La vida en 2050: ¿hacia dónde avanzará el mundo de acuerdo al presente?

¿Cómo será el mundo dentro de 3 décadas, según la ciencia?

Sin la noción de tiempo, no podemos asir la existencia. Por eso el ser humano tiende a situarse siempre bajo la temporalidad como sobre un piso seguro, el cual lo hace saber de dónde viene, dónde está y hacia dónde se dirige.

Es quizá el tercer tiempo, el del futuro, el que más obsesiones causa. Es verdad que la historia como disciplina se construyó sobre la curiosidad de indagar en tiempos pasados, pero preguntarnos sobre el futuro es algo que involucra una incertidumbre aún mayor, que a veces raya la manía.

como-sera-mundo-2050-futuro-ciencia

Por eso es que en toda cultura siempre ha habido quien, desde su propia técnica o método, busca saber lo que nos depara el futuro. En la antigüedad, numerosos grupos indígenas de Mesoamérica arrojaban granos de maíz para predecir el porvenir, los cuales leían según cayesen sobre una concha.

Sin desestimar otras técnicas, hoy en día podemos aproximarnos quizá con mayor certidumbre al futuro, pues podemos predecir con exactitud lo que acontecerá, por lo menos dentro de pocas décadas y sobre algunos tópicos muy concretos.

Gracias a la ciencia, ­podemos saber con bastante certidumbre algunas cosas que nos depara el futuro para el 2050.

como-sera-mundo-2050-futuro-ciencia

Sabemos que a mitad del siglo habrá aproximadamente 9 mil millones de personas, una cifra que raya lo increíble y que ayuda a científicos de distintas ramas a hacer sólidas hipótesis sobre lo que será el año 2050. El portal Big Think le preguntó a algunos de ellos cómo será la vida dentro de poco más de 3 décadas, en los tópicos de mayor interés.

Estas fueron algunas de las apuestas sobre el futuro, por parte de los más destacados científicos:

 

¿Cómo viviremos?

como-sera-mundo-2050-futuro-ciencia

Según el biologista y matemático Joel Cohen, en el 2050 la mayoría de las personas en el mundo vivirán en áreas urbanas, y es muy probable que éstas sean mayores al promedio actual.

Contrario a las exageradas perspectivas con las cuales nuestros padres imaginaron el año 2000, con coches voladores y cosas sci-fi por el estilo, los especialistas en urbes, como Bill Mitchell, piensan que los avances tecnológicos harán de nuestras formas de vida algo más discreto y quizá personalizado. Los autos se manejarán solos y habrá transportes más rápidos, y la vida en general estará más regida por la inteligencia artificial. Pero no: tampoco habrá coches voladores.

 

¿Cómo serán las comunicaciones?

como-sera-mundo-2050-futuro-ciencia

El Internet seguirá transformando radicalmente los medios y la vida. Quizá eso llegue a impactar directamente en las formas de organización social, ¿quién sabe?

Según Daniel Okrent, autor y editor del New York Times, el Internet seguirá abriendo alianzas y brechas por donde todo tipo de individuos podrán comunicarse de una manera cada vez más amplia y profesional, lo que transformará los medios de comunicación.

Así, es probable que la tecnología nos haga más propositivos y activos y nos conduzca a cambios sociales positivos. Para Viktor Mayer-Schönberger, director del Information and Innovation Policy Research Center, las generaciones futuras serán cada vez menos propensas a ser consumidores de información y entretenimiento vacuo, para convertirse en usuarios activos de la tecnología.

 

¿Y el cambio climático?

como-sera-mundo-2050-futuro-ciencia

No hay que olvidar que según algunas predicciones, algunas de las cuales incluyen cálculos matemáticos, es probable que para el año 2100 nos extingamos debido, en gran parte, a la crisis ambiental. Para el ambientalista Bill McKibben, si no combatimos el cambio climático es probable que ya para el 2050 veamos preocupantes ascensos en el nivel de los océanos, lo que pondrá en peligro islas como las Filipinas. Además, el agotamiento de recursos provocará guerras por los mismos; por ejemplo, por el agua dulce.

 

Pero la tecnología puede ayudarnos

Es probable que como señala Charles Ebinger, director de la Energy Security Initiative, como sociedad tecnologizada todos estaremos más involucrados en la producción y distribución de la energía limpia que habrá, pues los edificios y casas serán más eficientes en este sentido, y la tecnología nos ayudará a gestionar la energía y nuestras propias vidas en torno a ello.

