Gracias a sus altos niveles de potasio, el plátano o banano es uno de los frutos más gustados y consumidos a nivel mundial. Suele comerse al natural, aunque una infusión o té de plátano puede ayudarte a aprovechar de mejor manera sus grandes beneficios y para ello, te contamos cómo prepararlo y sus enormes beneficios.

cómo hacer té plátano

Propiedades del plátano

Su delicioso sabor dulce y su color vibrante hacen de este fruto uno de los más gustados, se le suele utilizar para preparar platillos y postres ya que aporta un sabor cremoso y muy agradable al paladar. Este fruto es originario del sudeste asiático, en la India, por ejemplo, se le ha considerado sagrado y se ofrecía en ofrenda para las deidades.

Muchos creen que llegó hasta el Mediterráneo gracias a los ejércitos de Alejandro Magno, quienes establecieron cultivos en la región en el siglo VII. Más tarde se extendió hasta las Islas Canarias, desde donde los conquistadores españoles lo esparcieron hacia Santo Domingo y más tarde hasta el Caribe y Latinoamérica.

Los beneficios del plátano radican en su riqueza de azúcares simples (glucosa, dextrosa y sacarosa), que se transforman en energía inmediata, por ello su consumo se asocia con la recuperación de energía. Además es rico en fibra dietética y en proteínas vegetales de alta calidad. Entre sus nutrientes también destacan los minerales, contiene ácido fólico y es sumamente rico en potasio, magnesio y fósforo.

beneficios té plátano

Beneficios del té de plátano

Consumir lo natural siempre es una mejor vía para cuidar del cuerpo y aprovechar las bondades de la madre naturaleza. Gracias a su riqueza en minerales y de vitamina C, el té de plátano puede traer grandes beneficios a la salud:

  • Contiene altos niveles de triptófano, así que ayuda a conciliar el sueño por ayudar al cerebro a producir serotonina y melatonina, las hormonas del sueño.
  • Gracias a esto también combate el insomnio, ya que relaja el cuerpo y lo prepara el buen descanso.
  • Su gran cantidad de potasio es beneficiosa no sólo para la musculatura, sino también para el corazón porque ayuda a disminuir la presión arterial.
  • Ayuda a relajar los músculos y a recuperar energía, por lo que es ideal después de hacer ejercicio.
  • Aporta grandes cantidades de antioxidantes gracias a su vitamina C, así que ayuda a combatir los radicales libres y protege a las células del estrés oxidativo.
  • Alivia los calambres musculares por su gran contenido de potasio.
  • Combate la acidez por su gran alcalinidad que equilibra la acidosis o acidez excesiva en la sangre. También neutraliza los malestares estomacales originados por acidez.
  • Su consumo es de gran ayuda en personas que sufren de procesos reumáticos, artritis y gota.

Cómo preparar té de plátano

té plátano

Su preparación resulta muy sencilla y rápida, en tan sólo unos minutos tendrás un concentrado de todas las grandes propiedades de la fruta, listo para nutrir tu cuerpo.

  1. Pon a hervir dos tazas de agua.
  2. Lava una pieza de plátano y corta los dos extremos, sin retirar la cáscara. La cáscara de plátano es imprescindible para obtener sus beneficios.
  3. Una vez que el agua esté hirviendo, añade con cuidado el plátano previamente lavado y sin los extremos. Recuerda dejar la cáscara, aunque para facilitar la introducción del fruto, puedes cortarlo en rodajas.
  4. Déjalo hervir durante otros 10 minutos y finalmente retira del fuego. Es hora de colar si es que agregaste rodajas, o de retirar el plátano completo en caso de no haberlo cortado en rodajas.
  5. Puedes agregar canela al proceso si buscas un sabor más exquisito todavía. O bien, al final puedes endulzar con miel.
  6. Sirve al gusto y disfruta de tu té de plátano.

Sigue leyendo: Descubre 9 usos medicinales de la cáscara de plátano