Ahora tu información fluye libremente por todo el Internet. Las compañías se encargan de obtener absolutamente todos tus datos para saber más de ti, incluso para predecir lo que aún no sabes. El Internet es como una especie de bola de cristal que sabe todo gracias a los datos que alberga, pero… ¿qué sucedería si desapareces de la memoria del Internet?

Giphy: @g1ft3d

Exactamente: existe una posibilidad en la que puedes borrar por completo tu identidad del Internet. No necesitas ser un hacker o adentrarte en la deep web para alcanzar el código cuántico que alberga tus datos personales.

Antes de todo, debemos agradecer a la cuenta @somenerdlian por explicar cómo desaparecer casi por completo del mundo digital. Sin embargo, nosotros te proporcionaremos una guía más sencilla y reducida para que no tengas que decodificar lo que “code-monkey” escribió en un hilo de Twitter.

 

Rastrea

Localiza tus antiguos inicios de sesión desde tu correo electrónico (asegúrate de ir al menos 6 años atrás para garantizar una mejor eliminación de datos). Esto aplica para todos los correos que tengas activos.

Dentro de esas cuentas de correo deberás identificar los e-mails a través de los cuales estás suscrito a algo sin realmente haber pensado en el peligro de tus datos personales.

Giphy: @xponentialdesign

 

Desactiva

Para ubicar todas las cuentas en las que puedes estar registrado, activa la función de búsqueda en el correo y teclea la palabra “registrarse” o “bienvenido”. Cada cuenta que encuentres, deberás recuperarla para después eliminarla. Hazlo con todas las que no utilices.

Antes de eliminar las cuentas, observa si guardas fotografías, mensajes, videos o cualquier cosa que pueda retener un pequeño dato. Borra todo el historial de ese perfil para evitar que la información quede almacenada en alguna parte. Toma en cuenta que algunas cuentas quedan archivadas después de eliminarlas; evita que un hacker aburrido recupere lo que dejaste por ahí.

 

Checa la información

Revisa si tu información no ha sido comprometida. Ahora que tienes todos los usuarios recuperados, haz una lista de ellos. Usa la técnica de buscador boolean para localizar apropiadamente en Google información relacionada contigo en cualquier otro sitio de la web. En el buscador de Google vas a teclear lo siguiente: “nombre de usuario” + “tu contraseña”.

Los resultados, posiblemente, serán páginas que hayan comprometido tus datos. Si no te apareció nada o son datos muy confusos, puedes ingresar a esta página: haveibeenpwned.com, para descubrir los sitios con mayor claridad.

Lo siguiente es eliminar por completo esos datos. Si es una cuenta que usas constantemente, puedes hacer algunos cambios en ella para que no coincidan con la información que ya está comprometida.

como-borrar-mis-datos-informacion-historial-internet
Giphy: @renderfruit

 

Cuentas comprometidas

Una vez que ya eliminaste las cuentas que no tenían información comprometida, nos quedamos con aquellas que sí. Los links que encontraste usando la técnica boolean search pueden eliminarse a través de Google Console.

En esta aplicación puedes pedir que eliminen todos los links relacionados a esa cuenta, sólo tendrás que proporcionar las ligas que encontraste. Tomará algunos meses, pero después de eso ten por seguro que ningún dato estará comprometido de ninguna forma que tú no quieras.

 

Protege tus datos

Ya eliminaste todo y mandaste a Google la petición para que borre lo que está fuera de tu alcance. Ahora debes evitar que el círculo se repita, protegiendo tus cuentas de los espías informáticos (al menos de los más básicos). No le des autorización a Google para usar cualquiera de tus datos. En esta liga están algunos de los servicios que puedes activar o desactivar.

Para protegerte de otros servicios que no sean precisamente Google, deberás dejar muy claros los ajustes de privacidad. Por ejemplo, si quieres usar Facebook deberás poner toda la seguridad posible en tu perfil para que otros usuarios no puedan utilizar tu información.

 

También en Ecoosfera: Estas son las razones por las que el inventor del Internet se arrepiente de su creación

Giphy: @stickfiguregirl

 

Elimina  

En el correo deberás eliminar todo lo antiguo, no dejes cuentas activas por error o porque te da flojera desactivarlas. Conserva los e-mails que te funcionan para algo, pero cambia las contraseñas y/o el usuario.

 

Seguridad para las cuentas

Considera cambiar las contraseñas con regularidad, ya que esto garantiza mayor seguridad en tus datos. Cambia la contraseña al menos cada 6 meses y no uses contraseñas similares en tus cuentas. Una vez que los hackers logren acceder a una, lo intentarán con todas las demás para ver si alguna coincide.

Te podrías sorprender de la capacidad de los hackers para mezclar un puñado de información con tal de tener acceso.

 

Protege tu conexión

Incluso proteger tu conexión de Internet se ha vuelto necesario. Asegúrate de usar una red VPN cuando utilices Internet. Usar una red VPN significa que no habrá historial que recordar. No hay logs, simplemente es una conexión libre de memoria.

 

Cuentas desechables

Utiliza cuentas que sean desechables, es decir, que no tengan ningún dato real sobre tu información personal. Será algo así como una cuenta que puedes poner en riesgo.

Con estas burner accounts podrás estar tranquilo de que Google o cualquier plataforma no está utilizando lo que realmente te importa sin tu consentimiento.

 

Depuración continua

Elimina constantemente el contenido de tus visitas a Internet. Borra tus fotos y anotaciones antiguas. Entre más crezca el acervo de información sobre ti en las redes, hay mayor probabilidad de que seas un blanco perfecto para los hackers.

 

Sigue leyendo: ¿Sabes cómo Google rastrea tu información?