Y como dice la oceonógrafa Sylvia Earle, quizá tecnología como la de Google Earth llegará al punto de facilitar a la gente el cuidado del planeta, por ejemplo, al ser conservacionistas de los océanos.

 

¿Cuánto tiempo viviremos?

Según Patricia Bloom, profesora asociada en el MT Sinai Hospital, viviremos más y seremos más sanos. No viviremos hasta los 120 años de edad, pero es posible que seamos mucho más saludables a edades insospechadas, como los 90 y hasta los 100 años.

Es difícil saber qué pasará con algunas enfermedades y epidemias, pues intentar predecir si se habrá encontrado la cura contra el cáncer o el VIH para el 2050 sería hacer mucha futurología. No obstante, es probable que debido al aumento de población en las ciudades, los mercados verdes y los huertos se vuelvan una necesidad y pueblen las urbes. Especialistas como Nina Plank, creadora de mercados verdes, creen que habrá una cultura más regional en torno a la comida: algo así como lo que ya proponen movimientos masivos como el Slow Food. Eso hará a los habitantes del futuro mucho más saludables.

como-sera-mundo-2050-futuro-ciencia

 

¿Qué concluir?

En general todo apunta a que el 2050 puede ser un futuro donde habremos evolucionado y podremos crear sociedades mejor conectadas y más eficientes, donde quizá, incluso, se tejan lazos colectivos de cooperación más fuertes.

¿Utópico? Esperamos que no. La tecnología puede y debe emanciparnos. Pero será importante también que siempre vivamos el presente, tanto hoy como dentro de 3 décadas, pues es así como se construye un buen vivir: en el aquí y el ahora.

 

* Fotografía: Marcus Soriano



Corazón de geoda (una escultura que ofrenda lo más sagrado)

Arte para ejercitar nuestro asombro: un “corazón fantasma” con interior de cristales.

Junto a la cabeza, el corazón es uno de los fragmentos más importantes del cuerpo humano. Exuda y circula a través de nuestras venas y arterias la sangre, que a su vez da vitalidad y nutre cada parte de nuestro ser físico. Algunas culturas religiosas creen que este órgano es una suerte de cavidad que atesora, en un tamaño atómico, el alma de cada ser vivo. De ahí que culturalmente, y en muchas partes de la orbe, exista una clara importancia en las desiciones que tomamos, en el transcurso de nuestras vidas, “con el corazón”.

El corazón tiene la forma de una pirámide inclinada y, cuando está drenado, es de color pálido, muy blanco. En esta condición nuestro órgano ha sido nombrado inevitablemente corazón fantasma

arte corazones escultura minerales

La escultora y aficionada de la magia, Debra Baxter se fascinó cuando escuchó por vez primera este término. Concretamente, se trata de un procedimiento médico donde se limpia el corazón de todas sus células sanguíneas y luego se inyecta con cientos de millones de nuevas células que hacen que comience a latir nuevamente. Algo parecido hace Baxter con sus esculturas de corazón, pero en lugar de células, ella incrusta minerales de muchos tipos. Sus piezas realmente únicas poseen cascarones de oro, plata o bronce, con interiores de amatista o cristales blancos.

arte corazones escultura minerales

 

Nuestro favorito es este, una geoda atrapada en un cascarón de corazón fantasma:

arte corazones escultura minerales

El corazón y la Tierra. Dos entes atestados de símbolos y sabiduría inmortal, tan vieja como la magia y la naturaleza misma. Materia poética para ejercitar el asombro. 

 

Mira más trabajos de la autora y síguela en su cuenta de Instagram



6 ideas de la filosofía oriental para apreciar mejor la vida

Alain de Botton destaca 6 ideas de la filosofía oriental que de aplicarlas en tu vida cotidiana, transformarán tu existencia.

Ceremonias de té, caminatas por el bosque y contemplaciones de ríos son algunos rituales donde la reflexión puede hacernos más sabios y compasivos. La filosofía oriental nos enseña esas otras formas de apreciar la vida, desde la trinchera de la paz y la libertad. 

El dolor, la imperfección y la incertidumbre, en la filosofía oriental, no deben temerse sino aceptarse con compasión. Y es tal vez por eso que oriente ha creado, no un camino rumbo a la perfección, sino todo una filosofía sobre la vida de un ser libre; un antídoto reflexivo y muy sensato para surfear la vida con sabiduría. 

