan a la conversación sobre este tipo de temas; sin embargo, el tino de la campaña, y tal vez también su fracaso, consiste en que no les dice a los hombres qué hacer, sino simplemente les pide ser la mejor versión de sí mismos. Por desgracia, hace falta mucho más que eso para acabar con los alarmantes índices de violencia y desigualdad que se viven en público y en privado (en Internet y fuera también).

 

A pesar de que la campaña ha recibido en este par de días muchos comentarios negativos, e incluso supuestos llamados a no comprar las marcas asociadas a Procter & Gamble (propietaria de Gillette), es muy posible que el furor baje después de unos días, como suele ser con este tipo de temas. Sin embargo, es importante que los hombres asuman al menos parte del mensaje: los hombres no son los enemigos por excelencia, pero estadísticamente, los hombres cometen más violencias que las mujeres, ya sea sexuales, económicas o de otro tipo.

Lee también: En Islandia ya es un delito que las mujeres ganen menos que los hombres

Cambiar nuestras percepciones sobre lo que significa ser hombres en el mundo actual requiere de cambios profundos en las dinámicas de poder, y sí, también en la forma en la que enseñemos a las próximas generaciones a no reproducir patrones que afectan y hacen más difícil la vida tanto de hombres como de mujeres. Un comercial no terminará con las violencias cometidas por los hombres (a lo más, es muestra de que las marcas buscan vender lo más posible y ofender lo menos posible), pero tal vez pueda generar un buen debate, al menos mientras dura la ola.



Superluna de nieve, el evento cósmico más gélido, nos espera este 19 de febrero 🌕 ❄️

Un evento muy raro para despedir los últimos días fríos del invierno.

La luna estos primeros días del año nos habrá deleitado, no sólo con un eclipse lunar total –y que sólo podrá volver a admirarse en 2021–, y con una imperdible superluna de sangre de lobo. También hará un homenaje al invierno durante la superluna de nieve, este 19 de febrero –un mes que el año pasado, por ser bisiesto, no tuvo luna llena.

¿Qué es una “superluna” de nieve?

La luna llena de febrero es llamada luna de nieve porque es el mes más frío y durante el cual cae más nieve en algunas regiones del hemisferio norte. Se trata de un mote dado por los Nativos Americanos, quienes de esta forma resaltan las características de cada mes, a través de los astros y sus fenómenos. Los Nativos Americanos también llamaban a esta luna la “luna de hambre”, pues son fechas donde se dificulta cazar comida.

Pero ahora será una superluna de nieve.

superluna-nieve-febrero-2019-cuando-donde-ver

El fenómeno de la superluna sucede cuando nuestro satélite se acerca más a la Tierra durante su órbita, es decir: en su perigeo. La luna puede observarse hasta un 14% más grande y un 30% más brillante. Esto, ¿quién sabe? podría ejercer un poderoso magnetismo sobre nosotros y nuestra vitalidad, pues es bien sabido que la luna –y más aún durante los eclipses– tiene un efecto sobre nuestros ecosistemas marinos. Y seguramente también sobre nuestra psiques.

Horarios fechas para ver la superflua de nieve

Así que te recomendamos no perderte la superluna de nieve, que podrás apreciar el 19 de febrero desde las 15:53 horas GMT (las 10:00 horas en México), pero que estará en todo su esplendor durante la noche de ese día. Si vas a algún lugar fuera de la ciudad a observarla, no olvides llevarte suficientes cobijas y ropa para mantenerte caliente –usa por lo menos tres capas de ropa–, y lleva snacks de nueces y chocolate oscuro para mantener tu calor corporal.