El futuro está, literalmente, a tan sólo un parpadeo. Según el físico teórico Michio Kaku, la tecnología y los avances científicos permitirán a las nuevas sociedades conectar con personas y acceder a información en línea a través de lentes de contacto, e inclusive, de manera telepática.

Ya desde hace algunas décadas, futuristas como Timothy Leary o el crítico cultural Mark Dery hablaban sobre el valioso alcance que tendría la tecnología de Internet que, al simular perfectamente una “red neuronal” ordenada y compleja, lograría conectar a todas las personas en un mismo instante. Esta maravilla de comunicación que hoy normalizamos nos ha convertido de una sociedad necesariamente hiperconectada a una suerte de “inteligencia colectiva”, misma que hemos estado alimentando de toda clase de información de nuestra era. 

En su libro The Future of Humanity: Terraforming Mars, Interstellar Travel, Immortality, and Our Destiny Beyond Earth, el doctor Kaku explica cómo es que nuestra sociedad está avanzando inevitablemente hacia el conocimiento infinito. Por medio de chips de computadora incrustados en el globo ocular –una especie de lentes de contacto para acceder a una inteligencia histórica y colectiva–, podremos obtener fácilmente las respuestas de un examen o saber quién es la persona con la que estamos saliendo en una “cita a ciegas”… La información al alcance de la mirada, de tan sólo un parpadeo, podría dar lugar a la tecnología que, finalmente, nos permitirá pensar una imagen y enviarla al instante. 

En el futuro, advierte el doctor Kaku, podremos transmitir emociones y recuerdos entre nosotros a través de una especie de “red cerebral”. De esta forma, los instrumentos como los teléfonos, las computadoras, o inclusive herramientas de entretenimiento como las películas, resultarán medios obsoletos de ver una imagen y obtener información. 

¿Te imaginas que pudieras enviarle mentalmente un recuerdo a otra persona?

Ciertamente, de alcanzar esta tecnología estaríamos hablando de un nuevo lenguaje. Y con un nuevo lenguaje, diferentes formas de hacer llegar un mensaje, quizás esta vez bastante explícito. Eso que sientes tal vez podría entenderlo con precisión la otra persona; ese recuerdo que grabaste en tu memoria podrías imprimirlo en la mente de alguien más y, si así gustas, imprimirte un recuerdo sobre esas vacaciones increíbles que nunca tuviste… Suena creepy, pero es altamente probable.

En el siguiente video de Big Think, el doctor Kaku explica cómo la humanidad podría empezar a entrar en una nueva era posinternet, la “Brainnet”, donde a partir de ceros y unos podrás enviar, con tan sólo pensarlo, emojis, imágenes, recuerdos y sentimientos… Bienvenidos al futuro

También en Ecoosfera: La primera “red social” telepática funcionó: 3 personas lograron conectarse mentalmente