Desde las perspectivas budista y taoísta, Alain de Botton —escritor y filósofo suizo; fundador de la organización global The School of Life— nos comparte estas ideas de la filosofía oriental para enriquecer nuestra vida:

1. La vida es sufrimiento

La primera de las Cuatro Nobles Verdades de Buda, que nos alienta a ajustar de forma constante nuestras expectativas. De esta manera, sabremos qué esperar, como que el sexo nos decepcionará, la juventud tiene fecha de caducidad y el dinero no nos ahorrará dolor.

El semblante de Buda era el de una persona feliz. Se dice que, generalmente, portaba una cálida sonrisa. Debido a la espontaneidad de las experiencias agradables y divertidas que se le presentaban en su camino. Interpretadas como algo extra. Y sin dejar de tener presente lo crudo de la vida, Buda refinaba su gratitud. Una lección que nos enseña el arte de la alegre desesperanza de la vida.

2. Mettā

Esta palabra proviene del índico pali que significa benevolencia, amabilidad y ternura. Uno de los conceptos más importantes del budismo.

Para alcanzarlo se recomienda un ritual diario de meditación —conocida como mettā bhāvanā—, que se realiza cada mañana. Si hay alguna persona con la que te sientes irritado o con la que regularmente te enfadas, en esta meditación la intención es ensayar amables mensajes dirigidos para esa persona.

Los budistas consideran que la compasión es una habilidad que podemos aprender, ya que nuestros sentimientos no son fijos e inmutables, cambian y mejoran con los estímulos adecuados.

3. Guanyin

Es una figura femenina sagrada para el budismo del este asiático. Asociada con la misericordia, la compasión y la bondad. Hay santuarios y templos en su honor por todo China.

Guanyin es considerada como una madre amorosa. Los creyentes se muestran vulnerables en su presencia y encuentran consuelo en ella. Su popularidad se debe a la necesidad de preservar el estadio de la niñez.

Y es que el momento de quiebre no es cuando las cosas están difíciles, sino cuando existe la amabilidad y la oportunidad de admitir tristezas que se han guardado en silencio por mucho tiempo.

4. Wu wei

Este término apareció por primera vez en el siglo 6 a.C. En el manuscrito Tao Te Ching, cuya autoría se le atribuye a Lao Tzu; Wu wei significa “no esforzarse” y dejarse llevar. Pero esto no tiene que ver con un mood relacionado con la pereza. Más bien es un rendimiento intencional de la voluntad a la necesidad de acceder, en vez de protestar.

Para Lao Tzu, ser sabio es haber aprendido que en ocasiones hay que rendirse ante el universo.

Somos libres de elegir nuestra actitud ante cualquier evento de la vida. Para un taoísta, la serenidad y la libertad sucede al aceptar sin protestar lo que realmente es necesario.

wu-wei-como-aprender-ventajas-de-no-accion-taoismo-lao-tse-tao-te-king ensenanzas

5. Sabio como un bambú

Por miles de años, la filosofía taoísta ha distinguido simbólicas cualidades de sabiduría y fortaleza en lo que consideran una hierba y no un árbol.

El poeta, artista y filósofo Zheng Xie de la dinastía Qing —famoso por haber pintado 800 imágenes de bosques de bambú—, veía en ellos un modelo perfecto de cómo podría comportarse una persona sabia.

Incluso junto a uno de sus dibujos escribió:

“Agárrate fuerte de la montaña, echa raíces en el despedazado risco, hazte más fuerte con las tribulaciones, y resiste el viento de todas las direcciones.”

6. Kintsugi

En el budismo zen japonés, esta palabra compuesta por dos ideas: “kin” que significa oro y “tsugi” que significa carpintería. Se refiere a la técnica empleada para arreglar fracturas en la cerámica. Cicatrices que enaltecen la belleza y la sabiduría.

Esta tradición busca mostrar los daños, en lugar de ocultarlos. Pues la belleza radica en hacerlos evidentes. Al reparar un objeto, estos “defectos” se convierten en preciosas venas de oro que no son síntoma de vergüenza. Son símbolo de esperanza porque a pesar de nuestros evidentes defectos y tropiezos nos reconstruimos y aún podemos ser amados.

 

Mira el video completo: